feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 25 de septiembre de 2017

Reportajes

Pago de Carraovejas, enclave privilegiado

Redacción. Qcom.es

La historia de Pago de Carraovejas comienza en 1987 cuando José María Ruiz completa su idea vitícola-gastronómica transformando, en su restaurante segoviano, el concepto de vino de mesa que se servía en los mesones castellanos. Años atrás, comenzó esta propuesta cambiando la tradicional jarra de vino en las comidas por un vino embotellado cuidando la temperatura y el servicio del mismo. Este proyecto comenzó con el proyecto de elaborar un vino de calidad para acompañar su plato estrella de “José María”, su restaurante: el cochinillo.

Aprovechando un enclave privilegiado como son las laderas de Carraovejas en Peñafiel, cuna histórica de la Ribera de Duero, Pago de Carraovejas realizó su primera cosecha en el año 1991. Actualmente cuenta con aproximadamente 160 hectáreas a una altitud de más de 850 metros sobre el nivel del mar. Las variedades de uva que se cultivan son Merlot, Cabernet Sauvignon y Tinta de País.

Esta bodega es un ejemplo de la unión entre lo tradicional y la innovación y sus instalaciones superan los 26.000 metros cuadrados. Pago de Carraovejas cuenta con modernas instalaciones que aúnan las formas tradicionales con avanzadas tecnologías. Cabe destacar su innovador sistema de fermentación, el cual, se basa en el uso de un puente grúa y un pequeño depósito llamado OVI, que llenándose por gravedad, es elevado hasta la misma boca de entrada del depósito de destino.

La última adquisición de Pago de Carraovejas es Ossian, bodega cuyos viñedos están asentados en la localidad segoviana de Santa María la Real de Nieva, muy cerca de la Denominación de origen Rueda, se incorporaron a esta empresa a mediados de 2013 y ya están comercializando un vino verdejo ecológico bajo el marchamo de los Vinos de la Tierra de Castilla y León.

Dentro de esta seña de identidad, Ossian elabora en la actualidad los siguientes vinos: Quintaluna, un blanco joven sin crianza en barrica; Ossian, blanco 100 % verdejo, Ossian Capitel, otro blanco excepcional, 100 % verdejo, Verdling Trocken blanco joven verdejo al más puro estilo alemán y Verdling Dulce, un vino dulce 100% verdejo.

Pago de Carraovejas ha recibido en los últimos años numerosos reconocimientos a sus vinos que ya tienen gran prestigio en el panorama nacional e incluso en el internacional. Un pequeño porcentaje de la producción se comercializa en el Restaurante que José María Ruiz tiene en Segovia, muy cerca de la Plaza Mayor, cuya gastronomía también es digna de degustar.

La mayoría restante de la producción no se vende en el restaurante, en el caso de Carraovejas se elabora el vino de Autor únicamente para este, el cual no se comercializa. La reinvención del vino de la casa con la que comenzó el proyecto, por romanticismo solo se consume en el local.

Por último, es digno de mención que la bodega Pago de Carraovejas también ha recibido recientemente el certificado ISO 14001 a su Sistema de Gestión Ambiental para la actividad de “Elaboración y crianza de vino” en sus instalaciones de Peñafiel. A esta certificación se le une la ya obtenida ISO 9001 para la Gestión de la Calidad y a la norma SGE21 de Responsabilidad Social Corporativa. En definitiva, marca una línea empresarial preocupada por la mejora de la gestión en todos los aspectos de su actividad; calidad y sostenibilidad.

Para más información, además de las webs de las bodegas, es posible consultar iniciativa #cultoalamesa en redes sociales en la que se da a conocer el grupo familiar de empresas compuesto por Restaurante José María y Eventos, Pago de Carraovejas, Ossian y el cochinillo viajero.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017