Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Manipulador de biocidas

Redacción Qcom.es

Instituto de Formación Integral (IFI) imparte acciones de formación continua para manipuladores de productos biocidas de la industria alimentaria adaptadas a las necesidades de las empresas. Estas clases parten de la necesidad de que el operador de la industria alimentaria debe garantizar una formación continua para los trabajadores que apliquen ese tipo de productos.

El Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa reguladora de la capacitación para realizar tratamientos con biocidas, entró en vigor en julio de 2010. Esta normativa establece la sustitución del sistema de homologación de cursos por certificados de profesionalidad para desinfectantes (TP 2, 3 Y 4), Legionella (TP11) y plaguicidas (TP 14,18 y 19).

También se dispone la necesidad de formación continua dirigida a trabajadores que hayan obtenido la cualificación profesional o certificado de profesionalidad, cada cinco años y al menos veinte horas en materias relacionadas con avances científico-técnicos o con otras materias de interés. En la disposición transitoria primera, respecto a la validez de los carnés actuales, se indica que en el ámbito de los biocidas de los tipos 2, 3, 4, 14, 18 y 19, se concede un plazo de 6 años durante los cuales se prorrogará la validez de los carnés, niveles básico y cualificado hasta el momento homologados para uso ambiental y en la industria alimentaria.

Por otra parte, la ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales, en su artículo 19 relativo a la formación de los trabajadores, establece que “en cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de esta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo. La formación deberá estar centrada específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador, adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse periódicamente, si fuera necesario”.

Contacto: c.lopez@ifi.com.es

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas