Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 20 de julio de 2017

Reportajes

¿Se puede compaginar el rendimiento deportivo con hábitos de vida saludables?

Redacción Qcom.es

Los deportistas profesionales pueden llevar un estilo de vida normalizado que no afecte a su rendimiento. Así queda demostrado en el estudio “Comparación de los hábitos de consumo de bebidas con contenido alcohólico de deportistas españoles frente a población control”, dirigido por Juan Antonio Corbalán, ex jugador de baloncesto profesional y Especialista en Fisiología del Ejercicio de Instituto de Rehabilitación Funcional y Ciencias aplicadas al Deporte de La Salle, y realizado conjuntamente con los doctores Javier Marco y Cristina Fernández, del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Este estudio relaciona por primera vez los hábitos de consumo e ingesta de líquidos distintos al agua, entre deportistas profesionales, aficionados y una muestra homogénea de personas que no realizan actividad física apreciable. La investigación del Dr. Corbalán ha determinado a través de diferentes encuestas que, la relación existente entre la práctica deportiva, en sus diferentes grados, con los hábitos de vida saludables y, en este caso, con la ingesta de bebidas fermentadas de bajo contenido alcohólico, es posible. De hecho, entre sus conclusiones, queda de manifiesto que dentro de un estilo de vida saludable, la ingesta moderada de bebidas de bajo contenido alcohólico, como la cerveza, podría ser compatible con la actividad deportiva sin afectar a su rendimiento.

El trabajo cuenta con una muestra total de 336 participantes, de los cuales 88 son atletas profesionales, 121 deportistas aficionados y 127 no deportistas. Sin embargo, a pesar de las diferencias de actividad deportiva entre los tres grupos estudiados, según los resultados, la cerveza es la bebida con contenido alcohólico consumida de forma moderada por todos los participantes después de la realización del ejercicio físico.

El alto contenido en agua y el equilibrio de sus componentes (hidratos de carbono, bajo contenido en sodio y ausencia de grasas) hacen de la cerveza una bebida incluible en la dieta habitual de los deportistas. Además, tiene un aporte calórico muy bajo, (una caña de 100ml. contiene 45 calorías) y esto es debido también a que se trata de la bebida alcohólica de menor graduación, en torno a 4º-6º.

Así, el Dr. Corbalán recalca en su investigación que los hábitos de normalización en el deporte profesional son posibles y necesarios, haciendo hincapié la importancia de compaginar el rendimiento deportivo con hábitos de vida saludables.

<< volver

Noticias
20/07/2017
Noticias
20/07/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017