feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 22 de septiembre de 2017

Reportajes

La industria alimentaria da otro espaldarazo a la economía española

Redacción Qcom.es

La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), en colaboración con el Gobierno de España y con el impulso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha presentado un Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas cuyo objetivo es contribuir a la mejora del conjunto de la economía española con el año 2020 como horizonte. Gracias a esta iniciativa, el sector espera mantener un crecimiento sostenible en ventas netas de un 4% anual, alcanzando los 115.000 millones de euros en 2020, y crear 60.000 puestos de trabajo en los próximos seis años.

La creación de este Marco, que nace bajo el lema Alimentamos el Futuro, se produce en un momento clave y propicio para el sector y el país, en fase de recuperación económica, dado su posicionamiento estratégico y su fortaleza como generador de valor. De hecho, la industria de alimentación y bebidas es un importante motor de la economía española y el primer sector industrial de nuestro país en términos de facturación. Sus ventas anuales ascienden a 90.168 millones de euros, lo que supone el 20,5% del total de las ventas netas de la industria española. Este dato coloca al sector de alimentación y bebidas en el cuarto puesto de facturación en Europa – únicamente superado por Alemania, Francia e Italia – y el octavo a nivel mundial.

A nivel de empleo, la industria de alimentación y bebidas genera cerca de medio millón de puestos de trabajo y ha sido uno de los sectores que mejor ha resistido la crisis, con caídas muy inferiores a las del conjunto de la economía.

Asimismo, la industria alimentaria española lidera la Unión Europea en ámbitos como la trazabilidad, la seguridad y calidad alimentaria, o su alto nivel de inversión en I+D+i y en tecnología de la transformación.

Precisamente gracias a este plan, se pretenden potenciar las ventas en el mercado exterior, que pasarían de 22.000 millones de euros en 2012 a 46.000 millones de euros en 2020, lo que supondría un crecimiento anual del 10%.

Los cuatro grandes retos que se ha marcado la industria de alimentación y bebidas para alcanzar su misión son: eficiencia, creación de valor, internacionalización y dinamización para ganar tamaño.

Para la consecución de los retos se han identificado seis palancas clave dinamizadoras. Dichas palancas contemplan: una regulación eficiente y ágil, una comunicación que permita poner en valor un sector líder, potenciar la formación y la búsqueda de excelencia y el talento, promover un marco estable de alianzas estratégicas y de colaboración, impulsar  el desarrollo de la innovación, la ciencia y la tecnología de la industria y promover fuentes de financiación alternativas, sostenibles y diversas.

<< volver

Noticias
21/09/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017