Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Helado, merienda ocasional para niños

Redacción Qcom.es

Los padres españoles encuestados consideran cada vez más que el helado puede formar parte de una alimentación equilibrada para sus hijos. Casi la mitad de los españoles (49%) ofrece helado como merienda ocasional a sus hijos, y este porcentaje aumenta significativamente en los padres más jóvenes.

Respecto al tipo de helado más adecuado para sus hijos, los españoles afirman preferir los helados cremosos por encima de los de hielo. Los helados cremosos tienen como base la leche, a la que se añaden otros ingredientes como frutas o cacao.

Este verano Frigo ha lanzado Duo como una de sus novedades en helados cremosos para niños; Duo es un helado sabor chocolate y vainilla recubierto con una capa de cacao y tiene 95 kilocalorías.

Por otro lado, los helados de hielo están formados principalmente por una base de agua. En el caso de los helados de la marca Frigo además añaden ingredientes como los zumos de frutas que permiten sustituir parcialmente los azúcares, que junto con los aromas y colores de origen natural proporcionan su característico color y sabor. La mayoría de los helados para niños de la marca Frigo® no contienen gluten, como la novedad Twister Frutos Rojos, que además está elaborado con zumo de frutas y tiene 68 Kilocalorías.  

Además, según los resultados del estudio los españoles también creen que un helado puede formar parte de una alimentación infantil equilibrada, en concreto, el 74% lo afirma siempre que esté desarrollado teniendo en cuenta determinados criterios nutricionales. Por ello Unilever, compañía en la que se engloba Frigo, quiere ayudar a los padres facilitando información y siguiendo unos criterios nutricionales para contribuir a un consumo adecuado de sus helados. Por ello, todos los helados de Frigo para niños están elaborados en base a tres premisas clave: un máximo de 110 kcal por porción, un máximo de 20g de azúcar por cada 100g de helado y un máximo de 3g de grasas saturadas por porción, permitiendo así que un helado pueda tener cabida de forma ocasional dentro de una alimentación equilibrada.  

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas