foro
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

21 DE junio DE 2016

Los españoles, ambiciosos sobre el césped y en la cocina

Redacción Qcom.es

Los países europeos no solo compiten sobre el césped de un estadio de fútbol, como estamos viendo estos días con la celebración de la Eurocopa, sino que también hacen en los fogones, tal y como pone de manifiesto el I Estudio Knorr sobre hábitos de los europeos en la cocina, que revela los gustos y aficiones de más de 12.000 consumidores del viejo continente.

España, Francia, Italia, Inglaterra, Alemania, Polonia; seis rivales en el campo con diferentes atributos en la cocina, un terreno en el que cada selección tiene sus tácticas y aficiones para conseguir la victoria.

España y Francia son los países que ganan por goleada cuando está en juego su defensa de la cocina nacional. Los españoles lideran la clasificación como los europeos más aficionados a su propia gastronomía: consumen entre 5 y 6 platos a la semana -seguidos por franceses-, mientras que alemanes, polacos e ingleses alternan sus sabores locales con los de otras cocinas del mundo.

Aunque la cocina internacional tiene gran aceptación por parte de los españoles, muy pocos son los que se atreven a prepararla en casa. El 61% declara su afición a los sabores de otras gastronomías pero la mayoría justifica que no cocina en casa platos internacionales por falta de tiempo o desconocimiento de las recetas.

El fútbol y la cocina italiana despiertan gran afición en toda Europa: su gastronomía es, tras la local, la preferida por españoles, franceses, polacos e ingleses. Los españoles suelen cocinar 1 vez a la semana recetas del país transalpino, los ingleses 2 veces y en el caso de los franceses esta frecuencia es de una vez cada 15 días.

Para los alemanes y polacos otro rival a seguir es Grecia mientras que los ingleses destacan también la cocina india como una de sus preferidas. Los británicos son los europeos menos conservadores y más cosmopolitas en la cocina: suelen preparar con frecuencia platos de todo el mundo y cada semana se ponen en la cocina la camiseta de Italia, India y México; una tendencia más notable entre los jóvenes.

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los españoles es decidir qué cocinar. En concreto, el 37% destaca la dificultad de planificar un menú y su auto exigencia y perfección para lograr el mejor resultado.

Tomar la decisión sobre la receta suele ser el momento más difícil, especialmente para los franceses (48%), alemanes (39%), polacos (41%) y británicos (37%).

Cocinar y comer en España: una cuestión de tiempo y compañía

Según se desprende del estudio realizado Knorr, los españoles dedican más de 30 minutos en la preparación de 1 o 2 platos al día y son los más proclives a cocinar materias primas crudas. Cuando no tienen suficiente tiempo, son los que más optan (un 39% frente a un 27% de media del resto de países) por combinar en sus recetas alimentos frescos con productos listos para consumir.

La dedicación a preparar la comida tiene relación con el tiempo que se dedica a disfrutarla: 6 de cada 10 españoles dedica más de 30 minutos, un tiempo que no alcanzan 8 de cada 10 británicos.

Aunque para todos los europeos la gastronomía es un acto social, los españoles son los que más veces al día comen en compañía.

Hacia una alimentación europea más sostenible

La mayoría de europeos coincide en su afición por el consumo de productos elaborados con ingredientes que respetan el medio ambiente. Según el estudio de Knorr, los consumidores españoles (un 81%) son los europeos que más se plantean la compra de productos con ingredientes de origen sostenible; por delante de franceses (53%), alemanes (53%) o ingleses (30%).

La mayoría de los europeos (68%) cree que hay un valor diferencial entre los alimentos de origen sostenible y los que no lo son y un 64% destaca su beneficio para el sabor y el medio ambiente. Ana Palencia, directora de Comunicación y de RSC de Unilever en Europa reafirma esta tendencia: "Cada vez los europeos valoran más el origen sostenible de los alimentos y podemos afirmar que el gran triunfo en la alimentación es ofrecer productos de calidad elaborados con ingredientes cultivados de forma respetuosa con el medio ambiente".

Sabores anfitriones y visitantes

El sabor de la Eurocopa es el de los 24 equipos y cocinas locales que participan en la primera fase de la competición. Un collage culinario que se puede emular fácilmente en casa con recetas típicas europeas y de éxito internacional como los crepes de jamón y queso, la paella de marisco española, la pasta italiana que con POT se puede preparar en 5 minutos en casa o rissotos como el de boletus.

A los amantes de los platos de cuchara, les espera el delantal de la selección alemana con recetas como el estofado de chucrut y salchicha, o la sopa fría de remolacha, que cuenta con gran afición en la cocina polaca. Y para los amantes de la carne y del fútbol inglés la receta de jamón glaseado, un plato para quedar bien en reuniones y celebrar los mejores goles de la competición.

Recetas al alcance de todas las cocinas domésticas europeas para conseguir la victoria en la ambiciosa y sabrosa competición de la gastronomía europea.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas