Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 26 de abril de 2019

Enero 2019
22/01/2019

Casi 400 empresas reducirán el contenido de azúcar, sal y grasas

Redacción Qcom.es

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha firmado este martes 20 convenios con las asociaciones representantes de 398 empresas del sector de alimentos y bebidas (fabricación, distribución y restauración) para reducir el contenido de azúcar, grasas saturadas y sal en sus productos en una media del 10%.

Se trata del Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2020, enmarcado en la Estrategia de Nutricición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) de la Agencia Española de Alimentación y Nutrición (Aesan).

El Plan pretende fomentar la alimentación saludable para ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad. Para ello, se prevé que tenga impacto significativo en la cesta de la compra, y en consecuencia en toda la alimentación, sea dentro o fuera del hogar.

Las medidas afectan a alimentos y bebidas pertenecientes a 13 grupos: bebidas refrescantes; bollería y pastelería; cereales de desayuno; cremas; derivados cárnicos; galletas; helados; néctares de frutas; pan especial envasado; platos preparados; productos lácteos y salsas.

“Europa tiene uno de los niveles de seguridad alimentaria más altos del mundo, pero tenemos el nuevo reto de la obesidad. No podemos ni debemos escatimar esfuerzos para que los alimentos sean seguros y estén libres de contaminaciones biológicas, químicas o físicas, también tienen que ser saludables”, ha recordado la ministra. Por ello, ha insistido en la importancia de los convenios firmados: “Las dietas poco saludables causan más muertes y enfermedades en todo el mundo que el consumo de alcohol, tabaco y drogas”.

La masiva adhesión voluntaria por parte de las empresas ha supuesto un hito a nivel europeo como modelo de colaboración, por el número y la variedad de productos que van a mejorar su composición. De hecho, la OMS va a publicar próximamente un documento en el que citarán expresamente este Plan como modelo de buena práctica de colaboración entre las administraciones y las empresas.

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) explicó que el Plan alcanza a más de 3.500 productos que en el promedio de la cesta de la compra aportan el 44,5% de la energía total diaria. 

“Hay que destacar el esfuerzo de las empresas que asumen este Plan y ponen al consumidor en el centro de su actividad, apostando, desde la autorregulación, por una oferta variada, amplia, de calidad y adaptada a todas sus necesidades e intereses”, señaló Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de FIAB.

FIAB recordó que no todos los productos pueden ser reformulados por cuestiones tecnológicas, legales, de seguridad alimentaria, así como por los condicionantes en cuanto a sus propias características y propiedades organolépticas.

Por su parte, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución Comercial (Anged), que representa a empresas como Alcampo, Carrefour, Eroski o El Corte Inglés, explicó que sus asociados van a reforzar además el impulso de los hábitos saludables de alimentación a través de cuatro líneas de trabajo. Por un lado, mejorar la comercialización de productos frescos y con formulación mejorada. Por otro lado, fomentar e introducir los productos frescos y de temporada en los surtidos, "un ámbito en el que las empresas de Anged destacan especialmente como líderes en productos locales, de Km0, orgánicos y adaptados a nuevos hábitos de consumo saludable", según destaca la asociación en un comunicado.

En el ámbito de la relación con los clientes y con el fin de mejorar la información disponible en las tiendas, las empresas de Anged también impulsarán la formación para empleados sobre alimentación, hábitos saludables y reformulación de productos. Por último, con este acuerdo se quiere dar apoyo a la investigación y la tecnología relacionada con la nutrición, sobre todo, para mejorar la formulación de aquellos productos que las propias empresas de distribución ponen en el mercado con sus marcas.

También se ha adherido al plan el sector de las bebidas refrescantes, representado por Anfabra. En este caso, la industria ratifica su compromiso de no realizar ninguna acción de publicidad o comunicación de refrescos dirigida específicamente a menores de 12 años en medios audiovisuales, impresos e internet, así como tampoco realizará entrega gratuita de productos ni patrocinio en eventos dirigidos a este público.

Los centros escolares son otro gran foco de actuación. En las escuelas de educación primaria, la patronal mantiene su compromiso de no vender bebidas refrescantes. Asimismo, en los institutos de secundaria en los que se soliciten bebidas refrescantes, sólo estarán disponibles las versiones sin o bajas en calorías. Además, se refuerza el compromiso de blindar a los centros escolares de primaria y secundaria de cualquier comunicación de marketing.

<< volver

MÁS EN Enero 2019

31/01/2019