feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 22 de septiembre de 2017

Reportajes

La crisis da una segunda oportunidad a la resina en España

Gema Boiza.Periodista._arroba_GemaBoiza

La crisis económica por la que atraviesan España y Portugal, el buen estado de conservación de sus pinares, el aumento de la demanda y la baja producción en la Unión Europea, y el cambio de la situación socioeconómica de China, motivada por la pérdida de mano de obra en el campo y el incremento de los costes salariales de su población, se antojan elementos clave para que la resina –cuyos profesionales comparten las labores de resinación, selvicultura y prevención de incendios- pueda volver a dinamizar la actividad económica de los municipios rurales de la Península Ibérica.

Un área en la que además están ubicadas algunas de las empresas industriales más competitivas a nivel internacional en el proceso de derivados resínicos, bien conectados con el conjunto de la industria química europea que, da la casualidad, es la primera consumidora mundial de estos productos.

Es más, con dos millones de hectáreas de pinares de Pinus  pinaster –de los que se extrae la resina- España y Portugal tienen ante sí la posibilidad de ayudar a la Unión Europea, y ayudarse por tanto a sí mismos, a reducir la dependencia del petróleo, sobre todo en lo referente a dicha industria química. Una industria que además ha situado entre sus prioridades de aquí a 2020 apostar por la bioeconomía y por desarrollar fuentes estables de suministro de materias primas, preferentemente dentro de la Unión Europea, para ir en la línea del Protocolo de Kyoto.

De ahí que los agentes del sector –propietarios y gestores forestales, resineros y empresarios, industriales y de obras y servicios forestales- tengan ante sí el gran reto de conseguir que la recuperación de la resinación iniciada en 2011 en Europa se mantenga y aumente durante este año y los venideros.

Plan de reactivación forestal

Un reto que acaba de recibir un espaldarazo por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. Su ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, acaba de presentar un plan dirigido precisamente a preservar, mejorar y asegurar el patrimonio forestal nacional, en el que está incluido la resina.

Según los documentos del Ministerio, dicho plan tiene como objetivos aprovechar la capacidad del sector forestal para impulsar la actividad socioeconómica y contribuir a la diversificación de la actividad del medio rural.

Asimismo, ese plan pretende incrementar el número de empleos relacionados con la actividad forestal, así como mejorar la renta de los trabajadores del sector forestal y las condiciones de vida de los habitantes del medio rural vinculados a esta actividad.

Aumentar el número de explotaciones forestales, incrementar la dimensión de la propiedad forestal, lograr superficies económicamente eficientes para una gestión forestal sostenible, contribuir a elevar el valor añadido de los productos forestales y aumentar la demanda de los mismos son otros de los puntos que el Gobierno pretende poner en marcha con este plan.

En España existen cerca de 1,4 millones de hectáreas de pinares de Pinus Pinaster, pino negral o pino resinero, distribuidas fundamentalmente por Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura:

Castilla y León: 276.000 hectáreas

Castilla-La Mancha: 217.000

Andalucía: 133.000

Extremadura: 87.000

Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y otras: 320.000

TOTAL: 1.373.000

Fuente: II Simposio Internacional de Resinas Naturales

Resina, castaña y piñón, los mejores de la clase

Retos que están enmarcados en un total de 85 medidas diseñadas por el Ministerio, que al igual que ha identificado una cierta reactivación de la resina y de la biomasa y una balanza comercial positiva de la castaña y el piñón, también ha observado una gran inestabilidad en la producción y en los precios de hongos y trufas y una cierta depreciación del corcho.

De ahí que durante la presentación del plan, Cañete haya explicado que en su elaboración el MAGRAMA ha tenido en cuenta cómo y dónde mejorar los aprovechamientos forestales de la madera, la biomasa, la resina, el corcho, la castaña, el piñón, los hongos, las trufas, la caza y pesca, la dehesa y la ganadería extensiva.

Y es que según los datos del MAGRAMA, España (con una superficie forestal de 27,7 millones de hectáreas, ocupando el 54,8% de la superficie nacional) es el tercer país de la Unión Europea en superficie forestal arbolada, sólo por detrás de Suecia y Finlandia.

Una ventaja respecto a otros países vecinos por la que según Cañete “el sector forestal español tiene un potencial de crecimiento muy importante, que debemos aprovechar con la puesta en marcha de medidas estructurales”.

A cierre de 2013, el sector forestal español generó unos 7.900 millones de euros en  valor añadido bruto, lo que supone una aportación al PIB nacional del 0,76%. Asimismo, este sector dio empleo en 2013 a 117.000 personas (el 0,67% de la población ocupada), siendo el subsector de la madera y el corcho el que más empleo genera (43,9% del total), seguido de la industria del papel (36,4%), mientras que el resto de aprovechamientos forestales alcanza casi el 20%.

LAS CIFRAS

China, Brasil e Indonesia son, por este orden, los principales productores de resina a escala mundial. El primero y el tercero alcanzan una productividad por hectárea cuatro veces superior a la española, y Brasil, dos veces más.

Europa es el principal importador mundial de productos resinosos, con unas 300.000 toneladas al año. Sin embargo, el Viejo continente produce menos del 1% de la producción mundial y su tasa de cobertura de la demanda por la producción interna no alcanza el 10%.

<< volver

Noticias
21/09/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017