Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Caprabo, escaparate para el pequeño productor

Rocío Antón. Periodista  @rocio_anton

“El compromiso de Caprabo con los productos de proximidad está en el ADN de la compañía”. Así resume una portavoz de la cadena de supermercados la apuesta estratégica de la empresa por contar con productos locales en su oferta; una apuesta en la que ha dado un paso más en el último año con la implementación de un novedoso plan diferenciado por comarcas.

El proyecto, que se ha desarrollado inicialmente en las tiendas de la firma en Cataluña para proseguir después en el resto de su red comercial en España, ha supuesto hasta ahora la incorporación de más de 1.300 nuevas referencias, tras alcanzar acuerdos con 150 pequeños productores y 25 cooperativas agrarias.

Caprabo prevé obtener 20 millones de euros en 2014 por las ventas de estos productos, entre los que se encuentran todas las Denominaciones de Origen y gran parte de las Indicaciones Geográficas Protegidas catalanas y que abarcan desde alimentos frescos (fruta, verdura, carnes y pescados), a envasados como aceites, cavas, chocolates, conservas, galletas, licores o miel.

La peculiaridad de la iniciativa radica en que no todas esas referencias están presentes en cada uno de los supermercados, puesto que algunos de los proveedores tienen una capacidad de producción tan pequeña que sólo pueden surtir a uno o a unos pocos establecimientos de la cadena, ubicados en su propia comarca.

De este modo, cada punto de venta de Caprabo tiene su particular surtido de productos autóctonos y, en un 70% de los casos, la distancia entre el proveedor y la tienda no supera los 30 kilómetros de distancia.

Por ejemplo, los supermercados ubicados en la comarca de La Garrotxa han introducido la carne fresca de la cooperativa de La Vall d’En Bas, mientras que en las comarcas del Tarragonés, Baix Camp y Alt Camp han incorporado los embutidos de Bundó, y las de Baix Ebre y Montsià, la miel de Apícola El Perelló.

Proyecto 'Diferente'

Se trata de un proyecto de apoyo al sector primario “diferente de lo que se ha hecho hasta ahora”. “No estábamos buscando grandes proveedores que nos den servicio a todas las tiendas; estábamos buscando proveedores pequeños, muy cercanos al territorio y que nos den servicio a las tiendas donde son conocidos”, destacó el director general de la compañía, Alberto Ojinaga, durante la presentación de la iniciativa el pasado 19 de mayo en Barcelona.

Caprabo, perteneciente al Grupo Eroski, comenzó hace algo más de un año a desarrollar su proyecto, trabajando de forma individualizada con productores de las 41 comarcas catalanas, desplazándose a la zona y analizando las posibilidades de producción de cada proveedor. No obstante, reconoce que el principio no fue fácil por la “desconfianza” que generan los operadores de la gran distribución en este sector.

“No tengáis miedo”, les dijo Ojinaga a los pequeños proveedores que asistieron a la presentación del proyecto. “Esto entra dentro de la estrategia de Caprabo, que apuesta por la libre elección, la calidad y la sostenibilidad”, frente a la tendencia actual del sector de “sacrificar los surtidos, buscar el precio y ofrecer cada vez menos capacidad de elección”.

En la distribución alimentaria existe también una clara tendencia a incrementar la oferta de productos locales, aunque está especialmente centrada en los productos frescos. Es el caso de Mercadona, que ha dado un giro a su gestión de frescos para “ser más tenderos”, con la venta de frutas y verduras de proximidad, pescado de lonja y carne al corte. Así, la cadena de Juan Roig mantenía, al cierre de 2013, “vínculos estrechos” con más de 5.600 agricultores, 3.600 ganaderos y 8.000 pescadores de 80 lonjas de diferentes puntos de España.

Los supermercados Eroski también han lanzado un plan de renovación de sus tiendas para potenciar la venta de alimentos frescos y de producción local, en tanto que Lidl ha incrementado la presencia de frutas, verduras, carnes y pescados en sus lineales y sigue reforzando su surtido de productos españoles (el 60% de lo que vende en sus 525 tiendas en España es de origen nacional).

Frente al cambio de estrategia de otros operadores del sector, El Corte Inglés tiene en marcha una campaña publicitaria en la que subraya que lleva 40 años vendiendo productos frescos, en gran parte de carácter local.

También Carrefour lleva tiempo potenciando la venta de productos de pequeñas y medianas empresas de cada una de las regiones en las que está presente y tiene incluso una gama de marca propia de productos con Denominación de Origen, elaborados por empresas locales.

El 'radical' compromiso de Caprabo

Desde Caprabo subrayan, en cualquier caso, que “no hay otro competidor” que haya adquirido un compromiso con los productos de proximidad tan “radical” como el suyo, con un plan que se está extendiendo a toda su red y que tendrá continuidad en el tiempo. “No es una campaña puntual”, recalcan las mismas fuentes.

El trabajo desarrollado por la cadena en las comarcas de Cataluña ha culminado con la incorporación de una selección de esos productos locales en los supermercados de Barcelona y su área metropolitana, bajo el lema ‘Caprabo te trae lo mejor de nuestras comarcas’.

En concreto, las tiendas de la capital catalana contarán con unas 130 referencias de unos 80 proveedores, entre las que figuran los aceites Baro de Maials de la Cooperativa del Camp Foment Maialenc, el arroz Avi Trias de Explotacions Trias o los vinos Portell de Vinícola de Sarral.

Un centenar de productores en Navarra y Madrid

Tras implementar este plan por comarcas en Cataluña, donde Caprabo tiene el 75% de su red con 267 establecimientos, la compañía ya está extrapolándolo al resto de su parque de tiendas en España. La cadena tiene presencia en la Comunidad de Madrid (48 supermercados), Navarra (28), Castilla-La Mancha (2) y Aragón (1). Fuera del mercado español, cuenta con tres puntos de venta en Andorra que no están incluidas en este plan de proximidad.

Según han informado fuentes de Caprabo a Qcom.es, en Navarra ya se han alcanzado acuerdos con 72 productores locales, que han permitido la introducción de productos como los espárragos Viuda de Cayo, los quesos Ardiarana o las conservas Anko.

Los supermercados de la firma en Madrid, por su parte, han logrado acuerdos con 13 productores de proximidad hasta el momento y han incorporado a su oferta productos autóctonos como los quesos y las aceitunas de Campo Real o los vinos y aceites Laguna.

Caprabo cerró el primer trimestre de 2014 con el primer crecimiento en ventas de los últimos nueve trimestres. Por primera vez en dos años, la facturación del primer trimestre registró un crecimiento del 0,4%, aunque la compañía prevé cerrar el ejercicio con una cifra de ventas similar a la de 2013 (unos 1.364 millones de euros) debido al mal comportamiento del mercado catalán a superficie constante.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017