Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

miércoles 23 de agosto de 2017

Reportajes

La fortaleza de la distribución regional española

Francisco Miguel Burgos

La distribución moderna en España tiene una importante particularidad respecto a la de los países vecinos europeos. Y es la notable importancia que tienen las cadenas regionales, cuyo peso en el conjunto del comercio minorista con base alimentaria influye directamente sobre las cuotas de mercado.

Así, según el estudio ‘La Cadena Agroalimentaria en España’, dirigido por el profesor del IESE Juan José Toribio, la concentración de las cinco primeras empresas de distribución en España está muy por debajo de los niveles de Francia, Alemania y del conjunto de la zona euro.

Si nos atenemos a los datos más recientes facilitados por la consultora Kantar Worldpanel, las cinco primeras empresas de distribución con base alimentaria que operan en España (Mercadona, hipermercados Carrefour, DIA, supermercados Eroski y Lidl) totalizan una cuota de mercado en valor del 43,8% sobre el conjunto de la facturación del sector minorista.

El dato de España contrasta con la participación del 59,6% sobre el total del mercado en Francia que tienen las cinco primeras empresas que operan en el país galo (Leclerc, Intermarché, Carrefour, Système U y Auchan). Y queda muy lejos frente a la cuota del 80% que tienen los cinco primeros operadores de Alemania (Lidl, Metro, Aldi, Rewe y Edeka).

En España, históricamente, conviven importantes cadenas regionales, que tienen una notable penetración en su zona de influencia, con otras empresas que tienen implantación en todo o en la mayoría del territorio nacional. Se trata de un caso único en la distribución europea, si acaso sólo emulado por Italia, pero es cierto que en este país la situación obedece más a la peculiar fragmentación y subdesarrollo del retail alimentario transalpino.

Según el Anuario de la Distribución de ‘Alimarket’, 13 de las 17 Comunidades Autónomas de España están dominadas por empresas con implantación nacional: Mercadona es líder en superficie comercial en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Región de Murcia; DIA, en Aragón, Castilla y León y Extremadura; Eroski, en País Vasco, Navarra y Baleares; y Auchan, en La Rioja.

Los cuatro líderes en las cuatro Comunidades Autónomas restantes son: Alimerka, en Asturias; Gadisa, en Galicia; Semark, en Cantabria; y Dinosol, en Canarias. He aquí los cuatro líderes regionales que convierten a España en el ‘rara avis’ de la distribución minorista europea.

Gadisa: treinta años de historia

Gallega de Distribuidores de Alimentación (Gadisa) nació en 1986, fruto de la fusión de cuatro empresas gallegas que tenían una experiencia de décadas en el sector de la distribución minorista: Tojeiro Alimentación, Carlos Díaz, Almacenes Casán y Waldo Riva.

Actualmente, Gadisa tiene una superficie comercial de 185.000 metros cuadrados de sala de ventas en Galicia, lo que representa el 21% del total de la superficie comercial de la Comunidad Autónoma. Tras cerrar 2014 con una facturación de 996,4 millones de euros, es la primera empresa de distribución con base alimentaria de la región y la quinta compañía en el ranking general de empresas gallegas. Tiene 700.000 clientes y emplea directamente a 6.463 trabajadores.

A cierre del ejercicio 2014, Gadisa contaba con 367 puntos de venta en Galicia y Castilla y León, ya que aparte de en la región atlántica también tiene presencia en varias provincias castellanas. Y la previsión es seguir reforzando su desarrollo en Castilla y León, más aún después de haber inaugurado una plataforma logística en Medina del Campo (Valladolid), que se suma a la que tiene en Betanzos (La Coruña).

“Con casi 30 años de existencia en la distribución, Gadisa trabaja comprometida con la filosofía de cercanía, honestidad y vocación de servicio, para satisfacer mejor las necesidades de nuestros clientes ofreciéndoles un servicio profesionalizado y la mejor relación calidad-precio”, afirman fuentes de la compañía presidida por Roberto Tojeiro.

Durante este 2015, Gadisa está reforzando su programa de aperturas, modernización y mejora de la red de establecimientos propios, que ha posibilitado la inauguración de Supermercados Gadis en La Coruña, Santiago de Compostela y Salamanca, así como la modernización y ampliación de varios establecimientos más. Junto a ello, la compañía también está potenciando su red de establecimientos franquiciados, que opera con la enseña Claudio.

Por otra parte, según un informe elaborado por Esade Brand Institute, Gadisa es el distribuidor en el que mayor peso tiene la marca de fabricante, alcanzando un 82% sobre el total del surtido comercial de la compañía.

Alimerka, líder en Asturias

Otra empresa que está también a punto de cumplir sus tres primeras décadas de existencia es Alimerka. Luis Noé Fernández fue el gran demiurgo de esta compañía, que abrió su primer establecimiento en 1987, en Oviedo. Hoy en día, es la primera empresa privada que más empleo asturiano crea, con cerca de 5.600 personas trabajando en los supermercados que la compañía tiene en Asturias, Castilla y León y Galicia. Alimerka es, además, la sexta empresa con mayor facturación del Principado, alcanzando unas ventas que superan los 550 millones de euros.

Su liderazgo en Asturias se cimienta sobre una superficie comercial de 130.000 metros cuadrados, lo que significa el 32% del total de sala de ventas existente en el Principado. La empresa invirtió 16 millones de euros durante 2014, destinados a aperturas y reformas de tiendas, a la modernización de la logística de los almacenes y de su flota de camiones. 

De hecho, en su afán por innovar y aprovechar las últimas tecnologías para su actividad, Alimerka ha puesto en marcha su proyecto de reparto 100% sostenible, una iniciativa por la que ha adquirido 25 vehículos eléctricos para realizar el reparto de mercancías por las principales localidades de Asturias y Castilla y León. Estas furgonetas eléctricas minimizan el impacto medioambiental al contar con un transporte de cero emisiones de dióxido de carbono.

“Alimerka ha liderado a lo largo de su historia diferentes iniciativas que responden a una clara inquietud por la innovación y el crecimiento. Iniciativas como la creación de invernaderos propios para suministrar productos autóctonos en el punto de venta, contratos de crianza de pitos de caleya y ternera asturiana y, por supuesto, una vinculación comprometida y decidida con la sociedad y el campo asturiano”, se afirma desde la compañía, que se enorgullece de apoyar a los ganaderos, agricultores y pescaderos asturianos.

Y si Gadisa, como se ha escrito más arriba, es el distribuidor donde mayor peso tiene la marca de fabricante, Alimerka es el tercero, con una cuota del 76%, sólo superado por Alcampo (78%) y la compañía coruñesa, según el informe de Esade Brand Institute.

Supermercados Lupa

El 35% de la superficie comercial (76.000 metros cuadrados) que tiene la distribución moderna en Cantabria es ocupada por los supermercados que tienen la enseña Lupa, pertenecientes a Semark AC Group, compañía que opera actualmente 81 puntos de venta en la región cántabra y que también tiene presencia en Castilla y León y La Rioja.

“Todo el equipo que conforma Lupa trabaja con un objetivo principal: ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes. Por eso cada día ponemos a su alcance la más amplia variedad de productos, destacando especialmente por la calidad de nuestros frescos. En Lupa siempre decimos que ‘Somos los Vecinos de Confianza’ y así queremos que lo sientan nuestros clientes cada vez que visitan cualquiera de nuestros supermercados, que están diseñados y equipados para garantizar un servicio ágil, eficiente y seguro”, afirman fuentes de Semark.

La propietaria de los supermercados Lupa cerró el ejercicio 2014 con una facturación de 421,05 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,9% frente a 2013 y la sitúa como la tercera empresa con mayor facturación de Cantabria. Durante este 2015, la compañía se encuentra inmersa en la potenciación de su red comercial, habiendo inaugurado tres nuevos establecimientos, ubicados en Polanco (Cantabria), Aranda de Duero (Burgos) y Medina del Campo (Valladolid).

Dinosol, toda la vida en Canarias

Decir Dinosol es decir Canarias. En un mercado tan fragmentado, heterogéneo y difícil de gestionar como el canario, el gran dominador es Dinosol, que opera con las enseñas SuperDino e HiperDino.

Dinosol, con 209 puntos de venta en el archipiélago, posee el 24,8% de la superficie comercial de distribución moderna en Canarias, con 142.000 metros cuadrados de sala de ventas.

La actual Dinosol, una vez escindido el negocio que tenía en la Península en 2012 con la venta a la compañía lituana Maxima, pertenece a los hermanos Domínguez y Javier Puga, quienes están realizando un encomiable esfuerzo por reflotar el negocio, focalizando toda la actividad de Dinosol en Canarias, con presencia en cinco de las siete islas.

“En nuestro ADN está el surtido local y regional”, afirmó Juan Carlos Gago, director comercial y de Aprovisionamiento de la compañía, en el Congreso de Tecnomarketing, celebrado el pasado mes de mayo. De hecho, la compañía gestiona el surtido tienda a tienda para garantizar la satisfacción de las necesidades de todos sus clientes. “En nuestro compromiso con la industria local y nuestra apuesta por el desarrollo de las islas, trabajamos 11.000 referencias en nuestros supermercados, de las cuales más de 3.000 corresponden a proveedores canarios”, prosigue Gago.

Dinosol, que es actualmente la segunda compañía más importante en cuanto a facturación de Las Palmas, se encuentra inmersa en pleno proceso de modernización de sus establecimientos, de escucha activa del entorno de sus consumidores y rejuvenecimiento de su marca. La compañía está haciendo bien los deberes.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

11/08/2017