Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

1 DE octubre DE 2019

Digitalización en el mundo rural

Gonzalo Martín. Director Hispatec Analytics

El título de este artículo es tan ambicioso y genérico que me asaltan preguntas nada más ponerme a pensar en ello: ¿qué es exactamente el medio rural?, ¿tenemos todos la misma definición en mente cuando hablamos de medio rural o de digitalización?.

Estas dos cuestiones me hicieron reflexionar, googlear y enfocar mi análisis sobre la digitalización en el medio rural. Antes de nada, cuando me refiero a medio rural tengo en mente las definiciones de medio rural de la European Network for Rural Development (que identifica los componentes esenciales de los tipos de medio rural, teniendo en cuenta la densidad de población, uso de tierras, dificultades físicas, sensibilización medioambiental, etc.) desde el punto de vista de estructura económica, es decir, desde el punto de vista del desarrollo de actividades agropecuarias en el medio rural.

Partiendo de esa base, las personas (agricultor@s, ganader@s, etc) y entidades (empresas, cooperativas, etc) que desarrollan actividad económica agroproductiva en el medio rural se enfrentan a una serie de retos que, si no los superan exitosamente, les harán desaparecer del mercado (y si parte de las personas que desarrollan actividades productivas en el medio rural, que sostienen puestos de trabajo, consumen en el medio rural, lo sostienen, etc. desaparecen, no hace falta ningún modelo predictivo para intuir cómo afectara al medio y su futuro, en forma de despoblamiento, etc.).

Los retos globales (que debieran de ser un mantra para todo el sector agropecuario, si no lo son ya) son, de manera muy, muy, pero que muy resumida: producir más con menos, de forma justa, sostenible y siendo más competitivos (en un mercado global).

Para conseguir ser competitivos y mantener y mejorar sus beneficios, los agricultor@s, ganader@s y empresas agroalimentarias han de tomar decisiones correctas (en el momento adecuado) y ejecutarlas exitosamente. Las buenas decisiones provienen de personas capacitadas (en el ámbito de esas decisiones), con buenos datos e información (no es lo mismo datos que información, puede haber buenos datos y mala información, pero no al revés). Ejecutar las decisiones depende de personas y cosas (hoy hablamos de maquinaria, sistemas de riego, etc, mañana de robots)

Cada decisión está vinculada a todos los flujos (económicos, de procesos, etc.) que forman la red agroalimentaria (ya no es una cadena, el consumidor es digital, el productor e intermediaros deben ser digitales) e impacta aguas arriba y aguas abajo. Las decisiones y ejecuciones que un productor toma no sólo afectan (en cascada a veces) al resto de procesos de precosecha, o post-cosecha, internos (su propia entidad, campo, etc) sino al resto de nodos de la red y en último lugar al consumidor final (que es el que mantiene el chiringuito, allá donde esté).

Ser digital es ser un nodo con capacidad para transferir datos, bienes, economías de A a C a veces pasando por B o por H y J, o directamente….dependerá del momento, el producto, el mercado, etc.

En resumidas cuentas: ahora un productor es un nodo de la red económica y de servicios de producción de alimentos, que cada vez es más digital, lo que conlleva a que su relación con el consumidor (y resto de la red) es de geometría variable, más rápida y crítica (y eso es una oportunidad y un riesgo también). Y al ser una red, todo fluye, los datos lo primero, y como fluyen se pueden almacenar y analizar para no errar en las decisiones (es lo que permite tener más datos, más capacidad de análisis para obtener más info y decidir mejor).

De hecho, lo que permite el AgTech (la inteligencia artificial, Iot, Big Data, Teledetección, etc) es errar menos, menos que antes y menos que los demás competidores, todo ello si has tomado bien los datos, analizado correctamente y ejecutado eficientemente (ahí llegarán los robots).

Pero no pensemos en algoritmos decidiendo todo, eso no va a ser así (en todo). Para obtener información y a partir de ahí tomar decisiones necesitamos contexto. La tecnología puede proporcionar orientación humana al contexto (Inteligencia Artifical). En algunos escenarios, la transformación de información a decisión se puede automatizar (irrigación).

En la mayoría de los casos, los seres humanos tendrán que interpretar los datos y la información, simular escenarios y tomar decisiones (un conductor, cosechador, asesor, gerente, sin importar quién). Y una vez ejecutadas, chequear el resultado de las actuaciones y re-evaluar todo de nuevo, y así sucesivamente

Sin entender lo que significan los datos, la información (KPI antiguos y nuevos) e incluso cómo identificar nuevos conocimientos .... la toma de decisiones no va a ser lo suficientemente buena (para ser competitiva).

Y esto me lleva al título: la digitalización del mundo rural no empieza por la tecnología. Empieza por las personas.

Hoy en día ya hay soluciones tecnológicas para enfrentar el problema de la conectividad (en las fincas si hablamos de digitalización agraria). Las soluciones/software/maquinaria que disponemos pueden usar más info y datos hoy sin necesidad de estar conectados a Internet, es decir, no necesitamos wifi en la parcela para tener un negocio agropecuario digitalizado. Ni siquiera tener cobertura de móvil.

¿Por què? Porque hay soluciones (Apps, software) que puede trabajar offline en la parte de registro de datos y cuando se conecta a Internet, procesar sus recomendaciones por la noche (en casa, mientras se ve el futbol en Movistar+) para que a la mañana siguiente se puedan ejecutar.

El primer problema de la digitalización (rural) es que NO DIGITALIZAMOS ni aunque nos paguen, obliguen o sermoneen. Hay soluciones pero nadie tiene tiempo (no le ve el valor) a registrar datos. Hay sensores que pueden registrar datos en memorias extraíbles desde hace 20 años, sin cobertura móvil, ni aún conectándolos a Internet los usamos como se requeriría para tomar decisiones.

¿Sabéis una industria donde si se toman el tiempo (el coñazo de tiempo, seamos sinceros) para digitalizar? Tan sólo fíjese en lo que hace todo el tiempo que está en la consulta su doctor o doctora…registra TODO en el ordenador…No hablamos ya de las pruebas que le hace (análisis de suelo, foliares, medidas de sensores de humedad) sino todo lo que ve…lo mismo que hace un técnico de campo o agricultor todos los días cuando pasea y chequea el campo…pero apuntando en un ordenador…. ¿Y por qué lo hacen? Porque usan datos para analizarlos, compartirlos, investigar y asi diagnosticar (análisis diagnósticos), predecir y prescribir…vamos, lo que hace un agricultor con su producción….pero en la medicina la industria tiene en su ADN tomar decisiones basadas en datos. Y nosotros no (la mayoría de nosotros no).

Y lo que más me pone nervioso es que sabemos de la importancia de los datos indirectamente, lo transmitimos en muchas ocasiones, pero no terminamos de jugar en serio. Cuando hablamos de que un agricultor/técnico es muy experimentado (y no sólo él, sino el conocimiento transmitido por sus familiares, ancestros, en esos cultivos o campos incluso)… ¡no son mas que datos! Y modelos para tomar decisiones. ¿Qué es la experiencia sino el histórico de datos descriptivo - qué pasaba- más el histórico del diagnóstico – por qué – más el histórico de la decisión – qué se hizo-  y qué pasó?

Y con ese histórico se forman los modelos (que hacer cuando pase algo que ya conozco) y se toman las decisiones predictivas y prescripciones (haré esto, porque la tendencia me dice que pasará aquello y por tanto reduciré su efecto o lo potenciaré si tomo esta decisión en este momento…). Y cuando hablamos de que cada finca es diferente (lo sabemos por los datos que “recordamos”), o cada campaña o variedad, etc.

Lo tenemos claro pero….nos falta comprometernos de verdad con tomar decisiones en base a datos.

Y esto me lleva a la capacitación. Parece claro que el tomador de decisiones en la industria agropecuaria (sea quien sea) va a tener que formarse en conocer detalles relevantes de muchas disciplinas dado que va a tener cada vez más datos químicos, agronómicos, climáticos, mecánicos, económicos, etc para tomar decisiones.

Pero insisto que la capacitación ha de ser primero en tomar decisiones basadas en datos y para ello se necesita refrescar y hacer hincapié en las matemáticas de la educación básica (con eso basta en muchos casos) y en su aplicación a la toma de decisiones.

Como resumen diría sobre la digitalización en el medio rural desde la perspectiva de las industria agroalimentaria: es inevitable (la dinámica social mundial y tecnológica no puede parar ya), es más relevante querer que poder (y ahora si se quiere se puede, aún sin tener capacidad de inversión) y hay soluciones (que sin ser lo que vendrá, por útiles, cómodas, automática y eficientes), pueden significar una diferencia tan importante en la competitividad del sector (y del medio) a corto y medio plazo (versus otras zonas/entidades) que sería una oportunidad increíble perder el tren.

Fuera del ámbito de la industria agroalimentaria, escribir, hablar u opinar sobre digitalización en el medio rural es complejo por muchas razones.

En mi caso, la primera cuestión que me viene a la mente es si puedo aportar algo en este asunto siendo un urbanita (nacido, criado y vivido en) al que su labor profesional desde hace años le vincula a una actividad socioeconómica que se desarrolla en (por, para, según…) el medio rural.

Y me auto respondo realizando, más o menos, conexiones entre un conjunto de ideas, conceptos y pensamientos: despoblación rural vs superpoblación urbana,  occidente (Europa) tiene un problema demográfico, vivimos más pero ¿quién mantiene el sistema (las pensiones, el planeta!)?, sostenibilidad ligado a desarrollo economía mundo rural, vida medio rural puede ser vida igual de social (que en la ciudad, ocio, etc.) y reconectar/cuidar con el planeta…en definitiva, creo firmemente que necesitamos encontrar la manera para que el ratio de gente que vive en las ciudades vs medio rural deje de crecer, que más gente viva/trabaje en el medio rural, porque creo que es bueno para afrontar los retos de producir más con menos de forma sostenible y porque creo que como sociedad será enriquecedor.

Y entonces llego a mi auto validación para exponer mi punto de vista y que sea interesante: ¿por qué no vivo yo junto con mi familia en el medio rural si ya trabajo en/para la industria que está allí? No es que trabaje en un despacho de abogados del centro de Madrid que me haga imposible vivir en un pueblo de Guadalajara…. ¿Qué me retiene? ¿qué me da la ciudad que aún no me da el medio rural?

¿Internet? No, hay soluciones viables económicamente. ¿Ocio? Tampoco, es gracioso, muchos de mis conocidos (yo a veces) usamos un argumento para vivir en el centro de una ciudad en vez de a las afueras que se puede extrapolar si nos preguntan porque no vivimos en un pueblo/campo: vivir en el centro/en la ciudad te permite ir a un musical, al teatro cuando quieras, de compras, etc…puedo contar con los dedos de una mano las veces que me monto en el metro y voy al centro de Madrid al teatro o a un musical. Conozco gente que vive en pueblos de León que va más que yo al teatro a Madrid al año, es simple: pasas un día en Madrid de compras, comidas y teatro…y vuelves a tu casa. Así que el ocio tampoco. ¿Amistades? Complica las cosas, pero siempre haces nuevas amistades en donde vives/trabajas y probablemente a aquiellos que veas menos a menudo tengan una excusa para pasar un bonito fin de semana en tu casa rural. ¿Trabajo? El mío no, el de mi familia tampoco (tele-trabajo…).  ¿Amazon? Si no llega llegará…

No, para mi las palabras clave que, en mi balanza de decisión, me impiden mudarme (de momento) al medio rural son: #niña2años #sanidadniña #educaciónniña. Sé que hay niños en los pueblos tan sanos (más aún) y bien educados, pero estoy mal acostumbrado como urbanita a tener muuuuuy cerca los servicios sanitarios (<15 minutos 5 hospitales, por no hablar de centros de salud) y educacionales (¡en mi comunidad de 60 pisos viven 35 niños!, 10 de ellos de entre 1 y 3 años, podemos montar una clase sólo con ellos).

Hay mucha tecnología que permitirá reducir mi esquizofrenia sanitaria (videoconsultas, operaciones en remoto, etc) dentro de muy poco. En el tema de la educación, la tecnología también ayudará, pero el que tu niñ@ pueda jugar con niños de su edad en el pueblo se resuelva convenciendo a urbanistas que se vayan a vivir al medio rural…la población fija servicios también y economía…. Es una pescadilla que se muerde la cola…¿quizá alguna medida incentivadora Mr. Gobierno?

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas