feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 22 de septiembre de 2017

Reportajes

El consumo a nivel mundial salva al sector de los frutos secos

Carmen Benítez. Periodista @cabeherrero

Los frutos secos son parte representativa de la Dieta Mediterránea y están muy integrados en la cocina española. Tal y como indica la página web de Almendrave (Agrupación de Exportadores de Almendra y Avellana de España) www.almendrave.com, su comercialización comenzó hace cinco siglos, siendo los colonizadores españoles quienes introdujeron la almendra en América tras su descubrimiento. Cada vez publican más estudios en los que se explican las excelentes propiedades nutritivas y los efectos beneficiosos de los frutos secos, una posible explicación del aumento de su consumo.

A pesar de esto, el presidente de Almendrave, Pere Ferré, asegura que a nivel nacional las empresas miembro están notando mucho la crisis, “no la sufren tanto a nivel global, puesto que, la economía mundial sigue creciendo y el consumo a nivel mundial de almendras y avellanas también”.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) la superficie de frutos de cáscara y algarrobo en España, en adelante frutos de cáscara, es de 631.033 ha (año 2011), de la cual el 91% se cultiva en secano. Cabe destacar la predominancia de la especie almendro, que con sus 536.312 ha en dicho año, representa el 85% de la superficie total de estas especies.

El Grupo de Trabajo de Frutos Secos, integrado por Aeofruse (Asociación Española de Organizaciones de Productores de Frutos Secos y Algarrobas) y Cooperativas Agroalimentarias y las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, ha estimado que en la campaña 2012/2013 se producirán 51.322 toneladas de almendra grano y 15.000 toneladas de avellana cáscara.

España, a pesar de ser el tercer productor mundial de almendras y sexto de avellanas, se ha convertido también en uno de los principales importadores. La mayoría de estas importaciones se canalizan nuevamente al exterior, después de su industrialización.

Según Pere Ferré, en cuanto a la producción, en España nos encontramos con un problema, “la cosecha de almendra se ha reducido con respecto a la campaña anterior. Sin embargo, esperamos poder mantener la cuota de mercado con las importaciones de almendras procedentes de otros orígenes”. Por otro lado, en lo que a comercialización se refiere Europa está saturada. España va manteniendo su cuota de exportación incorporando nuevos continentes como Asia o Sudamérica.

EXPORTACIÓN/IMPORTACIÓN

Según datos del MAGRAMA, en almendra, la exportación promedio entre las campañas 2008/09 a 2011/12, se ha situado en 57.120 t, expresado en almendra en grano, las cuales representan del orden del 89% de nuestra producción, mientras que las importaciones promedio en dicho periodo han sido de 74.214 t.

Atendiendo al valor que tienen dichas exportaciones e importaciones, nuestra tasa de cobertura es del 98,7%, lo cual significa que las exportaciones españolas son inferiores en volumen a nuestras importaciones pero el producto que exportamos tiene un mayor valor que el que importamos.

Por otro lado, las exportaciones siguen una línea creciente hasta la campaña 2011/12 donde nuestra producción disminuye ligeramente y por el contrario la de Estados Unidos presenta una cosecha récord.

En la pasada campaña 2012/13 se vuelven a recuperar las tendencias anteriores a la campaña 2011/12, incrementando las exportaciones y disminuyendo las importaciones, gracias al descenso productivo mundial y a la reorientación de las exportaciones de Estados Unidos hacia otros mercados, y que, claramente, se está reflejando en una evolución favorable de los precios. Nuestras ventas al exterior van destinadas fundamentalmente a la UE 27, siendo Estados Unidos el origen principal de nuestras importaciones, país que representa el 94% de las mismas.

Por lo que respecta a la avellana, con unas exportaciones e importaciones promedio de 2.748 t y 5.197 t en grano, somos un país netamente importador de avellana, principalmente desde Turquía. Nuestras ventas se dirigen fundamentalmente a la UE 27.

Según datos de Almendrave, aproximadamente el 90% de la exportación española de almendra se destina a mercados europeos, destacando entre ellos, Alemania, Francia e Italia.

Respecto a la exportación de avellana, la Unión Europea asume el 70%. Polonia es el principal beneficiado con un 21% y Francia se lleva el 19%.

DATOS A NIVEL MUNDIAL

A nivel mundial, California estima una producción de unas 893.000 toneladas, y Australia unas 50.000 toneladas. En avellana, el primer productor mundial sigue siendo Turquía con una estimación de cosecha de 660.000 toneladas cáscara. España ocupa el sexto lugar.

La exportación de almendra, respecto a la campaña anterior, ha experimentado un descenso, tanto en cantidad como en valor. En cuanto a su harina, se ha producido un descenso en cantidad y un ascenso en valor.

En lo referente a la exportación de avellana, tanto la cantidad como el valor han aumentado, todo lo contrario que su harina, que ha visto reducidos sus cifras. Comparando las importaciones de almendra en grano, con respecto al año pasado, se observa un ascenso de un 13,32% y en cáscara un descenso de 42,86%.

LOS FRUTOS SECOS EN LA PAC

Un porcentaje muy alto de la superficie de frutos secos tienen su espacio en el Programa de Investigación e Innovación Europeo Horizonte 2020 (H2020) y podrán recibir ayudas. Aunque aún se está debatiendo, desde el MAGRAMA se ha pedido que a parte del pago básico, este sector pueda recibir ayudas acopladas.

A partir del 2015 se tendrá que decidir cuál será el apoyo nacional (aparte del de Bruselas, que con ese ya se contará). Desde el MAGRAMA aseguran que desde ya se está reflexionando si habrá ayuda nacional y cómo será.

<< volver

Noticias
21/09/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017