Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Dinastía Vivanco homenajea a la mujer, el vino y la cultura

La Fundación Vivanco, iniciativa de la familia bodeguera riojana Vivanco, ha celebrado en la sede de la Biblioteca Nacional de España, un acto de homenaje a la Mujer y el Vino. Santiago Vivanco, director de la Fundación y del Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco (Briones, La Rioja), que en la presentación ha estado acompañado por la directora de la BNE, Gloria Pérez-Salmerón, y por la académica de la RAE, Carmen Iglesias, ha reconocido ante 140 mujeres su papel trascendental, no sólo en la actualidad, sino a lo largo de 8.000 años de historia.

Gloria Pérez-Salmerón, Carmen Iglesias, Aitana Sánchez-Gijón, Ana Belén, Cayetana Guillén Cuervo, Genma Hassen Bey, Rosa Díez (Portavoz UPyD), Carmen Plaza (Directora General para la Igualdad de Oportunidades, Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad), Elena Valenciano (Vicesecretaria General del PSOE)... y periodistas como Anne Igartiburu, Joana Bonet, Isabel Gemio, Marta Fernández o Pepa Fernández... han sido algunas de las 140 mujeres homenajeadas. Cabe destacar que durante el acto, algunas invitadas han dado voz a varias citas de la literatura universal, en las que el vino ha quedado inmortalizado, y que se han extraído del volumen El Cáliz de Letras, editado por la Fundación Dinastía Vivanco. Todas ellas han sido testimonio y reflejo de la universalidad y la atemporalidad que la mujer, a lo largo de 80 siglos, sigue impregnando en el mundo del vino, el arte y la cultura.

Mujer y Vino, protagonistas de una larga historia

Diversos personajes femeninos han contribuido de modo trascendental a esta bebida que hoy conocemos. Si nos remontamos a los albores de la humanidad, encontramos a la diosa egipcia Hator, la primera divinidad asociada al vino; o a las Bacantes protagonistas de las fiestas y orgías en honor al dios griego Baco; o a las Ninfas de Nisa que cuidaron de él cuando era niño... Tal y como ha señalado Santiago Vivanco, director de la Fundación Dinastía Vivanco, "muchas más han sido las mujeres anónimas que han vendimiado, servido el vino o trabajado duramente en la bodega, en muchos casos sin reconocerse su aportación y valía.

Sólo en contadas ocasiones, la mujer ha logrado puestos de responsabilidad en las bodegas." Una realidad a la que hay que añadir que los tiempos han cambiado y cada día son más las mujeres que destacan en el mundo del vino. Algunas de las mejores sumilleres de España son mujeres; la proporción de estudiantes de enología supera al de los hombres; cada vez son más aquellas al frente de grandes bodegas o las que se ocupan de la dirección técnica. Y, si seguimos desmontando tópicos, las preferencias femeninas a la hora de beber un vino se decantan por caldos tintos y potentes, frente a los ‘presuntamente' femeninos: dulces, blancos y de menor graduación que los masculinos. Sólo en España, el 52% de las adquisiciones de vino las realizan las mujeres. Un cambio impensable en el pasado.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas