Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

miércoles 28 de junio de 2017

Reportajes

Kumato, el tomate que no deja indiferente

Ana Villarino. Periodista

En los últimos tiempos, el mundo del tomate se ha visto revolucionado. La introducción en el mercado del ya conocido por todos como Kumato®, ha supuesto la irrupción de una nueva categoría comercial, la de tomate negro, que crece cada año y que tiene ya el reconocimiento de los consumidores.

Mucho ha llovido desde aquellos años 70 en los que Luis Ortega acompañaba a su padre a los campos de cultivo de la familia en Adra, un pueblecito costero en Almería.Su inquietud le llevó a darse cuenta de que los tomates de los extremos de los cultivos, sobre los cuales recaía más estrés hídrico, tenían una apariencia distinta; un color más oscuro de lo habitual pasando de marrón intenso a verde dorado durante su proceso de maduración.

Kumato® es diferente

Aquel descubrimiento puso a los agricultores sobre la pista y  a día de hoy, Kumato® es propiedad de la empresa  Syngenta, que lo comercializa en la Unión Europea. Los tomates Kumato tienen características organolépticas más homogéneas porque deben cumplir estándares de calidad antes de salir al mercado. Sin duda deliciosos, son más bien pequeños, entre 80 y 120 gramos la unidad. Se encuentran por lo general en supermercados o grandes tiendas y se distinguen por la etiqueta de marca Kumato®. Los tomates Kumato® no son  los más baratos del mercado, pero valen su precio por la garantía de sabor, olor, dulzura y textura a la altura de los paladares más exigentes.

El sabor, mucho más intenso y dulce pero con un toque de acidez. Esta intensidad gustativa es debida a la recolección de los mismos en el punto exacto de madurez para el consumo directo, en el cual además, los ácidos orgánicos presentan sus niveles máximos.

La dulzura se achaca a su nivel de “grado brix” (es decir, contenido de fructosa) naturalmente más elevado que en los tomates tradicionales.

La calidad de Kumato® comienza en los procesos productivos. Los agricultores cuidan minuciosamente todo el proceso de crecimiento y maduración haciendo uso de técnicas tradicionales y procesos naturales. Estos aparte son respetuosos con el medioambiente garantizando la consecución sistemática de estándares de calidad.

Los tomates Kumato® se cultivan en plantaciones de España, Francia, Bélgica, Suiza, Grecia, Turquía y Canadá. Las distintas latitudes y condiciones climáticas de estos emplazamientos permiten a los consumidores disfrutar de Kumato® en cualquier momento del año. En España se cultiva principalmente en las regiones de Murcia y del sur de Andalucía.

Es importante destacar, que Kumato® se comercializa dentro de la Categoría I, en la cual es requerido que los tomates sean firmes, de buena calidad y homogéneos en madurez y coloración así como su tamaño por envase, estando exentos en esta categoría las piezas blandas, deformes o con grietas.

Y es que cada vez son más los consumidores que valoran y requieren en sus puntos de venta habituales este producto, y no es de extrañar ya que además de la producción, Kumato® cuida la comercialización y distribución, seleccionando solo los frutos de mejor calidad.

Desde hace diez años el Kumato® y desde hace algo menos, pero no con menos intensidad, “Mini Kumato®” se han convertido en uno de los reclamos principales para los consumidores de tomate, no solo en el canal alimentación, si no con gran presencia en la restauración donde reconocidos cocineros, como Joaquín Felipe o Ramón Freixa han utilizado este producto en sus creaciones.

Kumato® va a dar mucho que hablar más allá de innegable la calidad de su producto. Su última aventura es en las redes sociales, bajo la etiqueta #kumatolovers a tan solo un mes de su lanzamiento ya contaba con 5000 seguidores.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

26/06/2017