Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 20 de julio de 2017

Reportajes

Los productores de pollos en pie de guerra

Sarah Alonso. Periodista. @SarahAlonso23

El sector de carne avícola es relevante para la economía de España, con más de 50.000 empleos, pero también es importante al nivel de alimentación, ya que es una de las carnes más nutritiva, versátil y accesible en tiempo de crisis. El pollo es la segunda carne más consumida, sólo por detrás de la carne de cerdo, y la primera si se considera el consumo en fresco.

España se mantiene, en 2013, como tercer país de la Unión Europea productor de pollo, con una producción que asciende al 11,6% del total producido en la UE, y como cuarto en producción de carne de ave, con un 11,1%. Las exportaciones del sector avícola a otros países de la UE se han incrementado en un 11%, de las cuales un 82% corresponde a la producción de carne de pollo, según datos del Misterio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

El sector avícola de carne es uno de los principales motores económicos de la ganadería española, con un valor de la producción estimado en 2.333 millones de euros, lo que supone un 5,3% de la Producción Final Agraria. En 2013 España produjo 1.369.628 toneladas de carne, lo que supone un ligero descenso del 1,06% con respecto al año anterior. De ese total,  un 82 por ciento (1.123.095 toneladas) corresponden a la producción de carne de pollo.

Los productos avícolas españoles siguen incrementando su presencia en el exterior, como lo han ido haciendo en los últimos años. Los datos del Magrama muestran que las exportaciones a otros países de la UE se han incrementado cerca de un 11% y las exportaciones a terceros países en torno a un 2,19%.

En cambio, el sector mantiene su posición importadora. Las importaciones procedentes de países de la UE, se han incrementado un 1,91%, mientras que las procedentes de terceros países han descendido ligeramente, en torno a un 0,87%.

A pesar de los datos presentados, el sector de la avicultura de carne pasa por un mal momento, ya que los precios de ventas en la gran distribución son demasiado bajos. Una de cada cinco grajas ha echado el cierre desde 2005 hasta hoy, lo que ha afectado también a las industrias transformadoras.  El sector cuenta con cerca de 9.100 granjas que producen 11 millones de pollos a la semana y 1,2 Mt de carne al año y que factura 1.800 M de euros anuales (2.333 M de euros incluyendo las otras aves).

Exigencias del sector avícola

Por ello, los ganaderos, representados por las organizaciones ASAJA, GOAG y UPA, y empresas integradoras, mataderos e industriales, representados por Propollo, han firmado un contrato para luchar en contra de la política de la gran distribución y garantizar el abastecimiento.

Con este contrato, los productores y las empresas quieren denunciar, ante las diferentes Administraciones, a la gran distribución, a la que acusan de usar el producto como reclamo y de vender a pérdidas. Los precios de venta entre los diferentes grupos de la gran distribución, según los datos de la Unión de Pequeños Agricultores, se sitúan de forma mayoritaria en los 2,18 euros por kilo, cuando deberían estar entre 2,45 y 2,76 euros, según los estudios del Ministerio de Agricultura. En las tiendas tradicionales, por su parte, esos precios se sitúan en unos 2,75 euros.

Este sector, que genera más de 50.000 empleos, ha pedido “el apoyo del Ministerio de Agricultura y de las comunidades autónomas para reequilibrar el mercado” durante la presentación del contrato de autorregulación. Han explicado que “este contrato de integración tiene por objeto contribuir a mejorar las rentas de los productores lo cual, unido a la aplicación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria puede lograrse un reparto justo de los beneficios entre los distintos eslabones que la componen”. “El acuerdo no servirá de nada si la carne de pollo sigue siendo banalizada por parte de la distribución”, han advertido.

La responsable de los servicios ganaderos de Asaja, Adoración Llorente, ha explicado que “el contrato va a ser beneficioso para los productores y las empresas”. “Creemos que va a ser un antes y un después”, ha añadido. En el caso de UPA, su secretario de ganadería, Román Santalla, ha valorado el acuerdo, con un contrato que “da seguridad” a las partes y asegura cinco crianzas o camadas cada doce meses.

Además de este contrato, ganaderos de toda España se han reunido para repartir en Madrid 3.000 kilos de pollo gratis para pedir precios justos. Con los 1.500 pollos repartidos, la UPA quiere denunciar públicamente a  las actuaciones del a gran distribución porque a pesar de las denuncias ante el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas y las negociaciones a todos los niveles para impedir estas prácticas, las cadenas comerciales siguen vendiendo el pollo por debajo de lo que cuesta producirlo.

<< volver

Noticias
20/07/2017
Noticias
20/07/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017