Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

24 DE mayo DE 2019

Los celíacos, los olvidados de la administración

Ángel Marqués Ávila. Periodista

Hoy, lunes 27 de mayo se celebra el Día Nacional del Celiaco, una fecha dedicada a dar visibilidad a una afección que padece cerca de 1 millón de personas en España.

Y, aunque muchos son los alimentos que los intolerantes al gluten no pueden consumir y todavía numerosas las limitaciones de la oferta gastronómica actual, cada vez son más las marcas que, concienciadas con los afectados, deciden sumar a sus productos variedades sin gluten aptas para celiacos.

La celiaquía en España

La Enfermedad Celiaca (EC) es una enfermedad sistémica inmunomediada, provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos genéticamente susceptibles, y se caracteriza por la presencia de una combinación variable de: manifestaciones clínicas dependientes del gluten, anticuerpos específicos de EC, haplotipos HLA DQ2 o DQ8 y enteropatía. Esta definición fue actualizada por la ESPGHAN, Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición en 2012.

La prevalencia estimada en los europeos y sus descendientes es del 1%, siendo más frecuente en las mujeres con una proporción 2:1.

Los tiempos han cambiado

Según María van der Hofstadt, técnica de Calidad y Seguridad Alimentaria de FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España), hoy en día es mucho más sencillo que hace unos años encontrar productos aptos para celiacos seguros, ya que en la mayoría de los supermercados disponen al menos de un mínimo de productos específicos. Aun así, los pacientes deben aprender a entender e interpretar las etiquetas y la información que encuentran en las mismas que puede transmitirse de muchas formas diferentes.

Desde Mercadona, nos apuntan que la situación actual es mucho mejor que la de hace 10 o 20 años. Y que en esta cadena de distribución se comenzó a trabajar conjuntamente con las asociaciones de celiacos hace 20 años. Hoy la oferta de productos es mucho más amplia yexisten más opciones de compra, y todo ello es gracias a la gran labor de concienciación que han desarrollado las asociaciones de celiacos y a la disposición de la industria y de las empresas de distribución a dar soluciones a las necesidades de este colectivo.

Garantía asegurada

La Marca de Garantía (que desaparece el 31 de diciembre de este año para integrarse por completo con el ELS) y el Sistema de Licencia Europeo, ELS son dos esquemas de certificación privados y voluntarios para las empresas que aportan un extra de seguridad añadida a los consumidores ya que es la forma de que la industria alimentaria le diga al consumidor que además de cumplir con la legislación vigente se han sometido a un control de puntos críticos más exhaustivo y exigente para garantizar la ausencia de gluten en sus productos.

Desde la empresa de distribución valenciana, MERCADONA, nos comentan que más  que hablar de positivo o negativo, debemos de hablar de máximas garantías para el consumidor celiaco. Cualquier sistema o procedimiento que garantice al 100% que un producto es apto para celiacos es bueno. El consumidor quiere la máxima seguridad y la máxima información con una fácil identificación.

El celíaco un paciente activo

Para esta directiva de FACE, la principal limitación del celiaco, es el escaso margen de improvisación ya que nunca sabe si va a encontrar un establecimiento donde puedan ofrecerle un servicio sin gluten con garantías. Es muy importante que el paciente sea consciente de que debe seguir la dieta sin gluten de forma estricta y rigurosa durante toda su vida, ya que de lo contrario puede derivar en otros problemas más graves. Por este motivo, es importante sensibilizar a la población para que no se mantenga el discurso de “por un poquito no pasa nada” porque si pasa y puede suponer problemas a los pacientes.

El celiaco debe ser un paciente activo e implicarse en su salud, tiene que conocer no solo como interpretar las etiquetas, si no qué productos son libres de gluten por naturaleza o cuales debe evitar en todo momento. Además, es importante que tenga conciencia de los problemas que supone la contaminación cruzada que puede convertir un alimento libre de gluten por naturaleza en un problema para la persona celiaca, si no se manipula correctamente.

La dieta sin gluten supone cambios importantes en los hábitos de consumo de la persona y también en la forma de manipular los alimentos, sobre todo cuando en la misma unidad familiar conviven celiacos y no celiacos. Además, no debemos olvidar que el papel de cuidador en el caso de las personas celíacas recae en su entorno social.

Actualmente ni el colectivo ni la federación recibe ningún tipo de ayuda por parte de la administración. Y son los propios pacientes quienes asumen el sobrecoste derivado del correcto seguimiento de la dieta que es su único tratamiento.

Actualmente Hacienda recoge un IVA superreducido para panes comunes y harinas panificables sin gluten, pero esto no se aplica en gran medida a los panes sin gluten a los que puede acceder el paciente celiaco, puesto que la mayoría de los que existen en el mercado están considerados panes especiales según Norma de Calidad para el Pan y Panes Especiales.

Desde las asociaciones siguen solicitando el IVA superreducido a todos los alimentos de primera necesidad para las personas celiacas (pan, harinas y pasta), o en su defecto un sistema de ayudas directas para las personas afectadas, tal como existen en la mayoría de los países europeos.

Etiquetado de los productos

Pese a que en ocasiones seguimos encontrando incongruencias y etiquetados muy ambiguos, en líneas generales la industria responde de forma positiva cuando detectamos este tipo de problemas y se los notificamos. El objetivo es que la informacion facilitada al consumidor celiaco resulte clara y sobretodo veraz garantizando la inocuidad de los productos para este colectivo, nos apuntan desde FACE.

Los celiacos se quejan de manera más frecuente, de la dificultad de acceder a alimentos seguros para su salud en cualquier contexto es lo que dificulta más el día a día de la persona celiaca. Las demandas como colectivo son varias, empezando por la ya comentada del IVA que abarate el coste que suponen los productos específicos y siguiendo con otras como: la divulgación del Protocolo para el diagnóstico precoz de la Enfermedad Celíaca publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en 2018 entre los profesionales sanitarios implicados en el diagnóstico o seguimiento de la enfermedad celiaca, la necesidad de realizar un estudio poblacional que proporcione datos sobre cuantos pacientes celiacos hay en España, y la seguridad alimentaria en establecimientos de restauración ya que es necesario mejorar la implementación del Reglamento Europeo nº 1169/2011 en todo el territorio nacional.

El celíaco necesita compresión

Es necesario sensibilizar tanto a la población general como a diferentes actores que pueden entrar en contacto con el enfermo celiaco a lo largo de su vida, como por ejemplo el profesorado, los monitores de tiempo libre o comedor y el personal de restauración.

Desde las asociaciones de celiacos que forman parte de FACE se llevan a cabo campañas de sensibilización activa destinadas a la población general con el objetivo de no banalizar la patología y concienciar sobre la importancia de la correcta realización de la dieta y de las consecuencias que pueden tener las transgresiones puntuales o reiteradas, voluntarias e involuntarias en la salud de la persona celíaca.  

En este sentido existe en los últimos años una sensibilidad de este problema en las redes  Distribución (Supermercados, Hipermercados, y en tiendas de productos gourmets, y así no los corrobora la María van der Hofstadt de FACE, quien nos apunta que cada vez es mayor esta preocupación por los celiacos, y que  actualmente en prácticamente todos los supermercados se encuentran productos específicos sin problema, siempre cambia la variedad disponible, pero por suerte un mínimo de opciones, se encuentran casi siempre.

Seguridad alimentaria

Desde las asociaciones de pacientes, cada vez más profesionalizadas, ya que cuentan con personal técnico con formación en nutrición, tecnología de los alimentos y seguridad alimentaria, colaboramos con las consultoras de seguridad alimentaria de forma fluida ya que al final que haya comunicación entre todos es fundamental para garantizar la seguridad alimentaria que necesita el colectivo celiaco.

Y nos señala María van der Hofstadt, ,que gracias a la labor realizada desde las asociaciones de pacientes que forman parte de FACE desde hace tantos años la industria alimentaria está sensibilizada con el tema del control del gluten y por eso son tantas las empresas que se animan a realizar el proceso de certificación. Sigue habiendo industrias que no están sensibilizadas, pero la cantidad de productos disponibles a día de hoy para el colectivo es muy grande y eso muestra que en líneas generales sí están sensibilizados.

Mercadona referencia para celíacos

Hoy, en día esta empresa de supermercados de capital 100% español y familiar que tiene su origen en Valencia en 1977 , ofrece más de 1250 productos sin gluten, un amplio surtido que nuestros “Jefes” celiacos valoran positivamente; y en esa línea nos manifiestan su principal inquietud: ir sumando más productos específicos al surtido.

Desde esta empresa familiar de cadena de supermercados, nos informan que la implicación es máxima con este  colectivo celíaco con los que mantenemos una relación que surgió hace ya casi 19 años para poder satisfacer sus necesidades. Durante todo este tiempo siempre hemos tenido muy en cuenta sus sugerencias y hemos tratado de ofrecerles referencias aptas para su dieta, totalmente seguras y de gran calidad en todas las categorías de producto que trabajamos, y siempre al precio más bajo posible, conscientes de lo que ello supone para nuestros clientes. Este camino lo recorremos trabajando de forma muy cercana y colaborativa con todas las asociaciones de celiacos, tanto a nivel autonómico como nacional.

La industria, hoy es mucho más sensible a las necesidades del colectivo, gracias a la labor de las asociaciones que los representan. Hoy en día, la industria está preparada y tiene múltiples opciones para fabricar y garantizar productos sin gluten. En algunos casos, el proceso supondrá el cambio de algunos ingredientes y, en otros, incluso la creación de una nueva fábrica o nueva maquinaria, con todo lo que ello conlleva. En nuestro caso, nuestros proveedores están altamente implicados y muy preparados. Hay que tener en cuenta que la decisión de elaborar y etiquetar estos productos es voluntaria, y por tanto si algún fabricante da el paso de elaborar productos sin gluten para ofrecer productos al colectivo celiaco es porque dispone de las máximas garantías para ello, si no, no lo haría.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas