Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

martes 22 de agosto de 2017

Reportajes

El mercado del vino en Japón

Redacción Qcom.es

El consumidor tipo de vino en Japón es una persona de mediana edad que prefiere las variedades Bordeaux, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. Se trata de un consumidor que comenzó a estar en contacto con los vinos en las décadas de los años 80 y 90 del siglo XX y que ahora ya tiene la suficiente renta disponible para comprar vinos ‘premium’, aquellos que superan los 3.000 yenes de precio por botella (por encima de los 22 euros), según un informe realizado por ‘Foreign Agricultural Service’ del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Asimismo, según USDA, los jóvenes japoneses parece que prefieren beber vino o cerveza en lugar de bebidas tradicionales japonesas como ‘sake’ y ‘shochu’. Además, una encuesta realizada en 2013 cuantifica  que el consumo de tintos, blancos y rosados había aumentado en un 54%, 37% y 9%, respectivamente.

Siguiendo con el desglose del perfil del consumidor japonés, la mujer es principalmente quien adopta la decisión de compra, prefiriendo un envase fácil de llevar, lo que implica que los vinos japonenes (Kokusan) hayan empezado a utilizar los envases de PET de alta calidad para envasarse.

La mayor parte del consumo de vino se produce en las zonas urbanas, con más del 70% de los vinos ‘premium’ consumidos en el área metropolitana de Tokio. No obstante, otras grandes urbes japonesas también están empezando a adquirir protagonismo en el consumo del vino; así, por ejemplo, el vino chileno es muy popular en Osaka, mientras que en Kioto el aumento de la presencia de la cocina extranjera y restaurantes está desafiando la cultura de la comida tradicional.

En definitiva, parece que el consumo de vino en Japón está comenzando a ganar protagonismo entre los consumidores locales, ya que la mayoría de los restaurantes comienzan a ofrecer regularmente tanto vino tinto como blanco en sus cartas y cada vez ocupan más espacio en los lineales de los supermercados, que son lo que venden los vinos más baratos (con un precio aproximado de 1.000 yenes, alrededor de 7,5 euros). Sin embargo, el porcentaje del vino en el consumo total de bebidas alcohólicas en Japón sólo representa el 3,8%, según datos ofrecidos por la Agencia Nacional de Impuestos de Japón.

Descienden las importaciones españolas

El mercado japonés consumió 3,3 millones de hectolitros de vino en 2013, según el último dato disponible y analizado por USDA. Sobre este total, el 32,4% corresponde a vinos de origen nacional mientras que el restante 67,6% a vinos importados. El valor total de las importaciones de vino importado por Japón asciende a 1.050,2 millones de dólares.

55 países suministran vino a Japón, aunque los diez primeros representan aproximadamente el 98,7% del volumen importado. Chile y Estados Unidos lideran las exportaciones de vino al país asiático. En cuanto a la evolución de los distintos países, la importación de vino embotellado de Francia disminuyó un 6,5% en 2014, igual que las compras de vinos procedentes de Estados Unidos (-16,6%) y de vinos españoles (-10,2%). Por el contrario, los volúmenes de importación de vinos chilenos e italianos aumentaron un 19,9% y 1,7%, respectivamente.

España tiene una cuota total del 12,6% en las importaciones de vino embotellado de Japón, constituyendo, según USDA, un importante competidor de Estados Unidos en el mercado asiático, porque los vinos españoles se venden muy bien tanto en las tiendas de conveniencia como en supermercados.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

11/08/2017