Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

12 DE junio DE 2017

Retos para una alimentación sostenible y saludable

Redacción Qcom.es

Dentro del marco del nombramiento de Valencia como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2017, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), con el apoyo de ASUCOVA, organizaron en pasado viernes en la ciudad del Turia la jornada ‘Alimentación 4.0: los retos del siglo XXI’, con la que lograron ofrecer una visión general sobre la importancia de una alimentación sostenible, profundizar en los retos alimenticios de nuestro siglo, valorar la necesidad de una cadena agroalimentaria sostenible en el tiempo y resaltar la importancia de la dieta mediterránea.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la directora ejecutiva de AECOSAN, Teresa Robledo, acompañaron al presidente de AVACU y CECU, Fernando Moner, en la inauguración de la jornada.

Robledo resaltó la vocación integradora y de cooperación de todos los agentes involucrados en la garantía de la seguridad de los consumidores en su sentido más amplio, así como la importancia de reforzar la confianza del consumidor. Para ello, señaló, resulta básico tenerlos siempre informados, dentro de la máxima transparencia y teniendo muy en cuenta que las empresas son las responsables legales de sus productos y su seguridad.

El objetivo fundamental es lograr un alto nivel de protección de la salud de los ciudadanos a partir de los conocimientos científicos actuales, indicó la máxima autoridad de la AECOSAN, para quien un consumidor bien informado es un ciudadano con criterio para poder discernir a la hora de adquirir. Robledo también defendió la gran importancia de contar con una cadena alimentaria sostenible en el tiempo y siempre dando gran valor al mantenimiento de la dieta mediterránea.

Todos los intervinientes en la jornada estuvieron de acuerdo en que la colaboración conjunta y coordinada de todos los eslabones es la única fórmula para conseguir los retos de presente y futuro en este ámbito.

Los organizadores del evento han difundido además un manifiesto titulado ‘Retos para una alimentación sostenible y saludable’ destinados a la sociedad española “ante el reto que supone el aumento exponencial de la población en las próximas décadas, las consecuencias negativas del cambio climático, los importantes desequilibrios nutricionales existentes en España con el consiguiente incremento de los problemas que genera y la imperiosa necesidad de ser más solidarios con los que menos tienen”.

A nivel institucional:

1. Proteger más y mejor la actividad agraria y a quienes la hacen posible, ya que van a ser, principalmente, los profesionales del sector primario (agricultores, ganaderos, etc.) y secundario (la transformación) los que tendrán que garantizar una alimentación suficiente, saludable y de calidad a nuestra sociedad.

2. Es indispensable potenciar cuantiosa y decididamente la I + D + I agroalimentaria y, en este sentido, asumir todas las tecnologías que científicamente avalen el respeto a la salud humana y a la conservación del medio ambiente. Tutelar tanto la producción como la transformación agroalimentaria, para que implementen o, en su caso, reduzcan, ingredientes que los hagan más adecuados para las dietas actuales, teniendo en cuenta los hábitos de actividad, movilidad, gustos, etc. en aras a ofrecer productos saludables y de calidad a nuestra sociedad. Para ello, más concienciación, formación e información que cambie hábitos de producción, compra y consumo y, de esa manera, evitar que se apliquen nuevas medidas fiscales sobre los alimentos que sólo consiguen penalizar la economía del consumidor.

A nivel individual:

3. Es necesario apreciar la sostenibilidad económica, social y medioambiental de los productos que se consumen, porque detrás de cada producto hay una historia sobre cómo se elabora, quién lo produce, dónde se hace y cómo llega a cada uno de nosotros.

4. España es rica en diversidad de productos agroalimentarios. Cada región tiene su diferenciación en base a su gastronomía, climatología, costumbres. Conozcamos y aprovechemos los alimentos locales de temporada, tanto por su punto óptimo de maduración cómo por su proximidad.

5. Incrementar el consumo de frutas y verduras, al menos, cinco al día. Son muy ricas y aportan vitaminas y otros nutrientes muy buenos para la salud.

6. La sed se quita con agua. Aunque también se pueden ingerir otras bebidas para hidratarnos, como zumos de frutas, refrescos, etc., el agua ayuda a estar sano y saludable porque es fuente de vida.

7. Reducir la sal, la grasa y el azúcar de las comidas y bebidas. En las etiquetas constan los ingredientes y la información nutricional para saber cuánta sal, grasas (y de qué tipos, diferenciando saturadas del resto) y azúcares tienen.

8. ¡Muévete más! Hacer actividad física todos los días. Aprovechar todas las oportunidades: subir y bajar escaleras en lugar de coger el ascensor, ir andando al colegio o a hacer recados, montar en bici y colaborar en las tareas de casa.

9. Limita el tiempo delante de una pantalla. No gastar todo el tiempo libre sentado delante de la TV, del ordenador o con videojuegos. Andar, correr y hacer más actividades al aire libre, tanto en el mar como en la montaña, actividades lúdicas que permitan pasear, relajarse... en grupo, que ayudan a mejorar las relaciones interpersonales. Realizar ejercicio o elegir un deporte y practicarlo mínimo 2 o 3 veces por semana.

10. En definitiva, conseguir una alimentación suficiente, sostenible y saludable es un gran desafío que requiere esfuerzo y colaboración de todos los eslabones de la cadena alimentaria.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas