feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 22 de septiembre de 2017

Reportajes
26/06/2017

Doñana, para siempre

  • Días antes del grave incendio declarado en el Espacio Natural, Heineken y la Junta de Andalucía finalizaban sus actuaciones de restauración de humedales

Manel González. Periodista

En el momento en el que fueron escritas estas líneas todavía se mantenía activo, dentro del parque de Doñana, el incendio declarado en la noche del 24 de junio en el municipio de Moguer (Huelva), lindante al Espacio Natural. Uno de los focos de fuego todavía vigentes, espoleado por el fuerte viento de las últimas horas, avanzaba imparable hacia el corazón del, seguramente, mayor tesoro verde de nuestra geografía.

Medio aéreos y terrestres luchaban incansablemente por aplacar las llamas. Unas llamas que en solo dos días provocaron desalojos, corte de carreteras y reubicación de fauna protegida.

Días antes, una buena noticia

Pocos días antes, sin embargo, Doñana era motivo de alegría, derivada del anuncio del final de las actuaciones de restauración de tres humedales que Heineken España y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía emprendieron seis meses atrás.

Conocido como el ‘Proyecto Doñana’, estas actuaciones se enmarcan dentro de la estrategia de sostenibilidad “Brindando un Mundo Mejor” de la cervecera. ¿Su objetivo? Devolver al medio 420 millones de litros de agua al año, cantidad equivalente a la cerveza que se elabora anualmente en la fábrica que la compañía tiene en Sevilla, según la propia firma. El compromiso de Heineken España de alcanzar un balance hídrico neutro se refuerza con este proyecto pionero.

Las acciones, para las que Heineken ha invertido 300.000 euros, han estado orientadas principalmente a la restauración de tres humedales del Espacio Natural de Doñana: la Laguna de las Pardillas, la Laguna del Lince (antiguo barrero) y la Laguna de San Lázaro, mejorando su funcionalidad hídrica y ecológica. Ninguna de las tres ubicaciones se encuentra, afortunadamente, en la trayectoria del fuego declarado el pasado sábado.

Estas actuaciones han consistido en el mantenimiento de isletas para favorecer el desarrollo de fauna, la plantación de especies de ribera y alcornoques, el suavizado de pendientes y acondicionamiento de taludes, la construcción de talanqueras y senderos, la finalización de un carril bici, y la instalación de señalizaciones interpretativas de las lagunas, entre otros.

Laguna de las Pardillas

Situada en el término onubense de Hinojos, lleva parcialmente drenada desde los años 70 para evitar el paludismo, lo que provoca que el paraje solo dé señales de vida si el año hidrográfico es bueno.

En ella, el Proyecto Doñana ha corregido el drenaje, eliminándolo para aumentar la capacidad de almacenamiento para recoger más agua; se ha creado la orla lagunar, sustituyendo los pinos piñoneros por especies de ribera; y se han acometido actuaciones hidrológicas complementarias.

Barrero del Arrayán

También situado en Hinojos, desde Heineken España lo describen como una antigua intervención humana de la que se extraían materiales para la construcción de los caminos asfaltados del parque que, aunque no totalmente seca, presenta un estado delicado. Está situado en una zona de sendas y otras actividades recreativas, como el conocido carril bici que lo recorre.

Este paraje se convertirá en laguna al finalizar las obras del Proyecto, que incluye el perfilado de taludes, suavizando y naturalizando las pendientes del barrero para que el aporte de las aguas de lluvia sea superior y mejorando la accesibilidad de las especies y la biodiversidad; la creación de la orla lagunar, sustituyendo también los pinos piñoneros por, en este caso, especies de ribera y trasplantes de alcornoques para crear una masa mixta en varios tramos de las orlas del barrero; construcción de alguna isleta para favorecer el desarrollo de la fauna; y estudio del a cantidad y calidad de efluentes de la instalación de uso público del Arrayán cerca para valorar la posibilidad de su uso en la mejora del humedal.

Laguna de San Lázaro

Ubicada en el término de Villamanrique de la Condesa, es una de las lagunas más espectaculares del parque Doñana, debido a la gran variedad de plantas y animales que viven en ella.

Las ejecuciones en este paraje contemplan la creación de la orla lagunar, sustituyendo pinos piñoneros por especies de ribera y de eucalipto y especies exóticas; trampas de arena en las inmediaciones de la laguna para reducir la entrada de sedimentos en ella; trasplantes de especies de ribera para crear las mejores condiciones de la orla lagunar; protección de márgenes de la laguna para impedir el paso de tráfico rodado; demolición y retirada de infraestructuras obsoletas, así como limpieza de las inmediaciones de la laguna; y señalización e instalación de paneles interpretativos.

Doñana, “un símbolo de referencia mundial de la protección y la conservación de la naturaleza”

Al acto celebrado el miércoles 21 en Sevilla acudieron el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal; el director de Relaciones Corporativas de Heineken España, Jorge Paradela; el director de Responsabilidad Social Corporativa de la cervecera, Mauricio Domínguez-Adame; y los alcaldes de los municipios andaluces en los que se han desarrollado las actuaciones: Miguel Ángel Curiel, de Hinojos, y José Solís, de Villamanrique de la Condesa, entre otras autoridades.

Fiscal agradeció a Heineken su compromiso con la protección y conservación del medio natural y que lo esté llevando a cabo, además, en uno de los espacios más emblemáticos de Andalucía, “un símbolo de referencia mundial de la protección y la conservación de la naturaleza”. Asimismo, el titular de Medio Ambiente subrayó que “el objetivo fundamental de estas obras ha sido contribuir a la mejora de las condiciones ecológicas de estos humedales, por su rica biodiversidad y porque son terrenos de vital importancia para la conservación de hábitats muy representativos del Espacio Natural de Doñana y de las especies más significativas de fauna y flora”.

Fiscal hizo una llamada a la unión y la colaboración entre administraciones, empresas, instituciones, colectivos, fundaciones y personas implicadas en el territorio, “imprescindible a la hora de preservar la naturaleza, ya que este reto es un desafío conjunto de toda la sociedad”.

Por su parte, para el director de Relaciones Corporativas de la cervecera, Jorge Paradela, “la sostenibilidad es una de las prioridades estratégicas de Heineken España. Por ello trabajamos con el objetivo de devolver al medio cada gota de agua que utilizamos en la elaboración de nuestras cervezas. Estamos muy orgullosos de poder contribuir a la preservación y conservación de este entorno tan valioso, reforzando nuestro compromiso con el medioambiente y con Andalucía, una región con la que mantenemos una vinculación centenaria”.

El director de Responsabilidad Social Corporativa de la firma, Por su parte Mauricio Domínguez-Adame, destacó que este proyecto es un ejemplo de las alianzas que la ONU propone entre sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) y que estas actuaciones permitirán “retornos en términos naturales -incrementar el volumen de agua almacenado por las lagunas litorales estacionales de Doñana, mejoras en la biodiversidad de la zona, un aumento de la vegetación y un enriquecimiento de la flora y fauna local- y también retornos económicos y sociales”.

Así, entre los beneficios directos obtenidos por estas actuaciones destacan la mejora del flujo del agua para facilitar la captación de aguas fluviales, la recarga de un acuífero mediante el rediseño del paisaje de las lagunas, el incremento de las especies autóctonas que evitan la erosión y la mejora de la calidad del suelo aumentando la capacidad de infiltración.

Todo esfuerzo es poco para con Doñana. En Heineken, lo saben bien.

Comprometidos con el entorno

El cuidado de las fuentes de agua es una de las seis áreas de actuación prioritarias para Heineken España dentro de su estrategia de sostenibilidad ‘Brindando un Mundo Mejor’. Para llegar a alcanzar un balance hídrico neutro, la compañía coordina sus actuaciones a través de dos vías: la reducción progresiva del consumo de agua y la restauración del balance hídrico, a través del programa internacional Water Balancing, para aquellos países en situación de estrés hídrico como es el caso de nuestro país.

Como resultado de las medidas implantadas en sus cuatro fábricas en España, Heineken ha logrado reducir su consumo de agua por litro de cerveza producido un 28,5% desde 2008, y trabaja de manera constante para promover innovadoras técnicas que reduzcan su impacto medioambiental sobre el entorno más inmediato de las regiones en las que opera. Solo durante 2016 la compañía ha reducido su consumo de agua en 325 millones de litros, cantidad necesaria para llenar 130 piscinas olímpicas.

Este proyecto en Doñana, que se ha llevado a cabo con la colaboración de Commonland -especialistas en restauración y recuperación de paisajes-, se suma a otros que la compañía ya ha emprendido en Andalucía y que continuará a nivel nacional en las cuencas del Júcar y el Tajo.

<< volver

Noticias
21/09/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017