Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

El compromiso de Sikig con el desarrollo sostenible

Sikig es la única empresa francesa de frutas y verduras frescas seleccionada para participar en la experimentación nacional sobre indicadores medio ambientales.

La Ley Grenelle 2 de Medio Ambiente ha decidido experimentar en el etiquetado, y mostrar información ambiental sobre productos y servicios del 1 de julio 2011 hasta julio de 2012.

Entre las 168 empresas francesas comprometidas, Sikig es la única empresa en el sector de las frutas y verduras frescas que fue seleccionada por la ministra Nathalie Kosciusko Morizet.

Presentación y objetivos del etiquetado ecológico.

El etiquetado ecológico de los productos concierne a los impactos medio ambientales producidos por un producto a lo largo de todo su ciclo de vida. El objetivo de la experimentación es dar la posibilidad al consumidor, en el futuro, de comparar productos mediante nuevos criterios, que no sean solo precio, origen o marca, sino impacto medio ambiental.

Este estudio concierne a todos los sectores industriales, y dura un año. Las 168 empresas seleccionadas estudiarán diferentes indicadores y la forma de comunicarlo en los medios de comunicación (información en tiendas, en producto, en página web...), de determinados productos para una posible generalización de estos indicadores a todos los productos y crear para el consumidor una nueva manera de elegirlos.

Sikig y el etiquetado ecológico

Sikig se ha comprometido a comunicar todos sus resultados medio ambientales, concretamente de los productos sobre los que se va a realizar el estudio: una bandeja de 1 kg y una bandeja de 6 frutas de calidad Superior, llamada Label Rouge. Además, en la web de Sikig se añadirá una explicación detallada para dar mayor información al consumidor curioso de los 3 indicadores que se encuentran en la etiqueta de las bandejas.

La compañía Quantis, especializada en el cálculo de indicadores medio ambientales, ha trabajado en Sikig para aportar 3 indicadores propios a la marca. Sikig se compromete a mejorar estos datos en los próximos 5 años como nuevos objetivos en su plan de desarrollo sostenible.

Los 3 indicadores Sikig, un modo de cálculo multi criterio.

- Impacto sobre el cambio climático

Comprar 100 g de kiwi SIKIG, es decir, en bandeja el equivalente a un kiwi, se corresponde con la emisión de 51,2 g de CO2, o al traslado de 269 m en un automóvil europeo de tamaño mediano.

Al comparar estos datos de acuerdo con los métodos de cultivo, nos damos cuenta de que la fruta cultivada en el huerto obtiene entre 50 y 150 g de CO2, mientras que la fruta cultivada en el invernadero puede recibir hasta 400 g de CO2.

- Impacto de la huella hídrica

Comprar 100g de kiwi Sikig, es decir, en bandeja el equivalente a un kiwi, corresponde al consumo de 4,2 litros de agua o 9, 75 segundos de agua utilizada bajo la ducha, (resultado ponderado por en estrés hídrico del país). En comparación con la media francesa, el cultivo de frutas requiere de 1 a 60 litros, con un promedio de 10 litros de agua.

- Impacto en la biodiversidad

Comprar 100g de kiwi Sikig, es decir, en bandeja el equivalente a un kiwi, corresponde a la ocupación de 0,06 m2 de zona urbana durante un año.

Las frutas son un promedio de 0,1 m2 de áreas urbanas en una escala de 0,05 a 0,3 m2.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas