Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

25 DE febrero DE 2016

Asturias

María Jesús Álvarez González. Consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias

Pregunta.- ¿En qué situación se encuentra en estos momentos el Programa de Desarrollo Regional de su Comunidad Autónoma?

Respuesta.- El programa fue aprobado el pasado día 3 de agosto. A finales del año pasado se constituimos el comité de seguimiento, y aprobamos los criterios de selección de operaciones. En estos momentos, el conjunto de las medidas están ya distribuidas y presupuestadas en las diferentes unidades de gestión implicadas. A primeros de abril está previsto desarrollar un nuevo comité de seguimiento en donde se apruebe el Manual de Gestión de Operaciones. Las convocatorias  asociadas están en curso, las que son de continuidad ya tuvieron un prólogo de puesta en marcha en el año 2015, y las que suponen desarrollo de nuevas medidas están elaborándose.

Por lo que se  refiere al LEADER, hemos seleccionado los once grupos implicados y elaborado las once estrategias de desarrollo local participativo. Actualmente estamos  en la fase de concertación con el resto de las consejerías del Gobierno del Principado de Asturias. Un borrador de convenio de colaboración ya está redactado y consensuado con los grupos, al igual que la metodología de gestión y el escenario financiero.

En resumen, hemos iniciado la ejecución del programa de acuerdo con la programación establecida.

P.- ¿Cuáles serán los fondos disponibles en su PDR para el período 2014-2020?

R.- El programa contempla un gasto total de 561 millones, de los que 62 millones con el carácter de Top Up se financian íntegramente de forma adicional por el Gobierno del Principado. De los restantes 499 millones, 325 serán financiados por el FEADER y 174 con fondos nacionales; de ellos un 30%  (unos 52 millones) será aportado por el MAGRAMA y el resto (122 millones) será  financiación propia del Principado. Esto  supone que, globalmente, el Gobierno asturiano aportará al plan 184 millones, El FEADER, 325, y  la AGE, 32 millones.

P.- ¿Han aumentado o se han reducido con respecto al período anterior?

R.- Aunque aparentemente se produce una reducción del gasto público, conviene tener en cuenta que el nuevo PDR mantiene en sus previsiones una inversión que se aproxima a la ejecutada en el periodo anterior. En cualquier caso, gran parte de esta reducción se debe al menor compromiso con el desarrollo rural adoptado por el Gobierno de Mariano Rajoy, que ha bajado su participación muy notablemente. La aportación AGE va a ser de 81 millones menos. Porcentualmente la cifra incorporada en el nuevo PDR por la AGE supone una disminución del 253,1%.

Por último, me gustaría destacar que la dotación económica de las principales medidas inversoras se mantiene e incluso aumenta. Esto tiene que ver con la no inclusión de unA medida prevista en el periodo anterior y que los nuevos reglamentos no contemplan (el Cese anticipado de la actividad agraria) a la que se destinaron más de 120 millones.

P.- ¿Qué tipo de proyectos o sectores se van a priorizar a la hora de realizar el reparto de los fondos?

R.- En primer lugar, las medidas procedentes de la programación anterior que han mostrado su eficacia y justifican su continuidad. En este sentido, quiero destacar las medidas de modernización de explotaciones, de incorporación de jóvenes y, en general, las relacionadas con el apoyo al sector ganadero. Pero hay, con todo ello, tres ámbitos singulares en los que es preciso  incidir: el impulso de la industria agroalimentaria y forestal, a la que se destinan cerca de 60 millones de euros; el apoyo, sin vacilación, al LEADER y a la labor de los grupos de desarrollo rural como dinamizadores específicos del territorio, con un esfuerzo financiero similar al ejecutado en el periodo anterior que supondrá 70 millones de euros y más de un 17% del gasto total; y la plena incorporación de medidas forestales, con una inversión global muy próxima a los 90 millones de euros.

P.- ¿Qué lugar ocupan los proyectos de innovación dentro de los PDR?

R.- El PDR del Principado de Asturias apuesta claramente por la innovación. De hecho, es una de las medidas singulares que expresamente ha sido programada con una dotación de más de 16 millones, destinada tanto a la configuración de grupos operativos de innovación como al desarrollo de proyectos piloto de entidades asociativas. Es, sin duda, el principal argumento de novedad en la programación y pretendemos conformarlo como un referente en la aplicación del programa.

P.- ¿Van a contar con financiación específica? ¿En qué cuantía?

R.- Efectivamente, independientemente de las dificultades presupuestarias, el Gobierno del Asturias ha realizado un esfuerzo para mantener una financiación específica. En este caso, se trata de 60 millones, un 12% de gasto adicional.  

P.- ¿Qué valoración hacen de la ejecución del período anterior?

R.- Ha sido un periodo muy intenso pero con resultados finales bastante satisfactorios. A pesar de las dificultades financieras, la ejecución ha superado el 99,7%, y no se ha incurrido en ningún momento en riesgo de descompromiso. Por otra parte, hemos podido atender todas las demandas sectoriales de forma razonable, y hemos encontrado respaldo y eco positivo en los distintos colectivos implicados. En estos momentos estamos realizando el informe final que será trasladado oportunamente al comité de seguimiento para su validación dentro del primer semestre del año. El sentido común justifica un cierto margen de prudencia en tanto que el comité no se manifieste, aunque la impresión no puede menos que ser positiva. Los programas de desarrollo rural son un elemento imprescindible para la consolidación de los territorios rurales. Además, son unos aliados singulares para la armonización de las políticas agrarias con el resto de políticas territoriales en un contexto de cohesión territorial.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas