Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

21 DE diciembre DE 2020

Un año amargo a la espera de un dulce final

Rubén Moreno. Secretario general de la Asociación Española del Dulce

Apenas quedan unas semanas para que finalice un 2020 que no se nos olvidará nunca. Desde el pasado mes de marzo nos hemos enfrentado como sociedad a una realidad sorpresiva que ha puesto a prueba nuestra capacidad de trabajar unidos. Y es que, aunque todos hemos cometido errores-al fin y al cabo era la primera vez vivíamos algo así- lo relevante es que hemos demostrado que, como dice el refrán, si quieres llegar rápido, anda solo; pero si quieres llegar lejos, viaja acompañado.

Para el sector del dulce ha sido un año con luces y sombras. Si nos centramos en el mercado de las categorías de producto que representamos (cacao y chocolate; caramelos y chicles; galletas; pastelería, bollería y panificación; y turrones y mazapanes) el comportamiento del consumidor, y por tanto las ventas, ha sido muy diferente. Por ejemplo, durante el confinamiento, familias de producto como las galletas, cacao o panificación han formado parte de la cesta de la compra de los españoles, sobre todo debido a los ejercicios de aprovisionamiento de las primeras semanas de confinamiento, y también por el incremento exponencial de comidas realizadas dentro del hogar, que en parte se mantienen hoy, aunque en menor grado. Por otro lado, chocolates, caramelos y golosinas, o bollería han tenido un papel mucho más discreto, en gran medida por las graves consecuencias que ha sufrido el canal impulso, al que esperamos que poco a poco el consumidor vaya regresando. Y ahora entramos de lleno en la Navidad, donde categorías como turrones y mazapanes se juegan el 87% de las ventas de un producto que comenzó su elaboración antes del verano con la misma ilusión de todos los años, y que ya llena los lineales de las tiendas, con el deseo y esperanza de que, a pesar de las circunstancias, sigamos disfrutando con ellos en los días de celebración que están por venir.

Con la vista puesta no solo en 2021 sino en los próximos años, frente a esta incertidumbre y los nuevos desafíos, y tal como hemos podido comprobar durante esta crisis, la colaboración público‐privada es más esencial que nunca. La participación conjunta y leal de todos los agentes sociales es la única garantía para estar a la altura de los acontecimientos y los nuevos tiempos, donde estoy seguro hay un lugar reservado y destacado para la producción agroalimentaria de nuestro país, y también del dulce, por su impacto en el empleo y el medio rural, por su presencia en los mercados internacionales, y por su compromiso ejemplar en los momentos más complicados. Queda mucho por recorrer en un camino lleno de incertidumbre, pero en el que, si nos acompañamos, llegaremos mucho más lejos.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas