Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Frutas y hortalizas, primer sector agrario en España

José María Pozancos, director de FEPEX

La producción española de frutas y hortalizas asciende a 18 millones de toneladas, de las que aproximadamente 2/3 se dedican a la exportación y 1/3 al consumo interno.  

La superficie dedicada a la producción de frutas y hortalizas se eleva a algo más de 800.000 hectáreas, de las que 151.000 hectáreas corresponden a cultivos de hortalizas, 56.000 a patata, 312.000 hectáreas a cítricos y 280.000 a frutales no cítricos, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, procesados por FEPEX.

El valor de la producción comercializada en 2012 ascendió a 13.825 millones  de euros , lo que representa el 55% de la Producción Vegetal Final Española, en la que se incluyen todos los sectores agrícolas como cereales, vino, olivar…  Respecto a la Producción Final Agraria, que incluye la producción vegetal más la ganadera, las frutas y hortalizas suponen el 32% del total, con lo que constituye el primer sector de la agricultura española.

La importancia de las frutas y hortalizas trasciende al sector agrario y ocupa un papel relevante en el comercio exterior. La exportación hortofrutícola representa el 32% de la exportación agroalimentaria española de 2012.

La importancia social de los cultivos hortofrutícolas

El sector productor y exportador de frutas y hortalizas se encuentra presente de forma significativa en la mayoría de las Comunidades Autónomas, destacando Andalucía,  Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña, Canarias, Castilla- La Mancha y Extremadura, si bien ocupa una parte relativamente pequeña de la superficie agraria, contribuyendo a la conservación del entorno medioambiental ya que evita la roturación de grandes superficies.

Se caracteriza por la multiplicidad y diversidad de los productos que abarca, lo que le hace estar presente en la mayor parte del territorio, tanto por mantener su actividad a lo largo de todo el año, como por el alto valor añadido que generan sus producciones y por su carácter intensivo en mano de obra.

El sector hortofrutícola proporciona entre el 40% y el 50%  del empleo agrario. Genera unos 450.000 puestos de trabajo directos. Además hay que incluir  los trabajos relacionados con otras actividades industriales y de servicios en el medio rural, como equipos de riego, manipulación y comercialización.

Además, fomenta el desarrollo de servicios profesionales para incorporar las nuevas tecnologías, desde técnicos agrónomos hasta informáticos, actividades relacionadas con la formación, comercialización, promoción, transportes locales e internacionales, etcétera. Todas estas actividades evolucionan gracias a una sólida base productiva agraria y a su vez contribuyen a consolidarla, permitiendo incorporar un mayor valor añadido y mejorar su competitividad.

El sector de frutas y hortalizas se caracteriza también por las múltiples estructuras de producción y exportación que lo componen. Por un lado, están representadas las explotaciones intensivas de hortalizas y de algunas frutas, orientadas básicamente al mercado exterior y a la gran distribución nacional. Y por otro lado, destacan las producciones frutícolas destinadas al mercado interior, exterior, y a la industria.

En FEPEX, organizador de Fruit Attraction junto con IEMA, están representadas las distintas estructuras de producción y exportación hortofrutícola que conviven en nuestro país. La estructura de las empresas y asociaciones es heterogénea en función de las zonas de producción y de los productos. La mayoría de ellas están organizadas como sociedades mercantiles, sociedades cooperativas y sociedades agrarias de transformación (SAT), de dimensiones muy variables.

Las fortalezas del sector hortofrutícola español

1. Diversidad de la oferta. La exportación está integrada por una diversidad de productos muy superior a la de otros países competidores.

2. Diversidad de zonas productoras

3. Diversidad de estructuras productivas (aire libre, invernadero).

4. Amplitud de calendarios de comercialización, lo que permite una presencia casi permanente en el mercado. La comercialización se extiende a lo largo de todo el año, con un suministro constante lo que permite mantener una relación permanente con los clientes.

5. Orientación al mercado. La generalidad de la renta de los productores de frutas y hortalizas procede de un mercado que se caracteriza por una fuerte competencia intra y extracomunitaria, e incluso de productos sustitutivos industriales que compiten directamente con las frutas y hortalizas frescas, lo que favorece el proceso de desarrollo de nuevas producciones, nuevas técnicas de producción y búsqueda de nuevos mercados.

6. Integración de la producción y comercialización en las zonas productoras.

7. Capacidad demostrada del sector para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado en cuanto a calidad, seguridad y formas de presentación de los productos.

El consumo de frutas y hortalizas en España en 2012 aumentó un 1,7%

El consumo de frutas y hortalizas en los hogares en 2012 aumentó un 1,7% con relación a 2011 y totalizó 8.717 millones de kilos, y son los alimentos que representan el mayor volumen en la cesta de la compra, representando el 28,6% de todo el volumen comprado en alimentación, según los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

El incremento del consumo de frutas y hortalizas en 2012 se ha debido principalmente a las frutas que crecieron un 2,7% con relación a 2011 y totalizaron 4.781 millones de kilos y a la patata, cuyo consumo aumentó un 3,1% totalizando 1.066 millones de kilos. El consumo de hortalizas se redujo ligeramente con relación a 2011, un 0,5%, totalizando 2.871 millones de kilos.

Dentro de las frutas destaca el aumento del consumo de frutas de verano como sandía, con un 15% más que en 2011 y totalizando 401 millones de kilos, y melón, con un 5,4% (422 millones de kilos). Destaca también el aumento del consumo de fresa en un 13%, totalizando 130 millones de kilos.

En hortalizas, la principal hortaliza consumida en 2012 fue el tomate con 684 millones de kilos (-2,3%), seguida de la cebolla con 345 millones de kilos (+1.1%).

En cuanto la patata, su consumo en los hogares en 2012 aumentó un 3,1% con relación a 2011, totalizando 1.066 millones de kilos.

En cuanto al gasto en los hogares en frutas y hortalizas en 2012, con relación a 2011, registró un ligero incremento del 0,5%, totalizando 11.433 millones de euros. Dentro de este total, el gasto en frutas ascendió a 6.214 millones de euros+0,6%), el de hortalizas se situó en 4.550 millones de euros (+1,2%) y en patatas cayó un 4%, totalizando 668 millones de euros.

En conjunto, el gasto en alimentación en los hogares españoles en 2012 ascendió a 100,678 millones de euros, un 0,2% menos que en 2011. De esta cantidad el gasto en hogares aumentó un 0,2%, totalizando 67.634 millones de euros y el consumo fuera del hogar cayó un 4,1%, totalizando 33.044 millones de euros.

Por grupos de alimentos, las frutas y hortalizas son, dentro de toda la alimentación en el hogar, las que mayor volumen ocupan en la cesta de la compra, mientras que la carne es la que concentra mayor presupuesto dentro del hogar, según se desprende de los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, presentados el pasado mes de marzo.  Las frutas y hortalizas representaron en 2012 el 28,6% del total comprado en los hogares. El total en alimentación comprado en los hogares en 2012 fue de 30.481.454 (Miles de Kgs./Lts.) y de esta cantidad, las frutas frescas representaron el 15,7% y las hortalizas y patatas frescas el 12,9%.

En 2013 y hasta julio, que son los últimos datos actualizados por el Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, el consumo de frutas y hortalizas ha descendido un 1%, situándose en 5.076 millones de kilos con relación a los mismos meses de 2012.

El consumo de hortalizas y de patata ha crecido un 2% y un 1% respectivamente totalizando 1.725 millones de kilos y 639 millones de kilos respectivamente, mientras que el de frutas ha descendido. El consumo de frutas en los siete primeros meses del año se ha reducido un 3% con relación al mismo periodo de 2012, situándose en 2.751 millones de kilos.

Hasta julio de 2013 considerando el año móvil, el consumo de frutas y hortalizas per cápita en los hogares es de 187 kilos por persona y año, de los que 101 kilos corresponden a frutas, 63 kilos corresponden a hortalizas y 23 kilos a patata.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas