foro
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

España e Italia: Dos países amigos

Redacción Qcom.es

¿Qué es y cómo debería ser un sistema alimenticio saludable y sostenible? Considerando la situación actual, ¿podemos considerarlo utópico o podría ser un objetivo alcanzable? ¿Qué tendría que cambiar para que fuéramos en esa dirección?

En este debate se enmarca la conferencia “Salus per cibum” España e Italia: dos países amigos, una filosofía sobre alimentos y salud, que tuvo lugar ayer, 8 de octubre, organizada por la Embajada de Italia en colaboración con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), con el apoyo del ICE - Agencia italiana para el Comercio Exterior y del Instituto Italiano de Cultura de Madrid. Fue un momento de reflexión y discusión a dos voces, española e italiana. El objetivo era fomentar, por un lado, una alimentación saludable con productos de calidad y, por otro, el consumo y la producción sostenible.

Italia y España comparten muchas tradiciones como la Dieta Mediterránea, que ha sido transmitida de generación en generación durante siglos, y está vinculada al estilo de vida de los pueblos mediterráneos a lo largo de su historia. La Dieta Mediterránea es un patrón alimentario que combina ingredientes de la agricultura local, recetas y formas de cocinar propias de cada lugar, las comidas compartidas, celebraciones y tradiciones que, unido a la práctica de ejercicio físico moderado pero diario y favorecido por un clima benigno, completan ese estilo de vida que la ciencia moderna nos invita a adoptar en beneficio de nuestra salud. Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, la Dieta Mediterránea constituye un pilar fundamental de la percepción en el extranjero de los estilos de vida italiano y español.

Toda la comunidad científica está de acuerdo en que existe un estrecho vínculo entre una buena alimentación y una vida saludable. Cuando este equilibrio no se respeta, existe el riesgo de que surjan situaciones de sobrepeso u obesidad, con una tendencia a aumentar en los países de rentas más bajas. Este incremento se debe en parte al repentino cambio en la dieta,  al consumo de alimentos altamente calóricos y a un estilo de vida sedentario. El resultado es el aumento de enfermedades no transmisibles, un alza de los costes sociales y económicos, la penalización de las potencialidades humanas.

La lucha contra la obesidad, que se ha convertido en una verdadera pandemia, es un asunto que está en las agendas de la Unión Europea, de las Naciones Unidas y de sus agencias especializadas: además de la educación para una alimentación saludable, conlleva también la reducción del desperdicio de alimentos, con el consiguiente ahorro y una mayor sostenibilidad ambiental.

Italia y España se han convertido en líderes “naturales” por su producción de calidad, sus empresas de transformación, conservación y transporte de alimentos. Hace diez años sólo el 10% de la industria alimentaria italiana exportaba mercancía; hoy día este umbral supera el 50%. España, por su parte,  ha registrado un destacado aumento de sus exportaciones en este ámbito en 2012 y 2013  respecto a los años anteriores.

Durante la conferencia se pretendió dar visibilidad a estrategias comunes que preocupan a los ciudadanos estrechando además los lazos de cooperación entre ambos países. Se sitúa en el recorrido hacia la Exposición universal de Milán del 2015, que bajo el lema “Nutrir el planeta. Energía para la vida” se centrará en la alimentación y sus distintos aspectos. España estará presente con un pabellón muy ambicioso, ubicado en la zona central del recinto expositivo. Para más información, véase www.expo2015.org/en/index.html

La Directora Ejecutiva de AECOSAN, Angela López de Sá, participó en la apertura institucional de la Conferencia junto con el embajador italiano Pietro Sebastiani e Ignazio Di Pace, Asesor para Asuntos Internacionales de la Presidenta de la de la Sociedad EXPO Milán 2015 y Comisaria General del Pabellón de Italia.

La primera parte de la conferencia estuvo dedicada a la seguridad y a la calidad de la alimentación. Hoy, en la época del “fast-food”, lo más importante es insistir y reflexionar acerca de las consecuencias negativas para nosotros y para el planeta que provocan los malos hábitos. La segunda parte se centró en el problema de la obesidad y en la promoción de estilos de vida saludables. Denominada como “Mens sana in corpore sano”. Obesidad, correcta alimentación y estilos de vida”. Por último en la tercera parte se habló  de desperdicio alimentario y de solidaridad, temas que hoy adquieren una gran relevancia. La sesión se titulaba “Primero: no derrochar”. Desperdicio alimentario y solidaridad. 

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas