Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

CASI: Cambio de juego a mitad de la partida

Olatz Ruiz

Corren tiempos convulsos para CASI. La Cooperativa Agrícola San Isidro, especializada en producción de tomate, lleva meses tratando de adaptarse tanto a las novedades que están perturbando su orden interno, con rupturas y hasta demandas judiciales, como a las líneas estratégicas que están marcando su orden externo. Transformaciones entre las que figura el cambio de instalaciones de la cooperativa almeriense, un acuerdo para proveer a Mercadona y la apertura de nuevos mercados.

Los planes de la cooperativa almeriense, la mayor comercializadora de tomate de Europa, han cambiado sobre la marcha. Lo que se anunciaba hace unos años a bombo y platillo ahora se abandona en un rincón. Eso en cuanto a un ambicioso sueño de nuevas instalaciones se refiere.

El pasado verano, y para sorpresa de muchos, CASI cambió de rumbo. Tomó una decisión difícil y, bajo la premisa de adaptarse a los tiempos, olvidó una inversión de 160 millones de euros que presentó en 2009 y que debía hacer sido una realidad este año. El proyecto crearía 2.000 puestos de trabajo.

Se trataba de una obra faraónica que estaba previsto ubicar en la finca de El Maltés, propiedad de CASI y de 469 hectáreas. Una superficie que en casi un 80% se iba a dedicar a la conservación de paisaje. Se afirmaba entonces que serían las mayores instalaciones bioclimáticas del planeta, que convertiría a Cooperativa Agrícola San Isidro en una referencia mundial en su sector. Eran los tiempos en que Francisco Belmonte era el presidente de la cooperativa.

Sin embargo, 2013 fue el año de la vuelta a la realidad. Aquella gran inversión se cambió por otra de 'sólo' 18 millones de euros en comprar unas modernas instalaciones, situadas junto al aeropuerto de la capital almeriense.

Acuerdo con Mercadona

No quedan ahí los cambios. Los más llamativos han venido en el aspecto comercial y el principal vino de la mano de Mercadona. En estos momentos CASI se ha convertido en interproveedor de la cadena valenciana, sustituyendo paulatinamente a Bonnysa. El acuerdo comercial que les vincula está produciéndose de forma progresiva y tendrá una duración de tres años, hasta 2016.

De hecho, al menos en Andalucía, siempre se había apuntado a las frutas y hortalizas como un aspecto mejorable de la distribuidora valenciana. Las compras de Mercadona a proveedores de Almería alcanzaron los 106 millones de euros durante 2012, cifra que refleja el efecto dinamizador de la compañía en el sector agroalimentario de la provincia.

En este sentido, entre ambas firmas se da una conjunción de intereses: para CASI se trata de incrementar la fidelización de clientes; y para la cadena de supermercados que preside Juan Roig de aumentar la adquisición de productos naturales de la tierra como es el caso de las frutas y hortalizas.

Tomates para China

En el aspecto comercial, la cooperativa CASI ya ha empezado a exportar tomates a China, principalmente a Hong Kong, y a Dubai, a la vez que está realizando prospecciones a Brasil, donde espera hacer envíos pronto.

Así lo había anunciado el presidente de la cooperativa, José María Andújar, durante las reuniones que mantuvo en Fruitlogística Berlín el pasado mes de febrero. "Hay que diferenciarse y buscar nuevos mercados, a la vez que consolidar los actuales. Existen países como Dubai y China, con gran interés por nuestros tomates de máxima calidad, donde hemos comenzado a realizar envíos, así como Brasil, nuestro próximo reto", añadía Andújar.

Sin embargo, no es momento de tirar la casa por la ventana. Y, de hecho, este año en su visita a Fruit Logística la cooperativa ha renunciado a instalar un stand con exhibición de sus productos y lo ha cambiado por un cóctel con los principales clientes en el que estaba presente todo el equipo comercial. "Así evitamos las ataduras del expositor", afirmaban en CASI, añadiendo que van a proliferar las visitas y reuniones a los países de origen de sus compradores.

Estas iniciativas vienen de la mano del refuerzo de su equipo directivo con un fichaje para su área de internacional.

En el punto de mira

Lo que no se puede negar es el protagonismo de CASI en el poniente almeriense. Hace unos días se ha presentado una denuncia por presunta estafa relacionada con la nueva producción de los tomates 'cóctel' interpuesta contra el presidente José María Andújar.

En un comunicado oficial de CASI, se asegura que existe una "campaña de desprestigio contra la cooperativa, su presidente, Junta Rectora y equipo de gestión, con el único interés de desestabilizar a los socios ante la inminente asamblea, el 15 de marzo".

Esa 'conspiración', respondería nada menos que a "una estrategia para desestabilizar a la masa social" por parte de quienes perdieron las elecciones anteriores, según la directiva de la entidad. "Quieren ensuciar la gestión de José María Andújar , que ha pasado de unos resultados económicos negativos en -1,6 millones de euros cuando entró en el cargo, a un beneficio en tres campañas bajo su mandato de 4,2 millones de euros.

Además, el precio medio de la retribución a los socios se ha incrementado en estos tres años en un 24,5%. Todos estos datos se encuentran auditados por la consultora internacional PriceWaterhouseCoopers", dicen fuentes oficiales de la cooperativa.

Además, en los últimos meses la cooperativa ha roto sus vínculos con la asociación de cooperativas andaluzas (Faeca) y con la organización de exportadores Coexphal. Eso sí, sus instalaciones fueron el decorado para la  presentación en sociedad del nuevo presidente del PP andaluz, José Manuel Moreno Bonilla, sucumbiendo al gusto por la relaciones políticas que de vez en cuando se evidencian en las cooperativas almerienses.

CASI terminó la campaña 2012-2013 con unos ingresos próximos a los 200 millones de euros y una comercialización de 230 millones de kilos de tomate; la cooperativa agrupa a más de 2.000 agricultores y espera aumentar la venta de tomates esta campaña hasta superar los 250 millones de kilos.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017