Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Ricardo Delgado Vizcaíno

Ricardo Migueláñez. Ingeniero Agrónomo. @rmiguelanez

Ricardo Delgado Vizcaíno es en la actualidad el presidente de una de las cooperativas más destacadas a nivel nacional, que opera el sector de la leche y los productos lácteos, embutidos y jamones ibéricos, pero también en las carnes frescas.

Nacido en Pozoblanco (Córdoba) en 1956, es hijo del fundador de Covap, con quien comparte nombre y apellidos. Licenciado en Derecho y funcionario en excedencia del Ministerio de Economía y Hacienda, fue por oposición, subinspector de tributos del Estado, cargo que ocupó durante tres años en Lucena, cinco en Córdoba y dos en Madrid.

Desde finales de 1996 dirigió los servicios jurídicos de Covap y ha sido patrono-gerente de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno.

Aunque nunca pensó en ocupar la presidencia de la cooperativa, la decisión de los presidentes y vicepresidente de no optar a la reelección y la unanimidad de los socios en torno a él precipitaron los acontecimientos y fue nombrado presidente en 2008.

Mucho tiempo ha pasado desde que casi el mismo año del nacimiento de nuestro personaje un grupo de ganaderos se unieran para comercializar en común algunos corderos que allí se producían. Un embrión que cristalizó en 1959 con la puesta en marcha de una cooperativa integrada por 22 miembros y un hombre visionario que arrastró a cientos de personas hacia un proyecto que factura más de 373 millones de euros (datos 2013) y da empleo directo a 600 trabajadores.

En la actualidad, la cooperativa comercializa sus productos a través de su propia marca Covap, aunque hay que destacar que en el caso de los lácteos es interproveedor de Mercadona, para quien elabora la leche que se vende bajo la marca Hacendado.

En el plano personal

La primera vez que conocí a Ricardo me transmitió tranquilidad y cercanía, que no es un espejismo como puede resultar en aquellas otras personas que te saludan de forma forzada, por compromiso, ya que esta misma sensación se confirma cuando te vuelves a encontrar con él. Es de esas personas que se preocupa por conocer cómo le va a los demás y, si puede, trata de ayudarte.

En la parte profesional, la dificultad de gestionar una empresa como COVAP se incrementa por la figura de su padre, ya que muchas veces puede esperarse que el hijo actué como lo haría el fundador de la cooperativa, pero hay que tener en cuenta que la situación es hoy en día distinta a la de 1960.

La última vez que lo vi fue en el congreso de cooperativas Agro-Alimentarias de Valencia y estuvimos hablando de las dificultades de la situación actual, pero que todo iba avanzando. Una empresa como COVAP tiene mucho que decir en el panorama agroalimentario español, si quiere, en un entorno como el que viven las cooperativas y sobre todo si tenemos en cuenta el rosario de fusiones que se están produciendo en los últimos meses. ¿Habrá sorpresas en el valle de los Pedroches?

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas