Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Frutos exóticos 'made in spain'

Olatz Ruiz

Las grandes ferias del sector de frutas y hortalizas, como la Fruit Logistica de Berlín, suelen tener algunos stands que parecen tener un imán para atraer a clientes y curiosos con sus frutos subtropicales. En estas citas internacionales las empresas productoras y comercializadoras de frutos subtropicales presentes no vienen de los trópicos ni de ecuador, sino que se encuentran radicadas en las provincias de Málaga o Granada, donde están también los cultivos de aguacates o mangos.

La producción de aguacates y chirimoyas ya tuvo su 'boom' en tierras andaluzas en los años 80, aprovechando algunas obras para llevar el agua a zonas costeras. Se aprovechaba así un clima benigno y la posibilidad de abastecer el mercado español y principalmente al europeo, en una temporada complementaria a la americana en algunas producciones.

Costó que los españoles conocieran el aguacate y sus formas de consumo, el mango, pero ahora cuentan con la confianza del consumidor de una producción de origen comunitario, con los controles pertinentes, una cualidad que con el tiempo se aprecia más.

Tan sólo con aguacate, la Asociación Mundial de Productores y la Asociación de Exportadores AECA calculaba que la campaña pasada se registraron 40.000 toneladas de producción con una facturación de 100 millones de euros. Más del 70 por 100 de este montante se produce y se factura en la provincia de Málaga.

Ahora el mango es la nueva apuesta en el mercado, aunque el aguacate es el producto imprescindible. La chirimoya sigue siendo fruto de consumo interno pues a los europeos les molestan sus pepitas y España representa el 80% de la producción mundial.

El mercado comunitario de frutas tropicales es abastecido en gran medida desde España, más concretamente desde la localidad malagueña de Vélez-Málaga donde están radicadas las dos empresas de fruta tropical que causan sensación en las grandes ferias del sector. La cooperativa Trops y la empresa de José Luis Montosa, Frutas Montosa. Ambas compiten por atraer clientela internacional porque su mayor negocio está en la exportación.

El guacamole de Mercadona

Frutas Montosa se especializó desde el principio en la comercialización de aguacates frente a la diversificación de otras empresas. No siguieron la vía habitual de apostar por varios frutos para amortizar las instalaciones. Eso sí, comenzaron exportando hasta el 90% de la producción y luego entraron en el mercado nacional, rebajando algo ese porcentaje.

Ahora una de sus apuestas más exitosas es la comercialización de tarrinas de guacamole, la elaboración de origen mexicano y triunfo mundial a partir del aguacate, que vende a través de Mercadona.

Eso sin olvidar que Frutas Montosa tiene presencia en casi todos los países europeos, llegando también a África del Sur, Singapur y Hong Kong. De este modo consigue facturar unos 50 millones de euros anuales y tiene 200 trabajadores en plantilla.

Su gerente, Javier Fernández, resalta que una de las claves del éxito está en el aprovechamiento de la contrastación de los frutos subtropicales en España. El aguacate se empieza a recolectar a partir de septiembre en algunas de sus variedades y termina en mayo-junio. Para no tener desabastecido el mercado se importa fruto durante el verano principalmente de Perú y Chile, donde mantienen acuerdos con empresas y agricultores de la zona.

Las inversiones más importante de Montosa en los últimos tiempos han sido en el equipo de procesado del guacamole, que envasado en tarrinas puede conservarse hasta 25 días sin necesidad de colorantes ni conservantes, gracias a un proceso que, aplicando una presión de 6.000 milibares durante 180 segundos, elimina la flora microbiana. En la actualidad vende aproximadamente un millón de kilos anuales de guacamole.

El guacamole de Montosa además de venderse en Mercadona, está consiguiendo abrirse mercado en Sudáfrica, Alemania y Francia. Ni hay ni que decir que las degustaciones de guacamole son uno de los grandes reclamos al público cuando Montosa despliega sus stands en cualquier feria internacional.

Trops. 1.800 socios agricultores

En las citas internacionales habrá que visitar los pabellones de países americanos para encontrar el gran referente asociativo de frutas subtropicales españolas: Trops.

Trops, es un referente en la producción y comercialización de mango y aguacate fundamentalmente, cuenta con 1.800 socios agricultores y tiene su sede también la localidad de Vélez-Málaga, aunque desde hace unos meses cuenta con importantes instalaciones en la localidad granadina de Jete. En la actualidad, encabeza el mercado nacional de mango con el 60% de la producción y del aguacate, con el 30%.

En la próxima campaña de frutales, que comenzará en octubre, Trops espera comercializar una producción en torno a veinticuatro millones de kilos de aguacate y mango, además de otros frutos como chirimoyas o litchis. Trops apuesta claramente por el desarrollo de su modelo de empresa ofreciendo la mayor rentabilidad al agricultor con cotizaciones al alza por sus productos, un 20% de precio al agricultor promedio superiores al resto de empresas, según afirman desde la SAT.

"Vendemos a una veintena de países, principalmente de la unión Europea, aunque también en otros mercados asiáticos y africanos. Somos líderes en un mercado como el francés, que es muy marquista, con su principal destino en las fruterías que cuidan mucho el producto para sus clientes. También tenemos una fuerte presencia en el Reino Unido y Suiza  donde predominan la venta en supermercados con gran exigencia de calidad, así como en Alemanía y países Escandinavos.  Según los mercados nos presentamos con marcas diferentes, distinguiendo las calidades", explica Enrique Colilles, director gerente de Trops.

Colilles explica el porqué de ubicarse tradicionalmente en el área expositora donde se instalan países comoPerú, Brasil o Colombia. "Creemos que debemos estar localizados en la zona donde la gente va buscando los productos tropicales porque allí están los clientes, pero explicamos que estos frutos se cultivan en España si alguien no lo sabe. Al fin y al cabo vendemos eso, fruta en mejores condiciones de consumo que las procedentes de cualquier otro sitio del mundo, ya que somos una Organización de Agricultores y la producimos aquí, por lo que la recolectamos en el momento óptimo de consumo y en menos de 48 horas ya está en el punto de venta de cualquier mercado europeo en contraposición a la que llega desde América que tarda en llegar tres semanas en barco, y por lo tanto el punto de recolección no es el mejor para el consumidor”, añade el director gerente.

Este esfuerzo se traduce en que el aguacate español se paga entre un 20 o un 30% más caro. Eso para una producción de 14 millones de kilos de aguacate y unos 8,5 millones de mango. Y plantaciones que van más allá de la costa andaluza pues han llegado hasta el Algarve portugués, una zona de clima similar.

Los doce meses del año

El objetivo de las firmas productoras españolas es conseguir abastecer de los princiales frutos los doce meses del año a sus clientes y superar el problema de la estacionalidad produciendo para ambos hemisferios. Mientras tanto se topan con los problemas de entrada en Estados Unidos, a los que se une la reciente exportación aese país de casi medio millón de toneladas procedentes de México, su vecino.

Para la próxima temporada se espera un aumento de la producción de mango, un fruto subtropical cuyo consumo se ha asentado definitivamente en España y en Europa. Aunque la última campaña tuvo una producción algo más corta, por problemas meteorológicos, todo apunta a una recuperación definitiva ya que se está plantando mucho suelo de subtropicales entre Rincón de la Victoria y Vélez-Málaga, adelantándose los propietarios al Plan Guaro, el proyecto de modernización de regadíos.

En la localidad granadina de Almuñécar, en el meollo de lo que se denomina Costa Tropical precisamente a consecuencia del negocio y proliferación de estas frutas, también lleva dos años en marcha Agroindustrias Tropicales, un consorcio tecnológico para el aprovechamiento de los subproductos de los frutos subtropicales, con especial atención al hueso de la chirimoya, rico en acetogenina, un componente anticancerígeno.

Esta iniciativa empresarial, constituida por nueve firmas de la zonas, está dirigida a la comercialización de productos de IV y V gama elaborados con frutos subtropicales como (fruta cortada, mermeladas, mousse y sorbetes), la última tendencia a demanda de los consumidores.

Esta parece ser una nueva vía para la comercialización de estos frutos una vez que el consumidor ya los ha incorporado a su dieta y son utilizados con frecuencia tanto en recetas de alta cocina como en la elaboración de menús más o menos caseros.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017