Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Fuente de vitaminas, carotenoides y polifenoles

Yaiza de la Campa. Periodista

Más que una simple bebida, los zumos constituyen un alimento fuente de vitaminas y minerales, y mediante su consumo se obtienen diversos nutrientes necesarios para nuestro organismo, con la ventaja de que algunos componentes pasan directamente a la sangre, sin necesidad de digestión previa ni de desgaste energético.

Uno de los principales valores que los zumos aportan a nuestra dieta, en función del aporte de nutrientes que realizan a nuestro organismo es su poder como fuente de vitaminas antioxidantes, carotenoides y polifenoles.

Las vitaminas son un grupo muy amplio de sustancias que se encuentran de manera natural en las frutas y hortalizas, siendo este tipo de alimentos el principal medio para incorporarlas a través de la dieta. Se consideran esenciales ya que intervienen en importantes funciones para el organismo.

En el caso de los zumos de frutas, estas vitaminas se encuentran en una cantidad similar al de la fruta de origen y suponen por tanto una de las fuentes principales de estos nutrientes.

El organismo tiene capacidad para desarrollar ciertas sustancias nocivas denominadas radicales libres, con una alta capacidad oxidante y que participan negativamente en el proceso de envejecimiento celular y en el desarrollo de diversos tipos de cáncer. Nuestro cuerpo se defiende de manera natural frente a esta acción negativa de los radicales libres, aunque en muchas ocasiones puede no ser suficiente para contrarrestar sus efectos.

El zumo de frutas es una fuente natural de vitaminas con capacidad antioxidante, y las representaciones de más peso en esta categoría son la vitamina C y la E. Además de esta función, la vitamina C tiene un importante papel en la absorción del hierro, y se sabe que una ingesta reducida de vitamina E se asocia a un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

El zumo de frutas también es fuente importante de carotenoides, en concreto de precursores de vitamina A, que también tienen una alta capacidad antioxidante, además de participar en otras funciones como el metabolismo óseo o la función visual, entre otras.

En otro ámbito diferente al de las vitaminas y sin embargo, con un beneficio para la salud similar, se encuentran los polifenoles, unas moléculas de origen vegetal que se encuentran en el zumo de manera natural y cuya actividad antioxidante potencia en gran medida los efectos de las vitaminas A, C y E.

Además de estas características, el zumo de frutas contribuye a aportar a nuestra dieta una buena parte de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, también denominado vitamina B9, cuyos efectos en la prevención de malformaciones fetales es ya muy conocido.

Dime qué color tienes y te diré cuál es tu propiedad para con el organismo

Según el pigmento o compuesto bioactivo (carotenoides, flavonoides, licopeno, etc.) presente de forma natural en cada fruta el efecto sobre la salud varía.

- Blanco-verde. El compuesto bioactivo de frutas como la manzana son las flavonoides (polifenol), cuyo efecto saludable es la protección celular y la disminución del colesterol-LDL.

- Azul-rojo oscuro. Las grosellas, ciruelas, cerezas, arándanos negros y los arándanos comunes poseen antocianinas (polifenol), las cuales aumentan el flujo sanguíneo y disminuyen la inflamación vascular.

- Rojo. El licopeno (carotenoide) es el compuesto bioactivo del pigmento rojo. Por eso, el tomate, el pomelo, la sandía, la guayaba y la papaya tienen poder en la disminución del riesgo de sufrir cáncer de próstata así como influyen en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

- Naranja. El color naranja es el del compuesto betacaroteno (cartotenoide), presente en las zanahorias, los albaricoques, los mangos y el goji, entre otros. Su efecto antioxidante es capaz de captar radicales libres, disminuir el riesgo de cáncer y mejorar el sistema inmume.

- Amarillo-naranja. La piña, la naranja, la mandarina y el melocotón, por ejemplo, ayudan a combatir el estrés oxidativo y a mejorar el sistema inmune, gracias al los carotenoides que éstas contienen.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas