Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

26 DE mayo DE 2016

Cerezas DOP Jerte contra el envejecimiento celular

Redacción Qcom.es

La nutricionista Ana Bellón explicó las propiedades nutricionales de la cereza del Jerte en un acto organizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte en Madrid con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, el 28 de mayo.

“Es importante destacar que las cerezas son del Jerte porque, entre otras cosas, la tierra donde se cultivan tienen mucho que ver con que tenga unas propiedades u otras”, explicó la nutricionista. “Influye que se recogen en el tiempo justo. Esto es importante, porque cuanto más tiempo estén en el árbol, mayores propiedades nutricionales tienen”, subrayó Bellón.

Las cerezas de calidad y cultivo tradicional, como las del Valle del Jerte, tienen un importante contenido de oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, azufre, y sobre todo potasio, así como zinc, cobre, magnesio o cobalto. Estos componentes confieren a las cerezas propiedades remineralizantes y tonificantes para el organismo.

Además, con los rabitos de las cerezas del Jerte se puede hacer una infusión “que facilita la eliminación de líquidos y viene muy bien a las personas que sufren de retención”, aclaró Bellón.

Tienen poder diurético y depurativo por su alto contenido tanto de flavonoides como de potasio, siendo así eficaces en la eliminación de líquidos. Por tanto, facilitan poder adelgazar sin riesgo de desequilibrio mineral. Además, tienen la propiedad de atenuar la sensación de hambre. También hay que tener presente que sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas y que, por contener pectina –fibra vegetal soluble-, tienen un efecto laxante.

“Las cerezas son poco calóricas aunque sean dulces y tienen un índice glucémico bajo, lo que las hace recomendables en personas diabéticas”, añadió la nutricionista. Además, las cerezas del Jerte tienen fibra soluble, una característica que regula el azúcar.

Tienen un alto contenido en potasio y poco en sodio y por tanto regulan la tensión arterial. Además poseen un alto contenido de ácido fólico.

Gracias a su rico contenido en flavonoides, así como en vitaminas A y C, se convierte en un potentísimo antioxidante, es decir, combate eficazmente el envejecimiento celular, “tenemos las células más sanas”. Esta propiedad nos ofrece importantes beneficios que redundan en el mantenimiento tanto de nuestra salud como del cuidado de nuestra piel.

“Su contenido en antocianinas las hace perfectas para las personas que realizan deporte porque aceleran la recuperación muscular”, explicó Ana Bellón.

Las picotas y cerezas de calidad y cultivadas de manera sana y tradicional, como se sigue haciendo en el Valle del Jerte, contienen ácido elágico, una sustancia natural que se ha demostrado que inhibe la reproducción de células cancerígenas y que sus propiedades antioxidantes también potencian este efecto.

Estas propiedades convierten a la cereza y picota del Jerte en indispensables en nuestra nutrición, llegando todas las temporadas debidamente identificadas gracias a la contraetiqueta de Denominación de Origen Picota del Jerte.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas