Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 18 de enero de 2019

Alimentos

La carne de vacuno es imprescindible en una dieta equilibrada

Lucía Mallol. Periodista

Para los amantes de la carne, la de vacuno es la reina de su categoría. Pero, al igual que ocurre con el resto de las carnes de las diferentes especies animales, su clasificación y valoración se hace en función de la raza, conformación de la canal, peso, edad, coloración de la carne, proporción, grasa y hueso. Sin embargo, en el ganado vacuno también distinguimos entre carnes blancas, aquellas que proceden de animales jóvenes como la ternera, y las rojas, que se obtienen a partir de animales adultos, como la vaca.

Más allá de esta diferenciación, en las carnicerías o en los lineales de los supermercados encontramos la carne de vacuno clasificada en ternera de leche, que procede del animal que no ha cumplido todavía el año y únicamente se ha alimentado de leche materna; añojo, que es carne de ternera o vacuno joven de entre 10 y 18 meses de edad; novillo, carne procedente de animales con una edad comprendida entre los 14-18 meses y los tres años hasta los cinco años, y vacuno mayor, que es carne de buey, vaca y toro, normalmente mayores de tres a cinco años.

Rica en proteínas

Gracias a su composición, la carne de vacuno puede presumir de ser altamente nutritiva, pero no todas ofrecen el mismo valor nutricional, ya que varía si se trata de piezas que pertenecen al músculo aislado o con otro tipo de tejido unido a él. Es un alimento completo y esencial en una dieta equilibrada y destaca por su elevado contenido proteico. Las proteínas que nos aporta la ternera son de muy alta digestibilidad y gran valor biológico, ya que contienen aminoácidos esenciales necesarios para funciones como el crecimiento y la reparación de los tejidos de nuestro organismo. Así, es conveniente saber que con solo cien gramos de carne de vacuno, cubrimos el 48 por ciento de la cantidad diaria recomendada de proteínas.

Todo virtudes

La ternera es una fuente importante de minerales, tales como el yodo, el fósforo, que estimula el desarrollo intelectual y es necesario en la formación de huesos y dientes y el magnesio, vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo e importante para evitar anemias.

Asimismo, es una carne rica en vitaminas, sobre todo del grupo B, como la tiamina y riboflavina, necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso; niacina, que ayuda al mantenimiento del crecimiento orgánico; B5, B6 y B12. Sin embargo, la cantidad de vitaminas depende de la edad del animal.

En nuestro país, la carne de vacuno amparada bajo el sello IGP cuenta con unas características especiales de calidad diferenciada ligadas a su origen. Además, garantiza que son alimentos seguros, elaborados de una forma sana y producidos en explotaciones respetuosas con el medio ambiente y el bienestar de los animales.

La ternera, básica en la alimentación de los más pequeños

El alto contenido en proteínas, hace de la ternera un alimento indispensable en la alimentación de los niños. En este sentido, la IGP Ternera de Navarra, ha puesto en marcha un año más una campaña escolar dirigida a fomentar hábitos de vida saludables entre los más pequeños. El objetivo es promover el consumo responsable de carne, al mismo tiempo que se les explica la importancia de mantener una vida saludable y qué cantidad de cada tipo de alimento deben consumir para presumir de una dieta sana y equilibrada. Asimismo, con motivo del quinto aniversario de esta campaña, se va a editar una recopilación de las cinco historias de ‘Juantxo y sus amigos' dirigidas al público infantil. Un libro que los carniceros entregarán a sus clientes por la compra de este tipo de carne.

<< volver

MÁS EN Alimentos

27/12/2011