Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

domingo 18 de noviembre de 2018

Especial La PAC que queremos
23/02/2017

Felipe Sicilia

(Diputado y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso)

Pregunta.- Bruselas tiene clara su idea de flexibilizar la definición de actividad agraria para acceder a las ayudas directas. ¿Cuál es su posición?

Respuesta.- Desde el PSOE tenemos claro que las ayudas de la PAC tienen que ir dirigidas a aquellos que de verdad se dedican a la agricultura o la ganadería, teniendo también en cuenta a quienes sin ser su actividad principal también realizan alguna actividad agrícola. Pero bajo esa flexibilización de la definición no podemos permitir que se paguen ayudas a campos de golf o terrenos aeroportuarios.

Pregunta.- La aplicación de la reforma en España fue decidida entre Agricultura y las comunidades autónomas. ¿Es partidario de que en el futuro la misma se haga vía parlamentaria?

R.- Tal y como ahora esta diseñada la PAC, el papel fundamental lo tienen que jugar las comunidades autónomas y el Ministerio de Agricultura. Ahora bien, es la posición que vaya a mantener el Ministerio la que debería analizarse y debatirse en le Parlamento, y sin duda, el Grupo Socialista va a exigir al Ministerio más información y participación en los trabajos previos que se realicen para determinar la posición de España ante la configuración de la próxima PAC.

P.- La distribución de los fondos en la reforma anterior se hizo bajo los criterios de continuidad y estabilidad para las explotaciones que recibían las ayudas y de las comunidades autónomas. ¿Debe seguir esa línea?

R.- No ha sido del todo así, ha habido cultivos y territorios que han perdido un porcentaje importante de las ayudas que venían recibiendo; es el caso del olivar y de la comunidad andaluza, por ejemplo.

Aunque el modelo cambie, hemos de garantizar que no se produzcan pérdidas.

P.- ¿Cómo valora el proceso de convergencia de las ayudas de la PAC aplicado en España?

R.- La reforma que se ha aplicado en España ha sido tremendamente injusta, primero porque no se ha limitado la cuantía en las ayudas y segundo porque hay comunidades autónomas y cultivos que sin ningún tipo de justificación o se han quedado sin ayuda o han visto reducida de manera importante la que recibían.

Y no debemos olvidarnos del recorte en la otra pieza de la PAC, el desarrollo rural, donde ha habido un gran recorte respecto al anterior programa y donde las diferencias entre comunidades autónomas han sido muy importantes.

P.- ¿La nueva reforma debe avanzar hacia un pago igual por hectárea?

R.- No, no seria justo. Por seguir con el ejemplo del olivar, no tiene el mismo coste ni resulta igual de rentable el olivar tradicional que se encuentra en las sierras, en zonas de pendiente que el súper-intensivo que hay en la campiña.

La nueva reforma debe tener en cuenta elementos como el tipo de cultivo, su contribución a proteger el medio ambiente o el mantenimiento de la población en el mundo rural.

P.- ¿Deben seguir los pagos por derechos históricos? ¿Se deben incluir otros sectores hoy fuera de las ayudas?

R.- Tanto si el modelo de la futura PAC  parte de los derechos históricos como si lo hace con una nueva formulación la clave estará en el resultado final y ese debe garantizar un nivel de ayudas igual al que se viene percibiendo, aunque desde el PSOE defendemos un limite máximo para esas ayudas.  

Para que esto pueda ser así es fundamental que la próxima PAC tenga un presupuesto superior al actual, con un presupuesto superior será mas fácil incluir a nuevos sectores.

P.- ¿Hay que primar a las primeras hectáreas de cada explotación?

R.- El primer paso debe ser garantizar un presupuesto suficiente. Para el PSOE, el presupuesto que Europa destina a la PAC debe ser mayor. Después vendrá la definición del modelo. La posibilidad de primar a las primeras hectáreas en principio no nos parece mal, pero debe verse todo el modelo en su conjunto.

P.- ¿Deben recibir las ayudas los jubilados? ¿Sería posible un sistema de ayudas para que dejaran las tierras y se impulsara el relevo generacional?

R.- El relevo generacional no debe pasar por privar a otros sectores de la población de las ayudas que vienen recibiendo, no sobra gente en el campo, todo lo contrario. Desgraciadamente, son muchos quienes abandonan nuestros pueblos para irse a grandes ciudades, sobre todo los jóvenes, pero no solo ellos.

La próxima PAC debe incentivar que la población joven se dedique a la agricultura y a la ganadería, pero también el Ministerio de Agricultura podría hacerlo y sin embargo son pocas las medidas que este ha adoptado para este fin.

P.- ¿Se debe fijar tope a las ayudas directas?

R.- Sí, ya lo propusimos en la actual Política Agrícola Común y lo seguiremos defendiendo en la próxima PAC. Las ayudas están para hacer rentables las explotaciones y ayudar al agricultor. Por eso, entendemos que ayudas de  más de 200.000 y 300.000 euros, incluso más, están muy por encima del objetivo de rentabilidad y viabilidad que tienen las ayudas.

P.- ¿Cómo valora el uso de los fondos para desarrollo rural? ¿Cómo se deberían aplicar para frenar el abandono del medio?

R.- Para el actual marco, Europa va a destinar a nuestro país un presupuesto similar para desarrollo rural. Por contra, es el Ministerio de Agricultura el que va recortar de manera drástica su aportación a desarrollo rural. Ya lo ha venido haciendo en los últimos años, dejando en el olvido la Ley de Desarrollo Rural Sostenible que aprobó el último gobierno socialista y que el PP ha dejado prácticamente sin presupuso en sus cinco años de gobierno. Sin presupuesto es difícil poner en marcha políticas que impidan el abandono del medio rural.

P.- ¿Ha servido para algo el pago verde? ¿Cómo se debería gestionar para mejorar su eficacia?

R.- La filosofía era buena pero en la práctica hemos visto cómo el pago verde ha supuesto una mayor complejidad en la configuración de las ayudas, cuando debemos procurar una PAC más sencilla y con menos burocracia.

Y por otra parte, se han ido flexibilizando tanto los requisitos para percibir ese pago verde que se ha perdido su objetivo inicial, pues bajo este concepto se están dando ayudas a quienes con su explotación, si bien no perjudican al medio ambiente, tampoco contribuyen a mejorarlo.

<< volver

MÁS EN Especial La PAC que queremos

24/02/2017
Especial La PAC que queremos
Noticias
24/02/2017
Especial La PAC que queremos
Noticias
23/02/2017
Especial La PAC que queremos
Noticias
16/03/2017