Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

domingo 09 de diciembre de 2018

Especial El Corte Inglés 2017
24/08/2017

Hacia la desaparición de Hipercor

Efraín Aureliano Sánchez

El ejercicio 2015 (cuyos datos se dieron a conocer hace justo ahora un año) supuso un antes y un después en la evolución de Hipercor, ya que hasta ese curso fiscal la enseña de hipermercados de El Corte Inglés era la segunda línea de negocio que más facturaba en el grupo de distribución.

Sin embargo, la negativa evolución marcada por Hipercor durante los últimos años, con descensos progresivos en su facturación (del 5,4% en 2012, del 8,1% en 2013, del 8,5% en 2014 y del 10,7% en 2015) implicó que Hipercor, que registró unas ventas de 1.402 millones de euros en el ejercicio fiscal 2015, haya reducido su participación al 9,2% sobre el total de la cifra de negocio del grupo de distribución, siendo superado en importancia por los grandes almacenes (que representan el 62,1%) y las agencias de viajes (con una cuota del 16,1%).

En este contexto, en El Corte Inglés ya llevaban tiempo sopesando qué hacer con Hipercor: la enseña no iba bien, el posicionamiento en precios no cuajaba en el consumidor, al tiempo que se iba arraigando la idea de que la compañía no sabe tratar ni vender alimentos y, para añadir más dificultad, la marca se veía también afectada por la crisis estructural que sufría el formato hipermercado en toda España.

Ante ello, el Consejo de Administración de El Corte Inglés acordó el pasado 25 de julio aprobar la fusión por absorción entre El Corte Inglés e Hipercor, de conformidad con el proyecto común depositado en el Registro Mercantil y con el objetivo de “mejorar y complementar” la oferta comercial para el cliente y aprovechar las sinergias entre ambos formatos, tanto en el área de Compras como en la de Ventas.

Esta fusión, según un comunicado emitido por El Corte Inglés, conllevará una reordenación de los espacios comerciales para hacerlos “más atractivos y cómodos” para el cliente, mejorando la experiencia de compra del consumidor, optimizando la implantación de la mercancía en la tienda y completando la propuesta comercial entre ambas enseñas. Además -incide la compañía- esta operación supondrá el mantenimiento de ambas marcas y no afectará a la plantilla.

La idea, según se sostiene desde la entidad presidida por Dimas Gimeno, es aprovechar las sinergias entre grandes almacenes e hipermercados, ya que los Hipercor se ubican normalmente donde ya existe un gran almacén, lo que implica que se vendan, por ejemplo, los mismos juguetes, libros y electrodomésticos en ambas áreas, duplicándose innecesariamente la oferta comercial.

“Vamos a analizar la oferta de cada establecimiento, uno por uno, y se adaptará la oferta comercial en función de la ubicación y de las necesidades de los clientes”, se explica desde El Corte Inglés.

Sin embargo, y desmontando el discurso oficial de la compañía, todo apunta a que la idea de El Corte Inglés es ir progresivamente desmantelando la enseña Hipercor tal y como hoy se conoce: se eliminarán secciones que se duplican en los grandes almacenes, se dará más importancia a los productos de moda (como si fuera la enseña Sfera), al mobiliario (a imagen y semejanza de Bricor) y a los productos de alta gama.

En un primer momento, El Corte Inglés irá reconvirtiendo Hipercor en varias áreas comerciales que consolidarán sus datos de ventas con otras unidades de negocio de la compañía. La idea, a los ojos de cualquier experto del sector, es clara: Hipercor no va bien, lleva varios años sin ir bien, pero estos datos se pueden camuflar si la oferta comercial se reorganiza y se mezcla con otras áreas que van mejor.

Y después de realizar esta operación de ‘camuflaje’, muy posiblemente la compañía, en un futuro no muy lejano, acometa la desaparición definitiva de la enseña Hipercor. Además, no sería la primera vez que lo hiciera, como demuestra la fusión que también en su momento se produjo entre las enseñas Opencor y Supercor: las ventas de Opencor sufrían una caída constante y en 2013 la compañía adoptó la decisión de transformar progresivamente todos los supermercados con esta enseña a Supercor con la excusa de ofrecer mejores precios y mayor surtido.

Para apoyar esta hipótesis, El Corte Inglés ya ha anunciado que desaparecerán en un futuro próximo los Hipercor ubicados en los complejos comerciales de Marbella (Málaga) y Sanchinarro y Pozuelo, en Madrid.

El tiempo irá diciendo qué posicionamiento de marca otorga El Corte Inglés al nuevo engendro que planea para Hipercor y cómo se reorganiza su oferta comercial. Pero todo apunta a que la enseña, que fue lanzada al mercado en los años ochenta y que actualmente cuenta con 43 hipermercados y emplea a 5.520 personas (lo que representa el 8,6% de la plantilla de la compañía), puede encontrarse ante el comienzo de su fin.

El Corte Inglés quiere reducir costes, reorganizar espacios, potenciar sinergias y evitar duplicidades. Y para conseguir ese objetivo, Hipercor inicialmente irá remodelando su oferta comercial para, muy posiblemente, acometer su desaparición futura.

¿Qué pasará con los productos de alimentación que son vendidos actualmente en la enseña? Lo más probable es que los supermercados de El Corte Inglés los adopten y, al tiempo, se creen pequeños espacios especializados en la venta de productos de alta gama, tal y como ocurre con ‘La Biosfera’, área comercial recientemente lanzada y especializada en la venta de productos ecológicos, aunque fuentes oficiales han declarado a este periódico que no lo tienen claro todavía.

<< volver

MÁS EN Especial El Corte Inglés 2017

03/08/2017