foro
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Premios Proyecto Desafíos

Redacción Qcom.es

En el marco del Pabellón de España de la Expo Milán 2015 cuyo lema es "Alimentar el planeta, energía para la vida", el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) junto con Acción Cultural Española (AC/E) han desarrollado el Proyecto Desafíos. Se trata de una selección de una selección de iniciativas españolas que se están llevando a cabo en nuestro país en relación con tres grandes Desafíos vinculados con la alimentación y la sostenibilidad. El objetivo de este trabajo es dar a conocer ay divulgar aquellas experiencias exitosas que han modificado positivamente las condiciones preexistentes en relacción a tres grandes desafíos: Promoción de la dieta equilibrada para las personas y el planeta; Reducción del desperdicio alimentario; Fomento de la innovación agraria para alimentar el planeta.   

Aprovechando, el director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, ha instado a las instituciones, asociaciones, ONGs y sociedad civil en general a trabajar en más iniciativas que promocionen una dieta equilibrada para las personas y el planeta, que fomenten la reducción del desperdicio alimentario y que potencien la innovación agraria para alimentar al planeta.

A través del llamamiento que hizo el MAGRAMA en el ámbito nacional, finalmente se recibió 126 iniciativas de 16 comunidades autónomas desarrolladas por empresas, administraciones públicas, entidades sociales, ONGs, medios de comunicación, universidades y centros de investigación. Todas ellas son claros ejemplos que muestran el trabajo que se está desarrollando en nuesro país en relación con la alimentación sostenible. 

Desafíos 

En relación con el primer desafío, la promoción de una dieta equilibrada para las personas y el planeta, el director general ha explicado que se recibieron 56 iniciativas que generan claros beneficios para las personas en relación con una dieta equilibrada, algunas de cuales integran también a personas en riesgo de exclusión. Unas iniciativas, ha apuntado, que generan beneficios para el planeta en relación con el fomento de la biodiversidad, el uso sostenible de los recursos naturales o la utilización de técnicas como la bioconstrucción o la agricultura ecológica.

Sobre el segundo desafío, centrado en iniciativas encaminadas a reducir el desperdicio alimentario, un objetivo del Departamento durante los últimos años, Burgaz ha señalado que se presentaron 23 iniciativas que, en conjunto, mejoran la eficiencia de la actividad de la industria agroalimentaria, reduciendo el desperdicio a lo largo de toda la cadena y, como en el caso anterior, muchas de ellas incluyendo a colectivos en riesgo de exclusión a los que se destinan parte de los alimentos recuperados.

En cuanto al tercer desafío basado en el impulso de la innovación agroalimentaria para alimentar el planeta, el director general ha resaltado el contenido de las 47 iniciativas recibidas, orientadas a aplicar mejoras en la productividad, abaratar costes, mejorar la eficiencia en la utilización de los recursos o trabajar en la utilización de métodos naturales para procesos como el control de plagas.

Entre las  30 escogidas en la Expo de Milan, ha explicado Burgaz, el Ministerio seleccionó  tres por cada uno de los desafíos, que sus impulsores tuvieron oportunidad de presentar, y fueron publicadas por ECODES.

La concesión de los premios de la Fundación Daniel y Nina Carusso a tres de ellas ha sido especialmente valorada por el director general, por la posibilidad que estos reconocimientos ofrecen para ampliar la repercusión de las iniciativas más allá de la propia Exposición.

Burgaz ha agradecido por ello la colaboración de la Fundación, y ha destacado  la respuesta de los participantes,  con excelentes iniciativas que podrían ser replicadas sin dificultad por oros colectivos, instituciones o territorios, multiplicando los efectos beneficiosos de las acciones y contribuyendo con ellas a la mejora de la “Marca España”.

Las tres mejores prácticas en cada uno de los desafíos han sido: 

-  Desafío 1, Promoción de la dieta equilibrada para las personas y para el planeta: Comercialización diferenciada en base a los beneficios sobre la biodiversidad - Fundación Global Nature - Madrid 

-  Desafío 2, Reducción del desperdicio alimentario: Transformando productos imperfectos y feos en oportunidades bonitas - Espigoladors - Barcelona 

-  Desafío 3, Fortalecimiento de la innovación agraria para alimentar el planeta: Control biológico y polinización natural - Agrobío - El Viso (Almería)

Premio para "Comercialización diferenciada en base a los beneficios sobre la biodiversidad - Fundación Global Nature - Madrid. Es una entidad privada de ámbito nacional y carácter benéfico docente, que promueve la producción, venta y exportación de legumbres, vinos, almendras y otros productos cuyo cultivo favorece la conservación de especies amenazadas y de los espacios naturales más emblemáticos. 

Premio para "Transformando productos imperfectos y feos en oportunidades bonitas - Espigaolardors - Barcelona. Espigaolardors crea un modelo productivo que impacta y conecta con tres problemas actuales: el despilfarro alimentario, la falta de acceso a una alimentación sana y saludable de colectivos en riesgo y la falta de oportunidades de estos colectivos. Esta empresa recupera fruta y verdura que se descarta por excedentes de produccion, descensos de ventas, por criterios estéticos... Una parte de los alimentos recuperados se canaliza a entidades que dan acceso a alimentos a personas en riesgo de exclusión social y otra parte se transforma en diferentes productos (mermeladas, cremas, patés, conservas vegetales, zumos) que se comercializan bajo una nueva marca que se llama "Es im-perfect". 

Premio para "Control biológico y polinización natural - Agrobío- El Viso (Almería). Agrobío selecciona y cría los insectos beneficiosos mejor adaptados al entorno que combaten las plagas naturalmente. De la misma forma investiga para dar respuesta a aquellos cultivos y plagas que aún no disponen de una solución biológica. De esta forma favorece la conservación de la fauna autóctona y ayuda al agricultor a obtener productos libres de residuos. El compromiso de Agrobío con la agricultura sostenible es conseguir productos agroalimentarios más sanos, más seguros y de mayor calidad a través del residuo cero. 

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas