Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Estados Unidos y Europa, dos formas de entender la relación entre alimentos y salud

Estados Unidos y Europa, dos grandes continentes que ven de forma diferente la legislación aplicable a los productos de alimentación y para el caso del aceite de oliva es todavía más contradictorio. Estados Unidos puede hacer alegaciones sobre el producto, una manera más clara y fácil para el consumidor en el etiquetado, sin embargo, Europa sólo puede hacer alegaciones refiriéndose a los componentes. Son dos grandes bloques comerciales que abordan el tema de manera muy distinta que ahora quieren firmar un gran acuerdo comercial en el que este tipo de cuestiones deberían solucionarse.

Estados Unidos

Estados Unidos ha tenido una manera muy diferente de enfocar sus alegaciones, en el etiquetado de sus productos, ya que ellos sí que pueden incluir en sus etiquetas que el aceite de oliva es un producto beneficioso para la salud.

Hay que destacar que en un país como Estados Unidos las autoridades sanitarias permitan indicar, desde hace una década, que los aceites de oliva son un "producto cardiosaludable", mientras que el principal continente productor de aceites de oliva no pueda señalar estas evidencias en la promoción y etiquetado del producto.

Europa

Historicamente, la EFSA y la FDA no han estado muy de acuerdo sobre la autorización de determinados productos para comercializar en sus territorios, y el etiquetado ha sido el que ha soportado este tipo de problemas que surgen a las empresas a la hora de vender sus productos.

En el caso de Europa el pasado mes de diciembre entró en vigor el Reglamento Europeo 432/2012 de 16 de mayo por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños. Un verdadero hito que trata de dar respuesta a una pregunta que con frecuencia se plantean los consumidores. Pero, ¿porqué la Unión Europea no permite alegaciones como la que si autoriza la FDA americana? 

La Comisión Europea ha optado por no recoger en el Reglamento alimentos concretos (excepto en muy contados casos) para centrarse tan sólo en los compuestos activos presentes en ellos. Así encontramos vitaminas, minerales, ácidos grasos, etc.

Sin embargo, si que hay que decir que la EFSA ha reconocido hasta tres alegaciones que se podrán utilizar en la comunicación comercial del producto, en atención a las virtudes saludables de tres elementos presentes en su composición:

1. La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta contribuye a mantener niveles de normales de colesterol sanguíneo. El ácido oleico es una grasa insaturada.

2. Los polifenoles del aceite de oliva contribuyen a la protección de los lípidos de la sangre frente al daño oxidativo.

3. La vitamina E contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Estados Unidos y Europa, dos grandes bloques con puntos de vista diferentes que están condenados a entenderse aunque los intereses comeciales muchas veces retrasen las decisiones normativas.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas