Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

18 DE julio DE 2019

Siro, viaje a las estrellas....

Vidal Maté. @trigo_limpioVM

A la sombra de Mercadona, como inter proveedor de la empresa de distribución valenciana, el grupo Siro, actualmente Cerealto Siro Foods, su presidente y principal accionista Juan Manuel González Serna levantó un gran grupo industrial con 14 plantas de producción con una facturación de unos 600 millones de euros, más de 4.000 trabajadores, una posición puntera en la innovación en el sector agroalimentario, una división agraria de más de 2.000 hectáreas para mejorar las producciones cerealistas, un monasterio- fundación y tres palacios en sus territorios de Burgos y Palencia, Cevico, Torrepadierne, Saldañuela y El Cristo Villahizán,lo que convierte al grupo en uno del perceptores PAC más fuertes en Castilla y León.

A la sombra del mismo grupo de distribución, pero repartiendo sus compras entre más de 1.300 proveedores especialistas y, desde hace un año, dando la opción de ser proveedor cualquier fabricante que ofrezca el producto en la calidad y al precio exigido por la empresa, el grupo se ha visto obligado en los últimos meses a poner a la venta media docena de esas plantas dedicadas a la fabricación de pan y bollería de la que ya se ha consumado la venta de la fábrica de El Espinar y que se suma a otras plantas o marcas vendidas con anterioridad bajo la hoja de ruta marcada por Mercadona. Hoy el grupo abandona la producción de pan y bollería industrial, para centrarse en la producción de galletas, pastas y cereales en competencia con otros fabricantes nacionales y extranjeros. De las tierras de cultivo y de los palacios, solo rumores de ventas.

El grupo Siro ha sido uno de los ejemplos más significativos de crecimiento a partir prácticamente de cero, apoyado en sus ventas como inter proveedor de Mercadona desde 1998. Juan Manuel González Serna dirigía la empresa familiar Honesta Manzaneque en la fabricación de harinas en Campo de Criptana en Ciudad Real. La empresa no iba bien por diferencias familiares y en 1991, junto a su mujer Lucía, decide iniciar la aventura empresarial en solitario, con la compra de una pequeña empresa familiar, Siro, en Venta de Baños, en Palencia, al grupo Danone. Las multinacionales en retirada o incapaces de gestionar pequeñas o grandes empresas han sido su debilidad. En 1993 adquirió la empresa familiar Reglero de pastas especiales, dos años más tarde adquiría a Barilla productos Rio y a United Biscuits otras marcas de snacks. En 1997 adquirió las marcas Ardilla y La Familia nuevamente a Danone; en 2002 se hizo con la planta de Fontaneda en Aguilar de Campoo, propiedad de United Biscuits en pugna con Gullón. En esa carrera de expansión en 2006 adquiere la planta de bollería industria de El Espinar a Sara Lee, anteriormente en manos de Bimbo y a la misma empresa Sara Lee compró las plantas de Briviesca, Agüimes en Canarias y de Antequera, otra planta a Nutrexpa en Jaén, la planta de Navarrés en Valencia o la planta de pastelería congelada en Montblanc en Tarragona. A este crecimiento por compras se sumaron la mejora o ampliación en otras como Aguilar de Campo,o la construcción de la de Paterna, todo ello con diferentes planes que han supuesto más de 600 millones de inversiones.

El grupo se embarcó igualmente en los últimos años en la actividad agrícola a sugerencia de la empresa de distribución para la producción de cereales para la obtención de harinas especiales para sus pastas frente a las importaciones de trigos. Esta estrategia llevó al grupo a suscribir acuerdos con agricultores, especialmente en Castilla y León y, en una segunda fase, Siro optó por la compra de terrenos de cultivo donde destaca la adquisición a Caja Burgos, hoy la Caixa, de la finca de Torrepadierne ,castillo  incluido, en su día propiedad del arzobispado de Burgos de unas 700 hectáreas, 500 de monte y unas 200 de regadío donde los nuevos propietarios llevaron a cabo obras importantes de allanamiento de tierras, desmonte de linderos y mejoras en la toma de agua del rio Arlanzón en medio de las protestas del molinero y de regantes de los pueblos abajo del cauce del rio. Junto a esta compra se halla la del palacio de Saldañuela, también a la Caixa, en localidad de Sarracín con sus tierras de cultivo, enclave histórico donde, cuenta la historia  que habitó Isabel de Osorio, dama de la corte, amante de Felipe II y que se conoce familiarmente como “el palacio de la puta”.

En esa misma estrategia de potenciar las producciones cerealistas, el grupo adquirió, también en Burgos, terrenos en la zona de Aranda y la finca conocida como de El Cristo de Villahizán de unas 1.300 hectáreas con dominio de secanos y casa señorial cuyo propietario anterior fue don Patricio Echeverría, dueño de la fábrica herramientas agrícolas en el Pais Vasco con marcas como Bellota. Don Patricio era un benefactor de la zona. Recogió en sus fábricas el sobrante de agricultores de los pueblos de la comarca expulsados por la mecanización y en la fiesta de El Cristo en septiembre celebraba misa y almuerzo con todos los curas de la zona, mientras los pobres de los alrededores hacían cola para recibir un bocadillo y vino de los señores.

Mercadona ha sido el hacedor del grupo Siro por la compra de sus productos en calidad de inter proveedor desde 1998. Pero, a la vez, el grupo de distribución manejó también sus políticas de compras, inversiones y desinversiones. Y, en esa línea, el grupo, además de compras, también vendía en 2016 su planta de pastelería congelada en Tarragona a la firma Pastifred, se desprendía en 2009 de las marcas Reglero y Rio y finalmente, en los últimos meses ponía a la venta sus plantas de pan en Paterna y Antequera y las de bollería en Navarrés, Briviesca, El Espinar y Medina del Campo ante la decisión de Mercadona de que grupo Cerealto Siro sea fundamentalmente proveedor especialista en una  serie de categorías de galletas, pasta y en cereales.

Hoy, frente a la actividad dependiente en el pasado fundamentalmente de Mercadona, Cerealto Siro Foods ha iniciado una nueva estrategia donde el grupo de distribución y que el futuro pase fundamentalmente por las ventas en el exterior donde ya se halla presente en Portugal, Italia, Reino Unido y México y prepara su desembarco en otros  grandes mercados.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas