Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Vinos y productos con DOP pisan fuerte

En el mercado se puede encontrar una gran variedad de alimentos y aunque los criterios de seguridad e higiene alimentaria marcan la totalidad de la oferta, existen matices de calidad de productores más concienciados que tienden a brindar a los consumidores más exigentes productos especiales con características específicas, como un origen geográfico concreto o un sistema de producción específico.

Hablamos de productos agroalimentarios reconocidos con sellos de calidad diferenciada, que se pueden reconocer porque los logotipos que los identifican están armonizados a nivel europeo. Se trata de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) y las Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG).

Los logotipos propios de las DOP y las IGP tienen en común el que se utilizan en productos agropecuarios y alimenticios cuyas propiedades están vinculadas estrechamente con un territorio o un lugar concretos. Sin embargo, al alimento acogido a una DOP se le exige que todas las fases de su proceso de producción se realicen en la zona en cuestión, mientras que el sello de IGP, además de verificar que su reputación, está asociada a los conocimientos y habilidades de los agricultores y ganaderos de una zona geográfica determinada, certifica que al menos una etapa del proceso de su producción tiene lugar en el entorno rural asociado.

En cambio, la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) no hace referencia al origen, sino a la composición tradicional del producto o un modo de producción y/o elaboración tradicional.

Vinos, quesos, mantequillas, carnes frescas, embutidos, jamones, otros productos cárnicos, mieles, aceites de oliva virgen, arroces, condimentos y especias, frutas, hortalizas, legumbres, pescados y moluscos, productos de panadería, pastelería y repostería y vinagres... son las categorías de productos con DOP existentes en España.

Según los datos estadísticos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) previamente suministrados por las Comunidades Autónomas y los respectivos Órganos de Gestión de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), de la campaña 2011/2012 se desprenden las siguientes afirmaciones en cuanto a la comercialización de dichos productos:

Como conclusión, cabe destacar que se han comercializado 13.489.384 de toneladas/piezas/hectolitros de vinos y productos agroalimentrarios con DOP en el periodo indicado.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas