feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 22 de septiembre de 2017

Reportajes

El vino español, a la conquista de China

Teresa Sánchez

Saltar la Gran Muralla china y exportar al coloso asiático. Ese es el objetivo de 500 bodegas españolas, que han presentado ante las autoridades de China su propuesta para poder vender en el país sin tener que pagar los fuertes aranceles que su Gobierno quiere poner en marcha con el objetivo de potenciar la producción local. China representa el 14% de todo el consumo mundial de vino con 17 millones de hectólitros anuales, según las estimaciones de la OIV (Organización Internacional del Vino)- y es, sobre todo, el país que ofrece un mayor potencial de crecimiento durante los próximos años.

La decisión de imponer aranceles al vino extranjero se tomó el pasado mes de junio, en principio como respuesta a la decisión de la Unión Europea (UE) de imponer tasas para restringir la importación de paneles solares chinos para la producción de energía fotovoltaica.

Bruselas acusaba a los fabricantes de éste país de dumping, alegando que con el apoyo estatal podían vender sus productos en Europa por debajo del valor real de la producción. Fue entonces cuando China respondió que desde las autoridades comunitarias también se otorgaban ayudas a la producción vinícola, por lo que respondía con la misma moneda.

Aunque el pasado julio, la UE y China llegaron finalmente a un acuerdo en la disputa comercial desatada por los paneles, acordando un precio mínimo de 56 céntimos por vatio para las importaciones de productos solares chinos a Europa -para las empresas que cumplan determinadas condiciones no habrá tasas-, el Ejecutivo de Xi Jinping no ha frenado hasta ahora su estrategia con el vino.

El Ministerio de Comercio chino está realizando una investigación por dumping y supuestos subsidios ilegales contra las bodegas europeas, que en 2012 exportaron al país asiático por algo más de 800 millones de euros. "China ha exigido a las empresas que quieran exportar vino que se registren para poder ser inspeccionadas. Hay un total de 5.000 bodegas europeas, de las que 500 son españolas. China ha realizado un muestreo para investigar el supuesto dumping y es lo que está haciendo en este momento. El problema es que las compañías que no figuren en esa lista voluntaria tendrán muy difícil la exportación porque se les exigirán aranceles inasumibles", explican en la Federación Española del Vino, la asociación que representa los intereses del sector.

En el Gobierno español, a pesar de todo, hay cierto optimismo. "Se está trabajando duro y confiamos en que al final las cosas se resolverán. De momento, China está investigando ya a un número limitado de bodegas españolas y somos optimistas", dicen desde el Icex.

En este mismo sentido, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha querido subirse al carro de las oportunidades que brinda este comercio firmando con la Administración General de Supervisión de Calidad de China un memorándum de entendimiento que impulse precisamente las ventas de nuestros vinos en el gigante asiático.

Es un acuerdo con el que Madrid y Pekín quieren promover acciones conjuntas de lucha contra el fraude y la falsificación de vino, además de potenciar la trazabilidad y la colaboración para proteger las Indicaciones Geográficas Protegidas y las Denominaciones de Origen. Por eso, uno de los objetivos concretos de ese acuerdo pasa por desarrollar un sistema electrónico de comunicación entre autoridades para controlar los certificados de origen y prevenir el fraude. Todo con tal de que las exportaciones de los vinos españoles en China sigan con su senda de crecimiento. El liderazgo, y de forma muy destacada tanto en valor como en volumen, sigue siendo de Francia, el país que cuenta con una mejor imagen en este fabuloso mercado de 1.500 millones de personas, pero España avanza firme.

Si en 2011 nuestras bodegas superaron por primera vez a Italia en exportación total de vino a este gigante asiático; en el último ejercicio han logrado además un reto mucho más complicado: superarles también por volumen de vino embotellado, el que aporta un valor valor añadido.

Hace dos años los dos países estaban empatados con un total de 18,9 millones de litros y en 2012 mientras que las bodegas españolas superaron los 20,1 millones, Italia perdió terreno de forma alarmante y cayó hasta 14,9 millones de litros. Y es que los datos recogidos por el Icex de acuerdo con las cifras de las aduanas chinas no dejan ningún lugar a duda: España ha elevado sus exportaciones de vino embotellado un 111,5 por ciento en los últimos dos años, quedando así sólo por detrás de Francia y Australia.

<< volver

Noticias
22/09/2017
Noticias
22/09/2017
Noticias
21/09/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017