Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Más del 50% de las exportaciones de los zumos españoles llega a la UE

Gemma Ferrnández. Periodista. @gemmafdz

El sector de los zumos españoles goza de buena salud. Así lo reflejan los últimos datos del sector sobre sus exportaciones. Durante el año 2013, las ventas de zumos y néctares españoles al exterior sumaron 668,12 millones de euros, un 1,4% más respecto al año anterior, según los datos de Aduanas.

En concreto, el principal cliente de España es la Unión Europea: Italia, Francia, los Países Bajos, Alemania, Reino Unido y Portugal son los países que más zumos y néctares españoles han consumido durante 2013. En total, entre los seis han sumado el 55,77% del total de los ingresos generados en el exterior.

En este sentido, las exportaciones se han configurado desde el inicio de la producción de los zumos envasados y, continúan hasta el día de hoy, como el motor del crecimiento de este sector.

El zumo de naranja, el más consumido

En el mercado interno se consumen más de 1.100 millones de litros de zumos y néctares al año. Por sabores, los tres más consumidos en 2012 fueron el de naranja, piña y melocotón, que representaron más de un 80% del mercado. Aunque en los lineales se pueden encontrar otros sabores como de frutos rojos, manzana, pera o multifrutas.

En este sentido, España cuenta con la gran ventaja competitiva de contar a nivel nacional con frutas y hortalizas de alta calidad que le permiten elaborar zumos y néctares reconocidos a nivel mundial.

En concreto, la fruta es analizada antes de su recolección para determinar su punto óptimo de maduración, ya que si está poco madura aportará al zumo poco azúcar y mucha acidez, mientras que si está demasiado madura será muy susceptible a la descomposición microbiana.

Por ejemplo, en cuanto al zumo de naranja, el más consumido del país, la mejor variedad para la obtención del jugo de la fruta es la que se produce en Valencia, debido a su calidad y cantidad de zumo, y su bajo contenido en semillas.

También cuenta con amplia reputación el melocotón de Calanda, provincia de Teruel, con Denominación de Origen; o el de otras zonas de Aragón o Murcia. Una categoría de calidad que también tiene la uva de Vinalópo en Alicante.

Los zumos y néctares son una forma fácil y sencilla de consumirfruta lista para beber” con todos los beneficios nutricionales que ofrece el producto fresco. Pero, más que una simple bebida, los zumos son una fuente importante de vitaminas y minerales, por lo que su consumo proporciona diversos nutrientes necesarios para el organismo, tal y como sostiene Asozumos.

De hecho, una de las principales misiones de esta Asociación Española de Fabricantes de Zumos, que integra a los productores  de zumos de nuestro país representando más de 70% de la producción nacional, es gestionar, defender y promocionar los intereses sectoriales y profesionales de sus miembros. De esta manera, las empresas pertenecientes a Asozumos están presentes en el mercado de forma permanente y con una distribución de ámbito nacional.

Una distribución que también se hace eco de las nuevas tendencias del mercado, como los smoothies. Un batido de fruta fresca al que se le añade leche, zumo o néctar de frutas y hielo, que poco a poco va ganando terreno en el mercado español, especialmente, durante el verano.

La primera fábrica de zumos surge en 1878

En España, la industria de los zumos tiene su origen en las fábricas de pulpas de frutas y cortezas de cítricos que se instalaron en Murcia y Valencia entre finales del siglo XIX y principios del XX.

En concreto, la primera industria de derivados cítricos española la instaló Pablo Journet en el municipio valenciano de Carcaixent en 1878. Se trataba de una fábrica de obtención de esencias con tecnología francesa e italiana que a partir de 1928 comenzó a elaborar zumos y jarabes de naranja.

El impulso de la industria de derivados vegetales se produjo entre 1890 y la I Guerra Mundial, aunque los  inicios de la actividad fabril ya se habían registrado a mediados del siglo XIX. Una época en la que las exportaciones también marcaron el impulso del sector debido, principalmente, a que la demanda interna se mostraba aún escasa como consecuencia del bajo poder adquisitivo de los consumidores.

Tradicionalmente, la comercialización de zumo y néctar se ha realizado mediante envases de cartón. Un recipiente cuya aparición en 1963 constituyó un paso muy importante para la industria. Tras los primeros diseños, el formato ha ido evolucionando hasta dar lugar al Tetra Brik actual.

A partir de 1968, algunos países de Europa empezaron  a vender zumo envasado en botellas de vidrio con tapa twist-off, lo que rápidamente fue imitado por algunas empresas españolas. En la actualidad, cartón, vidrio y plástico conviven como las formas más comunes de envasado.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017