Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Dos Denominaciones de Origen y un solo nombre: EMINA

Redacción Qcom.es

En 1988, tras su paso por otros sectores, el bodeguero volvió a Valbuena de Duero, donde en 1995 nació Emina, situada en San Bernardo, dentro de la llamada “Milla de Oro” de la Ribera de Duero, en el triángulo formado por Valbuena de Duero, Pesquera de Duero y Peñafiel.

Con la premisa basada en la constante apuesta por la calidad, Emina se convierte poco a poco en otra de las bodegas clave de la Milla de Oro de la Ribera. Los últimos años de la década de los 90 sirvieron para cimentar el crecimiento de Emina en el concepto de vinos de excelencia, distinción y elegancia.

La construcción diez años después, en el año 2005, de la Bodega Emina en San Bernardo supone un salto cualitativo y cuantitativo indudable en la esencia de la empresa.

También en la provincia de Valladolid, en la localidad de Medina del Campo, se encuentra Emina Rueda, ubicada dentro de la zona con mayor y mejor potencial para la elaboración de vinos blancos de toda España, la Denominación de Origen Rueda. Una bodega construida en el año 2007 en la que se ponen de manifiesto la apuesta por la I+D+i y los vinos blancos de calidad.

En el mismo recinto que la Bodega Emina Rueda se encuentra la Almazara Oliduero, de reciente construcción y con una capacidad de producción anual de 450.000 kilos de aceituna para elaborar en torno a 74.000 litros anuales de aceite de oliva virgen extra en sus instalaciones, entre lo que produzca Oliduero y lo que elabore para oleicultores externos.

La almazara ya está preparada también para recibir a los visitantes que quieran adentrarse en el mundo oleícola convirtiéndose en un referente turístico más de la zona.

Ambas bodegas, Emina Ribera del Duero y Emina Rueda, están equipadas con la última tecnología que, junto con la mano y el esmero de un equipo enológico de máxima profesionalidad, permite elaborar vinos especiales, ya sean blancos, tintos o espumosos.

Emina posee más de 300 hectáreas de viñedos ubicadas en algunas de las mejores zonas de Rueda y Ribera del Duero para la elaboración de vinos de alta gama y tiene un amplio abanico de vinos blancos, rosados y tintos y su apuesta por los vinos de calidad surge desde el propio viñedo.

Además de excelentes vinos, Emina elabora vinos sin alcohol, destilados y aguardientes, aceite de oliva virgen extra y cosméticos de alta gama a base de polifenoles de uva.

Experiencias Enoturísticas

Además de elaborar grandes vinos, EMINA se acerca al amante del vino reinventando el concepto de Enoturismo y desarrolla el MUSEO DEL VINO EMINA en un edificio de arquitectura funcional con la última tecnología con un entorno único de singular belleza.

El visitante puede ver las distintas partes de la bodega (sala de barricas, sala de depósitos, etiquetadora y embotelladora, botellero…) mientras conoce la historia y tradición del vino, de nuestras bodegas, el proceso de elaboración de vinos, espumosos y aguardientes, los diferentes tipos de plantación y los distintos terruños según la zona.

Además, junto a la Bodega se encuentra el Restaurante La Espadaña de San Bernardo y en Valbuena de Duero el Hotel Rural Emina, lugares que completan la amplia oferta de espacios en los que disfrutar del enoturismo.

Emina se ha convertido en uno de los canalizadores de esta tendencia en Castilla y León y numerosos visitantes recorren sus diversas instalaciones disfrutando de diversas experiencias y actividades relacionadas con el mundo del vino: visitas guiadas, cursos de cata, cosmeticatas, almuerzos maridados o eventos.

Apuesta por la I+D+i

La bodega EMINA es el exponente del Grupo Matarromera en innovación y sostenibilidad. Y la bodega española con mayor inversión sostenida en su apuesta por la I+D+i en sostenibilidad, salud y nuevas categorías de productos, siendo la empresa del sector más comprometida y reconocida en su esfuerzo. Su programa de eficiencia energética y respeto medioambiental fue galardonado en 2012 por el Premio Europeo de Medio Ambiente, sección española, otorgado por la Fundación Entorno y entregado por los Príncipes de Asturias.

Las constantes investigaciones llevadas a cabo, su continua preocupación por la materia prima de calidad y su apuesta por la innovación llevan a EMINA a una mejora constante tanto del cuidado del viñedo como de los procesos de elaboración y productivos con los que consigue superar día a día la calidad y excelencia de sus vinos.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017