foro
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Madrid refuerza su lucha contra el fraude alimentario

Gema Boiza. Periodista.@GemaBoiza

La dirección general de ordenación e inspección de la Comunidad de Madrid ha lanzado una nueva guía para dar más información acerca de las propiedades nutricionales y saludables de los alimentos.

Con el fin de facilitar la comprensión por parte de los consumidores y de reforzar la lucha contra el fraude alimentario, la Comunidad de Madrid, a través de la dirección general de ordenación e inspección, del Área de Calidad Alimentaria, ha dado otro paso al frente al lanzar una guía que aborda en profundidad cuáles son las declaraciones nutricionales y cuáles las propiedades saludables de los alimentos que se pueden encontrar en la Comunidad Autónoma.

Una guía que ahora se une a la que ya estaba disponible en la Comunidad de Madrid sobre los principales pescados, moluscos y crustáceos que en ella se comercializan, y cuya finalidad también es plantar cara al fraude en el sector alimentario.

En concreto, la nueva guía recuerda que muchos alimentos se promocionan destacando propiedades beneficiosas para la salud a través de sus etiquetas o de anuncios en los medios de comunicación. Mensajes que, según reza el texto, se conocen como “Declaraciones” o “Alegaciones” y pueden ser de dos tipos: Declaraciones nutricionales y declaraciones de propiedades saludables.

Dos declaraciones que están reguladas por el reglamento europeo 1924/2006, que no obliga a dar esos mensajes, pero sí establece cómo darlos, en el caso de que se opte por hacerlo. Así, las compañías que elijan esta opción pueden hacer uso de una frase, un dibujo, un símbolo o cualquier representación gráfica, tanto en soporte escrito como audiovisual, siempre que se utilice con el fin de comunicar un efecto beneficioso para la salud o el bienestar de las personas.

Además, las sustancias a las que hagan referencia dichas declaraciones podrán estar relacionadas con la energía y los nutrientes, pudiendo por ejemplo lanzar mensajes como bajo valor energético, sin calorías, ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en caloría,  fuente de fibra, las proteínas contribuyen a conservar la masa muscular, bajo en sal, la vitamina B6 ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, la vitamina C mejora la absorción del hierro, etc.

Junto a éstas, también se puede destacar otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico lanzando mensajes tipo la melatonina contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño, o los cultivos vivos del yogur o de la leche fermentada mejoran la digestión de la lactosa en las personas con problemas para digerir la lactosa.

En esta línea, la Comunidad de Madrid recuerda que las declaraciones nutricionales son mensajes que informan al consumidor sobre las propiedades nutricionales de un alimento, y éstas están relacionadas con las calorías que aporta ese producto o con el contenido o ausencia de determinados nutrientes o sustancias, y siempre tienen un beneficio nutricional.

Entre la lista de declaraciones nutricionales figuran las relativas al valor energético de un alimento, que viene dado por la energía que éste aporta cuando se quema o metaboliza en el organismo. Además, dependiendo del tipo de la cantidad de macronutrientes que contenga en las etiquetas se expresa en kilocarías (Kcal) o calorías

En el etiquetado de los alimentos, según el reglamento europeo, se pueden encontrar diferentes tipos de declaraciones de propiedades saludables, referidas por ejemplo a beneficios generales y no específicos de un nutriente o un alimento para la salud general o el bienestar relativo a la salud, como por ejemplo ‘saludable’ o ‘bueno para ti’.

La elaboración de esta guía por parte de la Comunidad de Madrid forma parte de su política de prevención del fraude alimentario. Actualmente, los productos alimenticios se encuentran regulados por diversas normas de calidad y otras reglamentaciones que regulan sus características en cuanto a composición y calidad del producto (cantidad de grasa, proteínas, humedad, aditivos permitidos, etc), obligaciones específicas de su etiquetado en cuanto a trazabilidad (lotes y fechas de consumo preferente, identificación y domicilio de la empresa responsable de la comercialización del producto), sellos o marcas de calidad, así como determinadas exigencias en cuanto a la publicidad de los mismos (declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, etc).

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas