Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Las exportaciones agroalimentarias a China se multiplican por seis

Gemma Fernández. Periodista. @gemmafdz

La crisis económica que atraviesa España desde el año 2008 ha provocado una atonía en el consumo interno, que ha sido inversamente proporcional al ritmo de las exportaciones agroalimentarias, sobre todo a China, donde se han multiplicado por seis en los últimos cinco años.

En términos generales, las ventas agroalimentarias fuera de España podrían haber aumentado un 5,3% en 2013, respecto al año anterior, hasta los 23.248 millones de euros, si se confirman las estimaciones de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

Estimaciones que también insisten en que las exportaciones agroalimentarias se han consolidado en los últimos años como uno de los principales motores de las ventas globales de España en el exterior, con un crecimiento sostenido de casi el 10%. De hecho, la internacionalización se ha convertido en uno de los principales activos de la industria agroalimentaria y ya representa “el 28,5% de la facturación total del sector”, según Horacio González Alemán, director general de FIAB.

El gigante asiático importa un 124% al año

Por países, uno de los que más está contribuyendo al crecimiento de las exportaciones agroalimentarias españolas es China. Y es que las ventas españolas de productos agroalimentarios y bebidas al país asiático están creciendo a un ritmo interanual del 124% en los últimos años.

En concreto, las exportaciones alimentarias y agrarias de España a China han generado 602 millones de euros a finales del 2013 frente a los 532 millones de 2012, y los 97 millones de 2008, cuando la crisis económica aún no había azotado al país.

Por su parte, si hablamos de exportaciones generales, éstas han aumentado hasta los 4.524 millones de euros en 2013 desde los 3.674 del año 2008.

Por categorías de productos, los más demandados en China han sido el vino, el aceite de oliva, y los cárnicos, en particular, el porcino.

En este sentido, los datos de exportaciones españolas a China muestran que las ventas de vino embotellado al gigante asiático han crecido un 12,33% durante el año 2013, respecto al ejercicio anterior, lo que supone un valor económico cercano a los 69 millones de euros.

En concreto, se han introducido 29,7 millones de litros de caldos españoles en el mercado chino durante el último año, un 11,4% más que en 2012, lo que mantiene a España como cuarto mayor exportador de vino embotellado a China, por detrás de Francia, Australia y Chile.

También, el aceite de oliva español es un producto cada vez más cotizado por los consumidores chinos. En los nueve primeros meses de 2013, España vendió 18.666 toneladas de oro líquido al gigante asiático, lo que ha llevado a nuestro país a alcanzar una cuota del 61,85% en el mercado chino de aceite de oliva importado.

Mientras, la situación en España sigue sin ser del todo alegre, ya que el consumo interno está estancado. El gasto de los consumidores, de los hogares y la restauración no termina de repuntar. De ahí que la industria de la alimentación y bebidas prevea cerrar 2013 con un ligero descenso de de sus ventas del 1,07% respecto al año anterior. En total, el sector facturará 89.204 millones de euros frente a los 90.169 millones de euros de 2012.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017