Aguaca
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

'El 80 % de las exportaciones alimentarias españolas a China son de carne, cerdo, vino y aceite de oliva'

Qcom.es.- Ha pasado ya casi dos años desde su nombramiento como Consejero de Agricultura de la Embajada de España en China, ¿qué tal lleva la adaptación en este país?, ¿cómo está viviendo la puesta en marcha de la Consejería?

JS.- Javier Sierra.- China es un país con muchas diferencias con España y Europa así que el choque cultural es inevitable. Como casi todos los extranjeros que llegamos a este país pasamos por diferentes fases que suelen ser de gran excitación al principio, seguidas de un sinfín de desencuentros culturales y a partir de allí, cada persona evoluciona hacia la adaptación o hacia el desencuentro. Afortunadamente yo creo que me he adaptado bien.

Por otra parte abrir una nueva oficina en un país como China con un idioma impenetrable es complicado, pero para eso he tenido todo el apoyo de nuestro Ministerio y la paciencia de nuestra Embajada que me ha ayudado en todo momento.

Qcom.es.- China es el país con mayor potencial futuro para la exportación de productos agroalimentarios españoles, según datos de encuestas realizadas por FIAB en 2006 y 2008 a las principales empresas exportadoras de nuestro país. ¿Está de acuerdo con esta opinión y qué labor puede desarrollar desde su Consejería para apoyar a nuestras empresas?

JS.- Evidentemente si los directivos de las empresas exportadoras dicen eso será verdad pues son ellos los que captan perfectamente las señales del mercado. China está experimentando un crecimiento de dos dígitos anual lo que supone importantes transformaciones sociales y de la demanda alimentaria y eso representa una importante oportunidad para los productos españoles.

La visión que trato de implementar en la oficina es triple:

En primer lugar, intento posicionar nuestra imagen-país transmitiendo a las autoridades chinas que España es una potencia agroalimentaria con fuerte vocación exportadora que cuenta con unos productos de la máxima calidad y con una tecnología puntera.

En segundo lugar y ya en el plano operativo, me centro principalmente en intentar abrir los mercados chinos a los productos españoles, ejerciendo de catalizador para facilitar la firma de protocolos sanitarios y certificados sanitarios para permitir que las empresas exporten. Además nos encargamos de resolver no pocos litigios aduaneros entre las empresas exportadoras y las autoridades chinas que bloquean en ocasiones el libre despacho de los contenedores.

Y finalmente, trato de establecer relaciones a largo plazo entre las autoridades españolas y chinas con el fin de conseguir un mejor conocimiento y diálogo entre las partes y acelerar así las negociaciones.

Por otra parte el MARM, junto al ICEX y las CCAA y la FIAB,  es un organismo cofinanciador del "Plan Agroalimentario China" para promocionar los productos agroalimentarios españoles en China, además de financiar mediante convenios a la FIAB para la promoción exterior de la empresa agroalimentaria española.

Qcom.es.- Con relación a  la Lista Marco de establecimientos registrados para la exportación de carnes y productos cárnicos y otras obligaciones a nive arancelario, ¿Cuáles son los mayores impedimentos con los que cree que se pueden encontrar los productos cárnicos españoles a la hora de acceder al mercado chino?  

JS.- El primero de todos es que necesitamos disponer de un protocolo sanitario firmado entre ambos países para poder exportar, donde se pacten requisitos sanitarios y modelos de certificados sanitarios entre ambos países. Por otra parte, China exige que las exportaciones se realicen a través de establecimientos aprobados por ellos, lo que supone una inspección previa por parte de sus inspectores y un procedimiento de aprobación que se extiende en el tiempo. Es decir, nos encontramos con barreras técnicas y sanitarias que deben ser allanadas previamente por las autoridades sanitarias españolas antes de que puedan las empresas comenzar a exportar.  Por eso en 2008 se exportaban 200.000 euros en el porcino a China y en 2010 se alcanzaron más de 41 millones de Euros.  

Por otra parte, una vez en el mercado, las estrategias de cada empresa son muy diferentes, y la demanda china es muy diferente a la europea obviamente. Redes de frío, cultura negociadora, la barrera del idioma, y la logística de la distribución son también factores muy relevantes. Por otra parte, China presenta numerosos mercados, con un este muy poblado y muy diferentes a la zona oeste del país pero a su vez con grandes ciudades como Chendu.  

Qcom.es.- En sólo dos años de autorización, las carnes de porcino y elaborados curados españoles han colocado  al sector cárnico como el primer sector agroalimentario español por exportaciones a China. ¿Qué productos pueden tener más recorrido, los de alta gama como el ibérico o los jamones serranos, o los de mayor volumen, como carnes y despojos?

J.S.- Tenemos que felicitarnos todos por este trabajo dado que las exportaciones de porcino ascienden a más de 41 millones de euros, sin contar las tripas e intestinos salados. Como he comentado anteriormente las demandas del mercado y del consumidor chino son muy diferentes. Por poner un ejemplo, el precio de la pechuga de pollo es menor que el de las patas. En un primer momento nuestras empresas han exportado más productos de menos valor añadido como los despojos, unos 20 millones de euros en 2010,  pero actualmente constatamos como la exportaciones se están diversificando llegándose a exportar medias canales, tocino, etc. Y de  jamón exportamos poco más de medio millón de euros actualmente pero en crecimiento obviamente. Las cifras hablan.

Qcom.es.- El mercado chino presenta bastantes diferencias con respecto al español, ¿cuáles cree que son los productos de alimentación españoles más interesantes para este país?

J.S.- El 80 % de las exportación alimentaria española a China en 2010  está representado por la carne y los despojos de cerdo, el vino, el aceite de oliva y los productos de la pesca.   En estas cuatro partidas todavía tenemos recorrido hacia productos con más valor, disminuyendo graneles y vinos muy ajustados en precio, y virando hacia productos de más valor. También quiero destacar la presencia de lácteos pasterizados, chocolates, conservas de pescado y vegetales, y  zumos,  que deben tener cada vez más presencia en los lineales de los supermercados. Actualmente a raíz de las crisis ocurridas en el sector lácteo chino, los productos lácteos y sobre todo las leches infantiles, representan una buena oportunidad para el sector lácteo europeo que tiene una excelente imagen de calidad.

Qcom.es.- ¿Considera que España es un importante "futuro" proveedor de alimentos para China o por el contario, es muy difícil que nuestros productos sean consumidos por los millones de habitantes de este país?

J.S.- Las importaciones agroalimentarias totales de China suman más de 52  billones de $ USA y al ser deficitaria en materias primas sus principales proveedores son Brasil, Indonesia y Argentina. Los países europeos somos exportadores de productos con más valor añadido que tiene actualmente un claro mercado en las rentas más altas de China que cada vez son mayores, pero que nunca serán todos los millones y millones de Chinos porque en este país el salario medio puede ser de unos 200-300 euros al mes y una botellita de aceite puede llegar a costar 9 euros.  Y es allí donde encajan nuestros productos como el vino y el aceite de oliva, principalmente, y otros con mucho menor protagonismo como el chocolate o las conservas de pescado o lácteos. Actualmente, nuestra cuota de mercado en las importaciones agroalimentarias chinas es del 0,39%.

Qcom.es.- El valor de exportaciones de productos agroalimentarios a China (incluyendo Hong Kong) en 2004 fue sólo de 120,6 millones de euros, mientras que en 2009 las ventas fueron de 198,2 millones, con un incremento del 64% respecto al año anterior. ¿Tiene datos de cómo va el primer semestre de este año y cómo está influyendo la crisis en nuestras exportaciones?

J.S.- La crisis en España está suponiendo un acicate para muchas empresas que observan el mercado exterior como una necesidad estratégica  para mejorar su cuenta de resultados ante la atonía del mercado interno y la madurez de los mercados europeos, por eso constatamos que cada vez más el empresario español mira los mercados asiáticos con mayor atención.

En 2010 las exportaciones agroalimentarias españolas a China crecieron un 72% con respecto al año anterior, alcanzando un valor de 178 millones de euros (a lo que tendríamos que sumar las reexportaciones desde China a Hong Kong),  experimentando un crecimiento mucho mayor que lo que han crecido las importaciones chinas agroalimentarias totales que fueron del 39%.

Este primer trimestre del año, continuamos con unos crecimientos magníficos del 235% con respecto al trimestre del año anterior, en vinos y aceite de oliva hemos multiplicado casi por 4, y por citar más ejemplos, en porcino estamos exportando unos 500 contenedores al mes frente a los 140-160 del año anterior.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas