Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

La cosecha de Ribera del Duero 2010, excelente

Ni las heladas de mayo lograron torcer una cosecha que enólogos y bodegueros ya habían anticipado que iba a ser de las mejores, incluso histórica. La noche del pasado 31 de marzo los confirmó el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, José Trillo, durante una gala que se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid a la que acudieron cerca de 350 invitados. Los vinos de Ribera del Duero de la añada 2010 han sido calificados como «excelentes». Como es habitual en la Ribera del Duero, la vigésimo octava añada de la comarca vitivinícola «estuvo condicionada por los rigores invernales». Aunque la brotación de al vid se inició en las fechas habituales, las típicas heladas tempranas de primavera hicieron su aparición a mediados de mayo y provocaron el retraso en el ciclo vegetativo de la planta, Sin embargo, tal y como destacó Trillo, «el viñedo de la Ribera volvió a demostrar su capacidad para hacer frente a una climatología extrema» y puso «completar su desarrollo vegetativo de forma vertiginosa». Hubo que esperar al envero para que los viñedos recuperasen su ciclo normal para esas fechas.Posteriormente, tanto «las magnificas condiciones de iluminación y temperaturas, así como la importante reserva hídrica de los suelos, provocaron una maduración paulatina del fruto, responsable de la enorme riqueza en tanino dulce y elevado color que caracterizan la cosecha de 2010».

Una cosecha histórica

José Trillo destacó que «este es el milagro de la Ribera. Así un año como el 2010, donde las heladas tardías del mes de mayo, la lluvia y el viento de junio en plena floración, no hacían presagiar nada bueno, nos trajo también un verano y principios de otoño con una temperatura e iluminación óptimas que nos ha dejado una cosecha con visos de histórica. Una cosecha excelente».El presidente de la DO añadió que los vinos jóvenes de la cosecha 2010 ya muestran su potencia que se traduce en la intensidad frutal que siempre ofrece la Ribera del Duero.

En cuanto a los vinos destinados a envejecer, a juicio del comité de calificación, será «una de las añadas históricas de la Ribera del Duero». Si se cumple la previsión de los expertos, los vinos de la Ribera del Duero procedentes de la vendimia de 2010, destinados a la guarda, «son prefectos para trabajar su envejecimiento y que podremos disfrutar a buen seguro durante décadas». El comité de calificación describe estos vinos como «equilibrados gracias a su acidez; de altísima potencia, debido a su componente glicérica y sus altas dosis de tanino nobles, con aroma aún cerrados, en base a la profundidad de la fruta negra y a los tonos minerales».En la última década, las cosechas de 2001, 2004 y 2009 también fueron calificadas de excelentes en la Ribera del Duero.

De hecho, parecía difícil mejorar la de 2009, pero a tenor de los datos ofrecidos anoche en Madrid la añada 2010 pasará a la historia.Tras felicitar a la Denominación de Origen por esa añada «excelente» y subrayar que los vinos de la Ribera del Duero son «la mejor tarjeta de presentación de Castilla y León», la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, animó a los viticultores y bodegueros a mantener la misma línea de trabajo.

Clemente aseguró que su departamento ha subvencionado en los tres últimos años 180 programas de promoción del sector vitivinícola en mercados de terceros países con una inversión de 13 millones de euros (la Junta aporta el 50%). De hecho, destacó que de los 60 programas de promoción que se desarrollarán este año, 20 corresponden a bodegas de la Ribera del Duero y supondrán el 66% del total de la inversión, que calculó en 6,6 millones de euros. En este sentido, recordó que el proyecto más ambicioso es 'Drink Ribera, Drink Spain' con una inversión de 1,1 millones de euros. La consejera de Agricultura señaló que los programas de exportación son «una oportunidad de negocio para los vinos de Castilla y León y así afrontar la coyuntura económica».

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas