Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Un año decisivo para Eroski

Rocio Anton. @rocio_anton

Desde que en el ejercicio 2008, Eroski entrara en pérdidas por primera vez en su historia, no ha logrado remontarlas, por la dificultad de digerir el endeudamiento derivado de las fuertes inversiones acometidas en los años previos a la crisis –sobre todo la compra de los supermercados Caprabo- y por el efecto de la debilidad del consumo en su facturación.

Sin embargo, el reciente pacto alcanzado con la banca acreedora para refinanciar 2.600 millones de euros de deuda y los primeros resultados de algunas medidas incluidas en su Plan Estratégico 2013-2016, permiten al grupo vasco encarar este año como un ejercicio de transición, que le llevará a afrontar “con garantías” los retos futuros, a los que se enfrentará una compañía “más rentable”, según asegura su presidente, Agustín Markaide.

Las cuentas de su primer semestre fiscal (entre el 1 de febrero y el 31 de julio) ya reflejan ciertas mejoras: la firma de distribución registró unas pérdidas atribuidas de 35 millones de euros, lo que supone una disminución del 32% respecto a los números rojosdel mismo periodo del ejercicio anterior, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de negocios del grupo descendió un 3%, hasta 2.798 millones de euros, en un contexto en el que el mercado de alimentación a superficie constante tiene un comportamiento desfavorable. No obstante, esta caída de ingresos es inferior a las registradas en el primer semestre de 2013 (-7,3%) y al cierre del pasado ejercicio (-5,6%) y habrá que ver si se consolida la tendencia de mejora en la segunda mitad del año fiscal con las medidas puestas en marcha por la compañía.

Para Eroski, este resultado muestrala apuesta por la competitividad de sus precios “a pesar de la agresividad del mercado”, junto a un esfuerzo por la contención de gastos, con descensos en las partidas de personal, arrendamientos y suministros.

Recorta 1.000 empleos en seis meses

La reducción de gastos de personal (-5,8%) se refleja en una nuevabajada de 1.007 empleos en su plantilla media, que pasa de 37.669 trabajadores en enero a 36.662 en el mes de julio, muy lejos, además, de los 52.705 puestos de trabajo que contaba al cierre del ejercicio 2008 (antes de iniciar la venta de hipermercados y el cierre de tiendas no rentables).

El ajuste de los gastos, que compensa la reducción de la cifra de ventas, permitetambién al grupo cooperativo mantener el ritmo de generación de Ebitda (resultado bruto de explotación), que se sitúa en 103,7 millones de euros, “fruto de un mayor dinamismo de las líneas de negocio”, entre otros factores.

Eroski destaca la mejora de su cuota de mercado a superficie constante en todas sus zonas prioritarias, entre las que figura el País Vasco. De cara al segundo semestre del ejercicio, tendrá que hacer frente al desembarco de Mercadona en esta región, donde la cadena de Juan Roig comienza su expansión el 8 de octubre.

Primeros frutos del modelo ‘Contigo’

En cualquier caso, ya ha adoptado medidas para fortalecer sus negocios, en el marco de su Plan Estratégico hasta 2016. Según la empresa pilotada por Agustín Markaide, el nuevo modelo comercial denominado ‘Eroski Contigo’, centrado en los productos frescos y locales, muestra un crecimiento de las ventas del 9% en los supermercados y del 6% en los hipermercados. Hasta el momento, se han transformado al nuevo formato 40 tiendas, con una inversión de 17 millones de euros.

El grupo, que afirma haber aplicado una bajada general de precios de alrededor del 2,5%, tiene previsto también lanzar una nueva tarjeta de fidelización, con la que “el ahorro transferido a las familias alcanzará los 100 millones de euros anuales”.

Se trata de los primeros frutos de algunas de las medidas del nuevo plan estratégico, que apuesta sobre todo por los supermercados, un formato que ya concentra el 60% de sus ventas.

El plan recoge además la intención de retomar la venta de activos inmobiliarios –ralentizada tras el parón del sector en 2011—y de avanzar en el saneamiento de su red comercial, con desinversiones en activos no estratégicos. No obstante, Eroski también tiene previsto abrir más de 300 nuevos establecimientos en tres años, con una clara apuesta por el régimen de franquicia.

La formalización de la refinanciación, antes del 17 de noviembre

El hecho más relevante del primer semestre ha sido el acuerdo alcanzado por la compañía el 31 de julio con la banca acreedora para refinanciar una deuda de unos 2.600 millones de euros hasta 2019, un hito que “despeja su horizonte financiero”.

Según los datos remitidos a la CNMV, de momento se han cerrado los principales términos y condiciones del acuerdo que se formalizará en los próximos meses,de manera que todos los acreedores financieros han acordado dejar en suspenso los compromisos vigentes hasta el cierre total del proceso, que se prevé que finalice antes del próximo 17 de noviembre.

Al cierre del primer semestre, las deudas con entidades de crédito sumaban 2.392 millones de euros, de los que 1.745,7 millones están clasificados como deuda no corriente y 646,4 millones como corriente.

El grupo de distribución cuenta actualmente con una red de 2.069 establecimientos compuesta por hipermercados y supermercados bajo las marcas Eroski, Familia y Caprabo, además de gasolineras, oficinas de viajes, ópticas, tiendas de deporte y perfumerías.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017