Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

La caída de Fagor pone fin al 'statu quo' de la distribución en España

Soplan vientos de cambio en el sector de la distribución. Tras varios años de ‘stand by’ motivados por la crisis económica y la consiguiente atonía del consumo, las cadenas de súper e hipermercados presentes en España comienzan a mover ficha

Gema B. Muñoz. Periodista @GemaBoiza

Soplan vientos de cambio en el sector de la distribución. Tras varios años de ‘stand by’ motivados por la crisis económica y la consiguiente atonía del consumo, en los que los operadores han centrado sus esfuerzos en abaratar el carro de la compra para no perder cuota de mercado, las cadenas de súper e hipermercados presentes en España comienzan a mover ficha, ya sea de forma voluntaria o porque la difícil situación de sus finanzas así se lo exige.

Una dificultad que es evidente en el caso de Eroski, cuyos problemas –los propios y los derivados de la caída de Fagor- podrían servir de revulsivo para que en el sector se produzca esa concentración de la que habló Enric Ezquerra, director general de Condis, en el último Congreso de Aecoc y que podría dar lugar a una oleada de compra-venta de establecimientos e incluso hasta de enseñas.

Aunque son muchas las quinielas que se hacen respecto al futuro del sector, el movimiento que parece ineludible e inmediato es la venta de Caprabo por parte de Eroski, seis años después de comprarla. Seis años en los que la distribuidora vasca ha sufrido una caída en sus ventas que le han llevado a registrar unas pérdidas de más de 400 millones de euros y que han contribuido a que su endeudamiento roce los 3.000 millones.

Cifras nada alentadoras teniendo en cuenta que Eroski es una de las compañías de la Corporación Mondragón, que en las últimas semanas ha visto desmoronarse a Fagor, uno de sus buques insignias, ahora en concurso de acreedores, y el primer fabricante vasco de electrodomésticos.

Caprabo, vertebrador del cambio

Una caída que ha hecho sonar todas las alarmas para el resto de compañías de Mondragón y muy especialmente para Eroski que, sea por las presiones de la banca acreedora o por necesidad de liquidez, tendrá que intentar no malvender Caprabo para hacer caja y para que la operación no genere minusvalías y lastre aún más su balance

Sin embargo, con el consumo aún deprimido no resulta fácil imaginar que una cadena española o que opere en España pueda interesarse por la red de Caprabo o al menos por una parte de ella. No obstante, ésta no es la primera vez que, en el caso de vender, Eroski lo consiguiese. Ya lo hizo en 2011 cuando vendió al grupo Leclerc siete hipermercados en Madrid, y el año pasado, cuando tras no encontrar comprador, cerró sus hipermercados de Zaragoza, Nueva Condomina (Murcia), Coruña, Benicarló (Castellón), Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) y L’Alquería (Valencia). Ventas que se sumaron a la que hizo de su filial francesa Altis al grupo galo Los Mosqueteros.

Aunque aún no hay nada seguro, la desinversión de Eroski en Caprabo podría dar lugar o a una concentración o a una entrada en España de nuevos players del sector. Sea como sea lo cierto es que se avecinan cambios en un gremio en el que también se ha visto con reservas la decisión de El Árbol de suprimir temporalmente el pago económico a sus trabajadores de domingos y festivos a cambio de abonarlos con vales de compra de un máximo de 20 euros que caducarán a los tres meses de su entrega.

Una decisión que podría ser consecuencia de dificultades financieras en El Árbol aunque el grupo ya lo ha negado tajantemente. De momento, las cifras le dan la razón ya que la enseña cerró el pasado ejercicio con unas ventas de 848 millones de euros, un 1,5% más que un año antes.

Independientemente de cuál sea la razón, en la guerra por captar y mantener clientes, sin perder rentabilidad y hacer caja, todo vale.

Prueba de ello es la nueva ofensiva de Leclerc que ha vuelto a la carga con su comparador de precios www.buscaelmasbarato.com. Un comparador que ha realizado un análisis entre una cesta de 510 productos de marcas nacionales en 68 establecimientos de cinco enseñas de hipermercados y supermercados de Madrid y de cuyo análisis concluye que los precios de Leclerc, cuyo volumen de negocio aumentó un 22% el último año, son inferiores una media de entre un 5,1 a un 14,1% a los de sus competidores.

Los gigantes mueven ficha

Una ofensiva que no tiene nada que envidiar a la de los grandes del sector. Y si no que se lo digan a Mercadona que, pese a ser líder indiscutible de la distribución en España, está inmerso en la puesta en marcha de una nueva gestión de los productos frescos. Una gestión que empezó en 2011 con el área hortofrutícola y que ya ha extendido al área de la pescadería, carnicería, panadería…

“Hemos vuelto a vender por ejemplo carne al corte”, dijo el presidente de la enseña valenciana, Juan Roig, en el congreso de Aecoc que reunió a la flor y nata del sector el pasado octubre en Valencia. Además de ese guiño a los consumidores, Roig destacó que Mercadona sigue fiel a su filosofía de mantener una relación estrecha con el sector primario y crear una cadena alimentaria sostenible "que deberá estar totalmente integrada en 2020”.

Unas declaraciones que el consumidor ha visto con buenos ojos. Con los mismos ojos con los que ha contemplado la venta de El Corte Inglés del 51% de su Financiera al Banco Santander, con una operación que se ha colado en la lista de las noticias más importantes del sector en los últimos meses.

Precisamente, Financiera El Corte Inglés ha llevado a cabo hace sólo unos días su primera emisión de bonos que han suscrito íntegramente la entidad que preside Emilio Botín y Deutsche Bank por un importe de 600 millones de euros.

Una emisión con la que El Corte Inglés podrá, según ha explicado el propio grupo de grandes almacenes que preside Isidoro Álvarez, optimizar su estructura financiera, reducir costes y disminuir su financiación bancaria.

Aún hay más, El Corte Inglés firmó el pasado jueves un préstamo sindicado de 4.909 millones de euros tras el acuerdo alcanzado para la refinanciación de su deuda bancaria, cerrando así, el proceso de reordenación financiera para los próximos ocho años.

Y todo ello en un contexto en el que El Corte Inglés ha visto cómo bajaban sus resultados. En el último ejercicio su cifra de negocio consolidada se situó en 14.552 millones, lo que supone un descenso del 18,7 por ciento en sólo cinco años, y su beneficio se redujo a 171,5 millones, lo que supone cuatro veces menos que entonces.

España atrae a nuevos operadores

Y en medio de tanto movimiento, otros players de la distribución siguen pasito a pasito ganando peso y fuerza en el mercado español sin apenas hacer ruido. Tal es el caso de Simply (de Sabeco, la filial de supermercados en España del Grupo Auchan, también presente a través de la cadena de hipermercados Alcampo) que se acaba de atrever con un nuevo concepto de súper en Teruel, más grande y con una clara apuesta por los productos frescos; de Miquel Alimentación, cuyo potente ritmo de expansión será analizado por Qcom.es en los próximos días; de Lidl, que en 2013 ha aumentado en 20 millones de euros, hasta los 120, su inversión en España respecto a 2012; o de Condis.

De hecho, es el director general de esta última enseña, Enric Ezquerra, el que sostiene alto y claro que el sector de la distribución vivirá una concentración. Un cambio que se sumará al que supondrá la llegada a España de nuevos operadores, como el estadounidense Costco. Los planes de este gigante pasan por aterrizar en nuestro país con un primer centro en Sevilla la próxima primavera y con un establecimiento en Madrid, de cara al verano, para después saltar a Europa.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017