Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

27 DE junio DE 2018

Las rubias en el bar

Redacción Qcom.es

Las compañías cerveceras comercializaron 35,7 millones de hectolitros de cerveza a lo largo de 2017, un 3,8% más que el año anterior. El  auge del turismo, la consolidación de la recuperación económica, el impulso del sector hostelero y la estabilidad fiscal han sido los factores que han contribuido a estos resultados según se refleja en el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España 2017 elaborado por Cerveceros de España, presentado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con la presencia de Fernando Miranda, Secretario General de Agricultura y Alimentación. 

Por su parte, el consumo también ha experimentado incrementos cercanos al 4% respecto al año anterior, hasta los 39,5 millones de hectolitros. Cabe diferenciar el carácter diferencial del consumo de cerveza en España cuyo crecimiento tiene lugar dentro las pautas de consumo mediterráneas, en las que la cerveza se toma acompañada de otros alimentos, de forma responsable, moderada y social. De hecho, el consumo per cápita de los españoles, 48,3 litros, continúa por debajo de la media europea, situada en los 76 litros anuales.

“El sector cervecero ha experimentado subidas en todos los indicadores de actividad a lo largo de 2017, manteniendo el ritmo de crecimiento de los últimos años en términos de consumo, ventas, producción y exportación. Estos datos ponen de manifiesto toda la cadena de valor multisectorial y transversal que hay detrás de cada una de las cervezas que se consumen en nuestro país” aclara Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España.

El consumo de cerveza en hostelería representó el 63% del total, un 6,7% más que en 2016, y por lo tanto, la hostelería continúa siendo el principal canal de consumo de esta bebida, en línea con el patrón de consumo típicamente social prevalente en España. En este contexto, el Informe 2017 de Cerveceros de España señala que la cerveza concentra el 40% de las bebidas frías consumidas en hostelería, un 1,4% más que el año anterior.

De hecho, según el Informe, más del 90% del consumo de cerveza en hostelería tiene lugar principalmente durante la tarde, el aperitivo y la comida. Precisamente por ello, España presenta uno de los niveles más bajos de abuso de bebidas fermentadas con contenido alcohólico y el menor nivel de riesgo. Al mismo tiempo y según los expertos, en España existe una correlación entre la reducción del consumo abusivo de alcohol y el aumento del de cerveza, en línea con el estilo de vida mediterráneo.

En cuanto a la producción, el sector creció un 3,2% el año pasado, con un total de 37,6 millones de hectolitros de cerveza elaborados, lo que sitúa a España en cuarto puesto en Europa, por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia, así como en el undécimo puesto mundial, en una clasificación liderada por China, Estados Unidos y Brasil.

“La calidad de la elaboración, la popularidad de las marcas españolas entre los visitantes extranjeros y nuestra característica forma de consumo mediterránea explican gran parte del protagonismo del sector cervecero fuera de nuestras fronteras, liderando la entrada de nuestros productos en países de gran tradición cervecera, como Reino Unido”, aclara el director general de Cerveceros de España.

Tal y como se detalla en el Informe Socioeconómico de Cerveceros de España, se trata de la bebida con contenido alcohólico con mayor impacto en la generación de empleo y la recaudación de impuestos, que ascienden a más de 3.600 millones de euros en 2017, un 40% más de lo recaudado con otras bebidas. El valor de la cerveza en el mercado supera los 15.500 millones de euros, alrededor del 1,3% del PIB y genera cerca de 7.000 millones de euros de valor añadido a la economía.

“Por cada empleo generado en la industria cervecera se generan otros dos en el sector minorista, alrededor de tres en los sectores proveedores y 55 en el sector hostelería y restauración. Además, el sector destaca dentro de la industria alimentaria española por su alto ratio de inversión por empleado y las mejores tasas de productividad” detalla Jacobo Olalla Marañón.  

Además, el sector cervecero ha cerrado 2017 con un apoyo abierto al deporte español a través de la publicidad y el patrocinio de clubes de una gran variedad de disciplinas deportivas, tanto mayoritarias como minoritarias. Las compañías cerveceras invirtieron el pasado año más de 60 millones de euros en patrocinios deportivos y culturales, financiando pequeños clubes y posibilitando la celebración de eventos deportivos nacionales e internacionales en nuestro país.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas