Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

El Programa de Agricultura Sostenible de Knorr

Redacción Qcom.es

Knorr, marca referente en el segmento de sopas, cremas y caldos, trabaja con sus proveedores para asegurar las mejores prácticas agrícolas en el cultivo de los ingredientes utilizados en la elaboración de sus productos.

La visión de Unilever es doblar el tamaño del negocio pero no a cualquier precio. Su compromiso es cuidar el planeta, y es por ello quieren crecer pero al mismo tiempo reducir el impacto medioambiental e incrementar de manera positiva el impacto social que su actividad tiene.

Unilever, bajo la marca Knorr, ha decidido colaborar con Agraz, empresa dedicada a la agricultura en Badajoz, con el objetivo de trabajar conjuntamente para el desarrollo de agricultura sostenible. Gracias al código de agricultura sostenible Knorr, han trabajado durante estos últimos años con este proveedor local, que le ha permitido desarrollarse y ser competitivo a nivel internacional. A través de la implementación de este programa, cerca de 230 agricultores extremeños han recibido formación sobre técnicas de cultivo sostenible que les permiten conseguir un producto de excelente calidad, además de ser respetuoso con el medio ambiente.

El Programa de Agricultura Sostenible de Knorr combina innovaciones tecnológicas de última hora con la reimplantación de elementos tradicionales del campo que, con el paso del tiempo, han ido perdiéndose. El Programa gira en torno a la forma del riego para asegurar un consumo responsable de agua, el uso de pesticidas y fertilizantes, así como garantizar la biodiversidad de la zona. El objetivo hacia el que avanzamos pasa por lograr una producción más rentable y de menor impacto medioambiental. Este proyecto ha permitido desarrollar la tecnología necesaria para convertir estas plantaciones de tomates de Badajoz en cultivos 100% sostenibles, respetuosos con el medio ambiente. Entre las muchas prácticas sostenibles que se han llevado a cabo, se encuentra la instalación de sensores que garantizan el uso de la cantidad exacta y necesaria de agua, permitiendo el ahorro de un 20% en el consumo, lo que equivale a 1,5 millones de litros por hectárea al año.  

La agricultura sostenible que potencia Knorr, a través de Agraz, con los cultivos de tomates se basa en cuatro puntos. Primeramente, reducir el consumo de agua en los cultivos; para ello se han instalado sondas que controlan la humedad en los campos con el fin de que cada planta reciba la cantidad exacta de agua necesaria. En segundo lugar, realizan un control integrado de plagas para minimizar el uso de pesticidas. Adicionalmente, se elabora un plan de biodiversidad con el objeto de crear barreras naturales para la protección del entorno; y por último, se busca minimizar el uso de fertilizantes a través de la realización del análisis de tierra y el seguimiento de los niveles de abono a nivel de la planta de tomate.

Para Knorr, la sostenibilidad es ya una realidad, que les permite obtener los mejores ingredientes para los productos de la marca, optimizando los recursos necesarios para ello  y minimizando el impacto ambiental. De este modo, este mismo año un 80% de las verduras y hortalizas utilizadas en los productos Knorr provendrán de fuentes sostenibles. Un ejemplo es el tomate, y, junto con Agraz, donde se producen todos los tomates que utiliza Unilever de manera sostenible para producir sus salsas, cremas de verduras y sopas, entre otros. Los tomates sostenibles tienen mejor sabor que un tomate convencional y esto les permite, según Unilever, ofrecer productos de más calidad a nuestros consumidores.

Con la finalidad de informar a los consumidores que las prácticas utilizadas por los proveedores de Unilever son sostenibles, están incluyendo en sus productos un nuevo sello de “Agricultura Sostenible” que indica que tienen implementado procesos que garantizan  la procedencia sostenible de verduras y hortalizas.

Sobre Agraz

Esta empresa española de tradición familiar se especializa en la producción de tomates para uso industrial, es decir, no los que encontraría en una clásica ensalada sino los que se utilizan para elaborar, por ejemplo, una crema de verduras mediterráneas. Para que el tomate sostenible pase de ser un fruto fresco del campo a convertirse en tomate en polvo (forma en la que se utilizará en la elaboración de una sopa), o en tomate en pasta o en forma de dados (para fabricación de salsas) se requiere una fuerte inversión en tecnología y formación a los agricultores.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017