feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 25 de septiembre de 2017

Reportajes

Panaria prevé duplicar su red de locales en 2014 y salir al extranjero en 2015

Gema B. Muñoz

Tres años después de abrir su primera panadería con salón de degustación en Tenerife, la compañía valenciana, que ya cuenta con más de cuarenta locales en España, prevé cerrar el año con 50 establecimientos operativos y una facturación de nueve millones de euros, tres veces más que la obtenida el año pasado. Sus planes pasan por duplicar su red, hasta las 100 tiendas, en 2014, crear más de 300 puestos de trabajo el próximo año, y dar el salto internacional, en el centro y este de Europa y en países de América Central y Latina en 2015.

“Vamos paso a paso, pero ya empezamos a vivir lo bonito de ser una cadena nacional”. Con estas palabras explica Antonio Pérez Jiménez, fundador y consejero delegado de Panaria, a Qcom.es el ritmo de expansión de esta cadena de panaderías que aspira a llegar a todas las Comunidades Autónomas antes del fin de 2014.

Un año en el que Panaria pretende abrir 50 locales más con los que, sumados a los 50 con que pretende cerrar este ejercicio,alcanzará un total de 100 tiendas, de las que, según Pérez, 20 serán propias y ochenta franquiciadas, a razón de entre siete y diez empleados por local.

Aunque en el plan de negocio de Panaria el objetivo es implantarse en toda la parte española de la Península Ibérica, Pérez reconoce que Madrid será una de las zonas que más refuerce. “Cuando te posicionas bien en Madrid al final consigues posicionarte bien en toda España”, sostiene este directivo que antes de lanzar Panaria en 2010 fue director general durante cinco años de un interprovedor de Mercadona de comida preparada.

“Mi historia es la del directivo acomodado que decide pasarse al otro lado para, como dice el escritor Ken Robinson, hacer lo que realmente te apasiona y con lo que no ves pasar el tiempo aunque trabajes veinte horas”, explica Pérez. El ejecutivo puntualiza además que el hecho de  en 2010, en plena crisis, le ha permitido acceder a locales “que antes tenían precios disparatados. Para mí, la crisis ha sido una oportunidad”, añade.

Una oportunidad que Pérez, valenciano, de 45 años de edad y con una trayectoria profesional que siempre ha estado ligada al sector alimentario, ha decidido llevar fuera de nuestras fronteras en 2015. “La idea es llevar Panaria a los países del centro y del Este de Europa, donde  la competencia de las cadenas organizadas que todos conocemos en este sector es menor que en nuestros países vecinos”, asegura.

Destinos internacionales

Aunque según Pérez todos los países de esa zona geográfica podrían acoger locales de Panariade la mano de un master franquiciador local, Polonia, República Checa y Hungría son los primeros que nombra. Además de esta región europea, Pérez asegura que sus planes de expansión también contemplan el continente americano.

“México, Colombia y países caribeños también nos interesan”, dice. Entre los motivos que suscitan ese interés, Pérez subraya el hecho de que en esas zonas ya haya empresas españolas, como hoteles, funcionando y que en esos países estén siendo ahora más conscientes que nunca de las “virtudes del trigo” y de la bollería.

De vuelta a España, Pérez sostiene que “aún hay hueco para nuevos operadores que apuesten por el pan artesano y las cafeterías. Yo no me fijo tanto en la competencia, sino en hacer las cosas cada día mejor”.

Una afirmación a la que da continuidad con otra mucho más crítica. “Lo que de verdad sí me pregunto es cómo es posible que sobrevivan cafeterías que tendrían que haber cerrado hace veinte o treinta años. Ojalá vengan más de ésos que lo hacen bien y se vayan los que llevan ¡veinte años! sin cambiar los manteles, sin hacer baños accesibles para minusválidos… En España faltan empresarios responsables que tengan ideas. Yo soy muy consciente de que en cuatro ó cinco años tendré que cambiar mi negocio para seguir siendo competitivo”, advierte.

Unas declaraciones que van en la línea de las afirmaciones de George Mavromaras, presidente de la Asociación Internacional de la Panadería Industrial (AIBI, en sus siglas en inglés) que en su última visita a España apostó por la creatividad y por el lanzamiento de nuevos productos para hacer frente a una cada vez mayor competitividad.

Declaraciones con las que Pérez dice estar de acuerdo y a las que él añade una cosa más: “nosotros, en nuestras panaderías estamos centrados en que los clientes tengan una experiencia de consumo. Quiero que cuando la gente entre en Panaria piense que ése es un sitio tan bonito como los que ha podido ver, por ejemplo, en Londres”.

Críticas a la administración

Además de las críticas vertidas a las cafeterías que, en su opinión, no han sabido renovar su ‘look’, Pérez arremete también y sobre todo contra la Administración y más concretamente contra los ayuntamientos. “En España es muy difícil abrir un local por los pasos previos y las medidas surrealistas que nos exigen desde los ayuntamientos. En este país hemos creado una maraña administrativa y burocrática que disuade a los empresarios”.

Críticas que si bien dirige a los consistorios de todo el país concentra especialmente en Madrid, donde la gestión del Ayuntamiento de la capital hace, según Pérez, que abrir un local sea todavía “más difícil y más caro”.

Aún así, Panaria tiene ya seis firmados en Madrid. Locales que, como en el resto del país, abren los 365 días del año, de 7 de la mañana a 9 de la noche, y que tienen un ticket medio de cuatro euros que, pese a que el pan y la bollería son su corebusiness, también disponen de productos –ensaladas, sopas, cremas, pastas, pizzas y hasta un plato del día, a 7,25 euros- con los que sus comensales pueden comer o llevarse la comida o la cena a casa.

Pérez, fundador de Panaria y socio junto con un miembro de su familia de la firma, reconoce que ha tenido algunas propuestas “para entrar en la familia Panaria” pero asegura que “no me planteo abrir el capital”.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

07/09/2017