Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 18 de enero de 2019

Portada
18/12/2018

El cava de la discordia

Vidal Maté. @trigo_limpioVM

  • Agricultura autorizará solo 0,1 has., a petición de Cataluña, pero fija en 377 las superficies para replantaciones.
  • Valencia y Extremadura reclamaban libertad frente a la posición de congelación del Consejo Regulador controlado por bodegas y productores catalanes.

Como cada año, diciembre se ha convertido ya en los últimos años desde 2017, en el mes del cava, pero desde la perspectiva de las plantaciones en una guerra donde chocan los intereses de los bodegueros y productores ubicados en Cataluña y los de las bodegas y los viticultores de las otras seis Comunidades Autónomas donde también hay producción. En esa pelea de intereses, el Ministerio de Agricultura deberá adoptar una decisión que con seguridad no convencerá a ninguna de las partes en conflicto de intereses.

Atocha ha decidido autorizar antes de fin de año el incremento de nuevas plantaciones para la producción de cava en toda España en solo 0,1 hectáreas. Con esta decisión, la Administración central atiende las peticiones del Consejo Regulador compuesto por bodegueros y productores catalanes donde en las últimas elecciones celebradas este año no lograron representatividad los productores extremeños y valencianos. Sin embargo, Agricultura autorizará las replantaciones de viñedos con un techo de otras 377,06 hectáreas con lo que se atienden parcialmente las demandas de los agricultores en zonas como Requena en Valencia y Almendralejo en Badajoz que planteaban libertad de nuevas plantaciones.

El año pasado se dieron autorizaciones para 272 hectáreas de las que una tercera parte fue para nuevas plantaciones, otra tercera parte para replantaciones y otra para conversión de derechos.

La superficie actual del cava asciende a casi 38.000 hectáreas, de las que unas 30.000 se hallan en Cataluña y el resto en seis comunidades Autónomas donde destacan unas 4.000 a Valencia y 1.400 a Badajoz, en base a las actuaciones de replantación. Estas superficies se hallan en 159 municipios de los que 18 están en Rioja, tres en Álava, dos en Navarra, dos en Aragón, Requena en Valencia y Almendralejo en Badajoz y el resto en Cataluña.

La producción de cava, con 230 bodegas, mantiene actualmente una discreta línea de crecimiento hasta la cifra record de 252.500 botellas en 2017.Mientras las exportaciones han ido en aumento hasta suponer el 64% con 162 millones de botellas, las ventas en el mercado interior, aunque se han recuperado ligeramente hasta 90.000 botellas, se hallan lejos de las 100.00 botellas de 2000 y las 95.000 de 2010, por la venta de vinos espumosos elaborados fuera de Cataluña en momentos de boicot al cava catalán que es mayoritario en el mercado.

Desde el Consejo regulador se justificó la petición de congelar las superficies para combatir un exceso de oferta en el segmento de los precios bajos donde la marca blanca ya supera el 30% y apostar a futuro por cavas premium o ecológicos a más precio. Este dominio del mercado por cavas baratos elaborado tanto por bodegas históricas como por nuevos jugadores como García Carrión con Jaume Serra y la marca de Mercadona, provocó una caída de la rentabilidad de esas bodegas históricas cuyos múltiples herederos que, ante la falta de dividendos, optaron  por hacer caja vendiendo Freixenet a la alemana Henkell y Codorniu al fondo Carlyle. En el fondo, desde el corazón del cava en Cataluña, en otros tiempos intocables, se teme un exceso de oferta en el mercado y, además, que fuertes cantidades de vinos para cava que se podrían producir en otras zonas done no hay capacidad para su elaboración, fueran a parar a los bodegueros ubicados en Cataluña.

El 0,5% de nuevas autorizaciones para todo el viñedo

En el conjunto del sector del vino, Agricultura limitará las autorizaciones para nuevas plantaciones a 4. 747 hectáreas, el 0,5% de la superficie existente al mes julio de este año. No obstante a petición de los Consejos Reguladores en sus Comunidades Autónomas, en Ribera de Duero las autorizaciones para nuevas plantaciones son de 950 hectáreas, 0,99 hectáreas en Chacolí en Álava, dos en Vizcaya, cuatro en Guetaria y solo una en Rueda, tras el fuerte crecimiento registrado en los últimos años.

La normativa comunitaria prohibe desde 2017 un incremento de las superficies, vía autorizaciones de nuevas plantaciones, por encima del 1%, pero tampoco permite la congelación absoluta.  

<< volver

MÁS EN Columna Central

19/12/2018