Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

4 DE junio DE 2019

La innovación sigue dormida

Redacción Qcom.es

La innovación en Gran Consumo se ha mantenido en niveles mínimos históricos en 2018, según el informe “Radar de la Innovación”, elaborado por la consultora Kantar para Promarca, sobre las innovaciones sobre el sector del Gran Consumo en España durante el último año.

Según el informe, el sector del Gran Consumo (Alimentación y Bebidas y Cuidado Personal y Droguería), ha experimentado una reducción del 30% en el lanzamiento de nuevos productos desde el 2010, a pesar de la recuperación económica de los últimos cuatro años. Los niveles pre-crisis en innovación no se han recuperado, lo cual refleja un claro fallo de mercado. A pesar de las dificultades las Marcas de Fabricante (MDF) siguen siendo el motor de la innovación, ya que, del total de las 109 innovaciones introducidas en el mercado en 2018, las Marcas de Fabricante son responsables de 9 de cada 10, llegando a aportar el 94% de los productos innovadores.

A pesar del esfuerzo de las Marcas de Fabricante por la innovación, su presencia en algunas cadenas de distribución relevantes sigue siendo muy baja. Mercadona, solo referencia un 23% de los productos innovadores de las MDF, Aldi, un 11% y la cadena que menos innovaciones referencia, Lidl, un 8%. Por el contrario, existen cadenas con unos niveles altos de introducción de nuevos productos en sus lineales como Carrefour (84%), Alcampo (69%), El Corte Inglés (61%) y Eroski (52%). No obstante, la distribución de los productos innovadores referenciados sigue siendo muy baja, con un promedio del 28%.

Estar presente en las principales cadenas de distribución es un factor decisivo a la hora de que la innovación tenga éxito en el mercado. Según los datos del informe, las referencias que llegan al lineal del top 3 de las cadenas tienen una tasa de éxito del 86%. Por el contrario, y si las prácticas de negocio no permiten que productos innovadores accedan a los centros de distribución, la tasa baja a un 31%.

Innovación es sinónimo de éxito, como se desprende de los últimos datos del estudio, en los que la tasa de éxito de los productos innovadores ha crecido un 45%, alcanzando un 79%. El éxito de la innovación depende en gran parte del grado de novedad y de que satisfaga necesidades relevantes no atendidas hasta el momento. Además, se dirige frecuentemente a nuevos usuarios, nuevos momentos o nuevos usos.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas